22 de diciembre de 2019

Panettone clásico

Sin duda, uno de mis dulces navideños favoritos es el panettone.
Éste pan dulce de Navidad es un bollo de masa brioche que se enriquece al gusto con chocolate y distintas frutas, escarchadas, confitadas o secas, como pudiera ser en el caso de las uvas pasas y los orejones, por ejemplo.

Para que tenga su característico sabor, es imprescindible usar muy poca levadura y dejar fermentar durante muuucho tiempo. Tanto, que se os hará eterno, pero ¡paciencia!, la recompensa es mayor que todo eso.
No es una receta sencilla ni que se haga en un momento, el proceso de amasado y los tiempos de fermento son imprescindibles para lograr un buen resultado, pero una vez que está listo para el cate, sabréis que ha merecido la pena.

Yo llevo haciéndolos durante años, aunque siempre modifico algún ingrediente de su relleno o decoración, pero como os he dicho en más de una ocasión, siempre voy a los clásicos, y el relleno de chocolate y naranjas confitadas me enloquece.

Con ésta receta aprovecho para desearos unas felices fiestas a todos!

¡Espero que os guste!



Con esta receta participo en el reto:

En el reto Color y Sabor de Temporada seleccionamos mediante votación una fruta o fruto seco y una verdura, o semilla, de temporada, que está en su época de recolección y es el mejor momento para consumirlas, ya que se aprovechan al 100% sus cualidades organolépticas.
Además es cuando más fáciles son de encontrar los productos y salen mas económicos. 
Entonces todos los participantes elegimos entre una de ellas, y hacemos una receta dulce o salada.

Para hacer más sencillo y divertido el último mes del año, hemos sido nosotras las que decidieramos la fruta o verdura a usar. Yo me he decantado por la invernal naranja, indiscutiblemente protagonista de ésta clásica receta navideña.





(2 Uds)
INGREDIENTES:


Para el prefermento:
  • 100 g de harina de fuerza
  • 25 g de levadura fresca de panadería
  • 70 ml de agua tibia
  • 1 cdita de miel


Para la masa:
  • 6 Huevos
  • 160 g de mantequilla en pomada
  • 200 g de azúcar
  • 680 g de harina de fuerza
  • Pizca de sal
  • 1 Vaina de vainilla


Para el relleno:
  • 1 Naranja 
  • 1 Limón
  • C/s de ralladura de chocolate 




PREPARACIÓN:

Primeramente, cortamos el limón y la naranja del relleno en rodajas finas de 0.5 cm de grosor aproximadamente. 

Las confitamos de igual manera que hicimos en ésta receta.
Hasta que tengan éste aspecto.
 

Entonces, comenzamos con el prefermento.
Calentamos el agua en el microondas hasta que esté tibia.
Agregamos la levadura fresca y diluimos.


Incorporamos la harina y la miel. 

Mezlamos bien.  

Trabajamos la masa, boleamos y dejamos en un bol engrasado y cubierto con papel film, en un lugar cálido y sin corrientes, durante 2 horas aproximadamente, hasta que doble su volumen.

Pasado el tiempo, se verá así de fermentada.

Entonces, comenzamos a preparar el resto de la masa.
Disponemos en el bol del robot de cocina el azúcar, con las semillas de la vaina de vainilla y la mantequilla.

Añadimos también 5 huevos (El restante lo usaremos para pincelar la masa final)

Mezclamos todo y agregamos el prefermento.

Entonces integramos un poco la masa y agregamos la harina poco a poco.

Trabajamos la masa hasta que estén todos los ingredientes bien mezclados.

Después, amasamos con las manos.
Boleamos y dejamos que nuestra masa duplique su tamaño, en un sitio cálido y sin corrientes.

Cortamos en pequeños cachitos un poco del limón y de la naranja que hemos confitado.

Para entonces, nuestra masa ya habrá fermentado.´
La trabajamos en una superficie enharinada, estirándola con ayuda de un rodillo.

Untamos por encima la naranja y el limón, restregándolo contra la masa de manera que quede bien pegado.

Rallamos el chocolate con ayuda de un cuchillo.
Yo he usado un chocolate típico de León, que es para preparar a la taza.

Lo extendemos de igual manera en la masa.

Enrollamos la masa sobre si misma.

Y la cortamos en dos partes iguales que formaran nuestros panettones.

Plegamos la masa sobre si misma unas cuantas veces y le damos forma de bola.

Las ponemos en los típicos moldes para hacer panettones.

De nuevo, dejamos levar en un espacio cálido y sin corrientes hasta que doble su volumen durante 1 hora.

Batimos enérgicamente un huevo.

Pasado el tiempo, los panettone habrán crecido aún más.

Pintamos con el huevo la superficie de la masa.

Metemos en el horno precalentado a 180ºC.

Y horneamos durante 40 minutos aproximadamente.
Pasado el tiempo, pinchamos para ver si la masa está hecha.

Pasamos un palillo sobre el molde, atravesándolo para dejar el panettone apoyado de algún modo mientras reposa durante 4 horas aproximadamente, ya que debe hacerlo boca abajo, para no perder su volumen.

Pasado el tiempo, se verán así.

También podemos hacer el panettone espolvoreando azúcar perlado por encima, justo en el momento en el que pintamos la superficie con el huevo.

Como véis le da un toque muy rústico y navideño.
Éste es el resultado de nuestro panettone clásico.

Y así se ve en su interior, con una miga bien formada y esponjosa.

¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊
Seguir con la receta

Curry de gambones

Imagino que en cada casa tenemos nuestros propios platos típicos que no faltan durante estas fiestas.
En la mía es la sopa de marisco, el cordero asado, el pastel de cabracho, el bacalao y el pulpo guisado. Año tras año se pone en la mesa para el disfrute de todos.
Y es que cuando algo gusta a todos no hay porqué cambiarlo...

Aunque bien es cierto que de vez en cuando también nos gusta sorprender, y más en éstas ocasiones cuando la mesa se llena de comensales de confianza dispuestos a ser agradados.

Éste curry es un plato de categoría, en el que jugamos con los distintos sabores y aromas, haciendo con ello un plato completamente distinto a lo que venimos haciendo cada año.
Os aseguro que a todo amante de la cocina oriental le encantará. De hecho, yo he quedado sorprendida porque su sabor es exacto al de mi restaurante asiático favorito.

¡Espero que os guste!


Mi receta para el especial amigo invisible del reto:

El Reto #Asaltablogs es una divertida manera de conocer blogs ajenos, y tras hurgar  por todas sus recetas, cocinar una de ellas dándole nuestra propia versión.
Y en Diciembre jugamos al amigo invisible, sometiéndonos todos los blogs participantes a un sorteo en el cual todos robamos y somos robados ¡Qué ilusión!
A mi, me ha tocado asaltar a una magnífica compañera... ¡Bea del blog Sweet cookies by Bea!
Anda que no tengo yo ojeadas todas sus recetas, sobre todo las dulces, su especialidad.
Pero "para desgrasar" un poco la que se nos viene encima, yo me he decidido por uno de sus platos salados, este exquisito Curry de gambón con coco. ¡Un placer pasarme por tu cocina! 😘





(2 pax)
INGREDIENTES:

  • 700 g de gambones
  • 1 Cebolla morada
  • Zumo de un limón
  • 250 ml de leche de coco
  • AOVE
  • Sal
  • Hierbas aromáticas: C/s de perejil, 1 Cda de jengibre, 2 ramas de canela, 2 clavos de olor, 2 cayenas, 1 cdita de cúrcuma y 2 vainas de cardamomo



PREPARACIÓN:

Primeramente, pelaremos los gambones y con ayuda de un palillo les retiramos la vena negra que los atraviesa.
(Reservamos las cáscaras para hacer un fumet que podemos congelar o utilizar para otras muchas elaboraciones).


Los disponemos en un bol, y agregamos el zumo de limón, revolvemos y mantenemos macerando hasta su uso.

Cortamos la cebolla en mirepoix.

En una sartén bien caliente agregamos el aceite de oliva.
Incorporamos la cebolla y salteamos. Bajamos el fuego y dejamos que poche.

Mientras tanto vamos a hacer nuestro combo de especias.
En un mortero echamos las cayenas, los clavos y el cardamomo.

Machacamos.

Después agregamos las demás especies y las ramas de canela.

Lo echamos directamente en la sartén sobre la cebolla.
Sofreímos un poco para que se adhiera.

Entonces, agregamos la leche de coco.

Sazonamos y a fuego fuerte, dejamos espesar la salsa.

 Añadimos los gambones.

Bajamos a fuego medio y tapados, dejamos que se cocinen durante 2 minutos, para que se hagan en sus propios jugos.

 Yo he decidido acompañarlo con un arroz largo.
Con ayuda de un molde lo colocamos en el plato.

Agregamos el curry de gambones, con bien de salsa alrededor del arroz.
Espolvoreamos perejil.

Éste es el resultado de nuestro curry de gambones.

Un bocado exótico.
¡Qué aproveche!




Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

© Andreíta come de todo