26 de julio de 2016

Ñoquis con salsa de acelgas

Ni sé la de tiempo que hace que preparé ésta receta.
Desde entonces, lleva en borradores a la espera de encontrar el momento perfecto para enseñárosla.
Y como en León no hay quien pare de calor, que llegamos cada a tarde a los 40ºC, y no estamos acostumbrados a ésto... ultimamente me meto en la cocina para hacer recetas simples, que no tengan gran complicación y se hagan en un plis plas.
Así que por fin ha llegado el momento.
Los ñoquis o gnocchis de patata son una base genial para hacer un plato nutritivo, tal y como éste. 
Con una salsa de mezcla de quesos y acelgas (Aunque también se podría hacer con espinacas) que queda súper cremosa y sabrosa gracias a las especias añadidas.
Desde que la probamos la he hecho unas cuantas veces, queda fenomenal.

¡Espero que os guste!






(2 pax)
INGREDIENTES:
  • 500 g de ñoquis de patata
  • 100 g de acelgas precocidas
  • 150 g de queso mascarpone
  • 50 g de queso rallado
  • C/s pimienta molida
  • C/s nuez moscada
  • Ajo en polvo al gusto
  • AOVE
  • Salsa picante
  • Zumo de 1/2 limón
  • Sal
  • C/s de queso curado




PREPARACIÓN:

En una sartén con un poco de AOVE al fuego, disponemos las acelgas.
Como véis las mías son de compra, y vienen precocidas y congeladas, listas para su uso.

Una vez que tengamos las acelgas a temperatura, añadimos el ajo en polvo, la nuez moscada, el queso rallado y el queso mascarpone.

Mezclamos bien con la cuchara hasta que los quesos se hayan fundido y en conjunto se forme una salsa homogénea.

Agregamos un chorrito de AOVE, la salsa picante al gusto (En mi caso unas 6 gotas de salsa tabasco) y el zumo de limón.
Salamos al gusto.

Ponemos una olla con abundante agua al fuego.

Una vez que rompa a hervir, agregamos los ñoquis, que irán al fondo.

Cuando vayan saliendo a la superficie, significará que están hechos.

Escurriéndolos, los pasamos a la sartén con la salsa.

Merzclamos bien para que ésta impregne los ñoquis.

Servimos en un plato.

Por último, si queremos, agregamos unas lascas de queso curado por encima.
Con el calor que desprenderán los ñoquis y la salsa se fundirá.
Éste es el resultado final de nuestros ñoquis.

¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

22 de julio de 2016

Tacos tex-mex

Llevaba mucho tiempo queriendo hacer unos tacos en casa.
Unos meses atrás fuimos a cenar con mis primos y unos amigos al Mongogo, un bar de León con temática entre mexicana y terrorífica... Allí probamos los nachos, las pesadillas (quesadillas), el riquísimo guacamole y sus tacos. 
Nos encantó.
Y desde entonces llevo queriendo hacer una cena de este tipo en casa.
Y con la verdura que he elegido éste mes lo he tenido fácil, ya que no me apetecía publicar la típica ensalada al fin me decidí.
Por supuesto diré que mis tacos están españolizados, no hay más que verlos. Pero yo no soy de frijoles y no me atrevía a metérselos... Aunque he de decir que nos han gustado muchísimo, el sabor ha sido muy semejante a los que probamos aquel día, y a pesar de que ya los hice bien alegres, la salsa picante no faltó en la mesa a la hora de la cena jaja. 

¡Espero que os guste!


Ésta es mi aportación al reto: 

En el reto Color y sabor de temporada Pilar Monge es la encargada de seleccionar una fruta y una verdura de temporada, que es la qué está en su época de recolección y es su mejor época de consumo ya que se aprovechan al 100% sus cualidades organolépticas. Además es cuando más fáciles son de encontrar los productos, y salen más económicos.
Entonces, todos los participantes elegimos entre una de ellas, y hacemos una nueva receta dulce o salada.
Éste mes se nos dió a elegir:
- Fruta: Arándanos
- Verdura: Maíz

Soy una fan total de la maíz dulce, tanto en ensaladas, como en pizzas... Pero a mi novio no le va mucho así que muy de cuando en cuando puedo incluirla en alguna preparación de mi cocina, así que con la excusa, me he lanzado por éstos tacos tex-mex con maíz.





(2 pax)
INGREDIENTES:
  • 1/2 Cebolla
  • 1/4 Pimiento rojo
  • 1/4 Pimiento verde
  • 400 g de carne picada mixta
  • 150 g de maíz dulce
  • C/s Orégano
  • 20 ml de salsa barbacoa
  • 1 Cda de queso crema
  • 4 Tortillas de trigo
  • Queso rallado
  • Salsa picante
  • Ajo en polvo
  • Sal
  • Pimienta




PREPARACIÓN:

En una sartén con un chorro de aceite de oliva, disponemos la cebolla cortada en juliana fina.

Agregamos también los pimientos cortados en juliana.
Salteamos durante 5 minutos, hasta que las verduras estén doradas.

En una sartén aparte, con un poco de aceite rehogamos la carne mientras con ayuda de dos paletas la vamos desmigando para que no nos queden trozos demasiado grandes.

Una vez que la carne esté hecha, salpimentamos y agregamos el orégano.

Agregamos la salsa barbacoa.
  Y salsa picante al gusto.
Ya que la cocina mexicana es muy picante y en casa nos gustan las comidas con chispa, agregamos unas cuantas gotas.

Añadimos el queso crema y  dejamos que cocine hasta que se funda.

Agregamos entonces, las verduras que estaban dorándose en la otra sartén.

Agregamos la maíz.

Mezclamos y rectificamos de sal si fuera necesario.

Sacamos las tortillas de trigo del envase y calentamos en el microondas durante 20 segundos cada una, o si lo preferís, en una sartén hasta que se doren los lados un poco más.
Rellenamos con la farsa de verduras y carne que hemos hecho, y por último rallamos un poco de queso sobre cada una de ellas.

Las vamos poniendo unas al lado de otras en una bandeja, hasta que acabemos el relleno.
Éste es el resultado final de nuestros tacos tex-mex.

Listas para comer.
En nuestro caso, con un poco más de salsa picante jiji
¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

20 de julio de 2016

Focaccia de cherrys

La focaccia, en italiano hogaza, es una especie de pan plano con hundimientos hechos con las manos a la hora de amasar que se cubre con hierbas aromáticas y otros productos alimenticios.
Se trata de un plato tradicional de la cocina italiana muy relacionada con la popular pizza, ya que la masa es muy similar a la de ésta.
Las focaccias fuera del territorio italiano, se emplea como un sandwich, es decir, como una comida a modo de tentempié o aperitivo, o como acompañamiento de una comida, como si fuera un pan común.
Cuando hace unos meses estuve en uno de los cursos que ofreció en mi ciudad la Escuela Internacional de Cocina de Valladolid, dimos entre muchas otras cosas, masas.
Y una de ellas fué ésta. Ya había hecho alguna que otra vez focaccias, pero la masa de ésta me llamo la atención nada más sacarla del horno, lo alta y esponjosa que quedó.
En mi caso me he decantado por unos tomates cherry, que ahora es cuando más sabor tienen, y nos solucionaron la cena.

¡Espero que os guste!


Éste pan casero es una aportación extra de verano del reto:

Como ya os comentaba en la anterior participación al Desafío en la Cocina (Zeppole di san giuseppe) en éstos dos meses de verano, el reto se va de vacaciones.
Pero pensando en que somos muchas las que no descansamos bloguerilmente hablando, las bosses, como cada año nos dan la oportunidad de participar haciendo retos extra con los que ya se han hecho.
Como el último desafío de éste curso fue dulce, ahora nos vamos por uno salado, y yo me he ido directa al Desafío nº9, haciendo una masa de pan casera.





(1 Unidad)
INGREDIENTES:
  • 250 g de harina de 1/2 fuerza
  • 10 g de levadura química
  • 5 g de sal
  • 175 ml de agua
  • C/s de AOVE
  • 10 Tomates cherry
  • C/s queso rellado
  • Orégano al gusto




PREPARACIÓN:

Para hacer una focaccia de tamaño medio, disponemos la harina junto con la levadura química y la sal en el bol del robot de cocina.

Agregamos también el agua.

Con el aplique del gancho de amasar, mezclamos todos los ingredientes.

 Amasamos hasta que toda la masa quede en el gancho.
Dejamos en el bol del robot de cocina, y dejamos levar durante 2 horas en un sitio sin humedad ni corrientes de aire.

Como véis tras ese tiempo, la masa ha crecido.

Boleamos la masa sobre una superficie enharinada, después extendemos en una placa de horno con papel sulfurizado, dándole forma redonda.
Ahora viene lo divertido: clavamos los dedos en la masa (sin llegar a perforarla), haciéndolo de varias veces, intentando clavarlos siempre en el mismo sitio, y dejando unos intervalos de tiempo entre cada vez, ya que la masa se resiste al estirado.

Una vez que los tenemos, untamos un poquito de AOVE sobre la masa, dejando que caiga en los agujeros.


Espolvoreamos las hierbas al gusto, en mi caso orégano y en abundancia, que nos encanta.

Agregamos un poco de queso rallado.

Cortamos los tomates cherry a la mitad, y los colocamos superpuestos sobre la masa de manera que estén dispersados por toda ella.

 Metemos en el horno precalentado a 180ºC.

Tras 20 minutos de cocción, la focaccia estará lista.

Sacamos del horno, y dejamos enfríar antes de consumir.

Éste es el resultado final de nuestra focaccia.

 Cortamos en porciones, y disfrutamos de ésta delicia.

Como veis, la masa está perfectamente hecha.
¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

15 de julio de 2016

Quetschentaart

Reposteras por Europa, destino Luxemburgo.




A pesar de que el ducado de Luxemburgo se encuentra en pleno corazón de Europa, su gastronomía no se caracteriza por la variedad.
Allí, "si no hay patatas no es una comida apropiada", y es común que éstas acompañen cualquier comida, como es el Kudelfleck, hecho con las tripas de la vaca fritas en grasa con pan, el Judd mat Gaardebounen, que es cerdo con frijoles, o platos típicos como el Tierteg, un puré de patatas con sauercraut.
Luxemburgo goza de una amplia y antigua industria vitícola, ya que en la zona sur hay un microclima del cual se benefician los numerosos viñedos.




Señores pasajeros, aterrizamos en Luxemburgo y vamos por su Quetschentaart.

Ésta tartaleta es una especialidad muy popular en toda la región de Luxemburgo.
Normalmente suele hacerse con ciruelas, a principios de otoño cuando éstas están muy maduras, pero tiene un montón de variedades, como en mi caso,  hacerla con nectarinas.
Se sirve sobre una base de pasta brisa y se cocina hasta que la fruta adquiera cierta melosidad.
¡Espero que os guste!





INGREDIENTES:


Para la masa quebrada dulce:
  • 125 g de mantequilla
  • 60 g de azúcar glass
  • 2 g de sal
  • 60 g de huevo (1 Huevo L)
  • 250 g de harina floja



Para el relleno y la decoración:

  • 1 Nectarina
  • C/s de azúcar
  • C/s de caramelo líquido




PREPARACIÓN:

Al igual que en la receta de la Tarta de manzana, vamos a hacer una masa quebrada dulce.
En ésta ocasión seguiré la receta que tengo en mis recetarios de la escuela de cocina.
En el bol del robot de cocina, disponemos la mantequilla a temperatura ambiente.
Con ayuda del brazo de mezclar, trabajamos la mantequilla hasta que esté en pomada.

Agregamos el azúcar glass y seguimos trabajando.

Una vez que el azúcar esté practicamente absorbido por la mantequilla, agregamos el huevo.

Mezclamos todo a velocidad media hasta que esté bien unido.

Entonces, agregamos la harina de golpe.

Mezclamos durante unos minutos, hasta que forme una masa.

Unimos toda la masa y formamos una bola, enfilmamos y refrigeramos durante 30 minutos, ya que si no será muy complicado trabajar con ella.

Pasado el tiempo, en una superficie enharinada y con ayuda de un rodillo, extendemos la masa hasta darle un grosor de 3mm aproximadamente.

Enmoldamos la masa, ajustando a los bordes.

Pinchamos la masa con ayuda de un tenedor, para que no suba en la cocción.

Metemos al horno precalentado a 180ºC.
Cocinamos durante 8 minutos aproximadamente.


-Para el relleno:

Lavamos y pelamos las nectarinas.
Ésta tarta tradicionalmente se hace con ciruelas. Las de la huerta familiar están sin madurar, y aunque así fuera... Me pongo malísima al comerlas, así que siempre busco otra alternativa.

Cortamos las nectarinas en gajos, alrededor del hueso.

Cubrimos la masa con la nectarina en gajos, colocada superpuesta de manera bonita.

Metemos en el horno durante 20 minutos más, para que la masa se acabe de hacer y la fruta adquiera melosidad y color.

Una vez haya pasado el tiempo, espolvoreamos azúcar por encima de la nectarina.

Con ayuda de un soplete, quemamos el azúcar.

Hasta que quede tal que así, tampoco se recomienda pasarse a la hora de quemar con el soplete.

Éste es el resultado final de nuestra tartaleta.
Con un chorro extra de caramelo líquido.

Si queremos, en vez de quemar el azúcar podemos, cuando esté fría espolvorear azúcar glass.

Normalmente la tarta se consume fría, pero en casa gustó mucho más estando templadita, cuestión de gustos, ya sabéis.
¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

© Andreíta come de todo