23 de agosto de 2020

Tomate relleno de burrata

 Desde que descubrí esta receta, me tiene obsesionada.

Bien es cierto que yo soy una amante de los tomates, y que si no es así para tí, esta receta no está hecha a tu medida. 

Mi padre tiene unas cuantas tomateras, y ya sólo salir a recogerlos y notar el aroma de sus frutos maduros para mi es ya todo un placer, así que imaginaros cuando los pruebo. Eso sí que son tomates y lo demás tonterías.


Aunque en ésta ocasión he probado (¡al fin!) la variedad del tomate rosa de Barbastro, y no me ha podido gustar más. Jugaremos con el interior del tomate y lo rellenaremos de burrata, un queso fresco de leche de vaca de pasta hilada, creado de misma manera que la mozzarella, estirando la cuajada sobre si misma en repetidas ocasiones, de manera que adquiera una consistencia suave pero firme en su exterior y muy cremosa en su interior debido a su poca maduración, además de su color blanco brillante. Una verdadera exquisitez.


Gracias Nuria del blog Thermonuria por descubrirme esta receta que te he robado para el #AsaltablogsImPrevisible, te aseguro que se va a quedar en mi cocina para siempre.


¡Espero que os guste!







(2 pax)
INGREDIENTES:
  • 1 Tomate rosa grande
  • 1 Burrata
  • C/s de semillas variadas: Amapola, sésamo blanco y negro, pipas de calabaza y de girasol
  • 1 Cdita de mostaza
  • 1 Cdita de miel
  • 10 ml de vinagre de manzana
  • 30 ml de AOVE
  • Sal
  • Especias y hierbas aromáticas: C/s de pimienta negra, 1 cdita de orégano seco



PREPARACIÓN:

Limpiamos el tomate bajo el chorro de agua fría del grifo.

Abrimos el tomate horizontalmente, para hacer de nuestro tomate una cazuelita. Reservamos la parte superior que nos servirá de tapa para decorar el plato.

Vaciamos el interior del tomate con un sacabolas y disponemos en el robot de cocina.

Salpimentamos.

Echamos el vinagre.

Y el AOVE junto con el orégano seco.

Trituramos todo a velocidad media.

Agregamos las semillas tostadas.

Introducimos la burrata dentro del queso, con cuidado de no romperla y la parte del nudo hacia arriba.

Con un cuchillo retiramos la corteza del nudo.
Disponemos nuestro tomate en un plato de presentación junto con la tapa que habíamos reservado.

Tapamos y llevamos de inmediato a la mesa.

Así de cremosa se ve la burrata en su interior.

A la hora de servirlo, vertemos sobre la burrata el jugo del tomate emulsionado que teníamos en el robot de cocina.

Éste es el resultado final de nuestro tomate relleno de burrata.

Con ayuda de un cuchillo y tenedor, comenzamos a abrirlo.

La burrata comenzará a caer lentamente.

¡Qué aproveche!




Una ensalada perfecta en un tomate, resaltando todo su sabor. Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

2 comentarios:

  1. Ohhh nena con tomates de verdad tiene que estar de muerte!!!! Muchas Gracias por el asalto. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso hace mucho desde luego, pero esta receta está buena de todas las maneras, tan fresquita... mmmmm Gracias a ti!!! Un besazo

      Eliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo