29 de abril de 2022

Empanada de bonito {Masa pan}

Uno de los planes que más prestan una vez llegada la primavera y el buen tiempo (Aunque ésta sensación se disipe con los días de lluvia que estamos teniendo...) es la de coger el coche, perderse por algún sitio remoto disfrutar del paisaje y montarte una ruta de lo más molona. 

Y si a eso le añades el plan de comer de picnic... ¡De 🔟!


El tupper con la tortilla, unos sandwiches, los filetes empanados y por supuesto una de las cosas que más nos gustan en el mundo mundial: Una buena empanada. 

Yo últimamente preparo esta variedad con masa de pan ya que al sacarla fuera de casa y comerla al aire libre la masa no se reblandece como pasa con el hojaldre, y la forma en la que monto el relleno, por capas, queda de lo más vistosa y deliciosa.



¡Espero que os guste!




Con ésta receta participo en:

En el reto tus recetas, dónde hacemos un plato usando como norma principal, un ingrediente elegido a votación que haya pasado por un proceso de elaboración y envasado, tal y como lo son los pimientos envasados.
Para su obtención y tras su periodo de cultivo, se cosechan, seleccionan, asan, embotan y envasan.
Podéis ver las recetas que han hecho mis compañeras en el recopilatorio: Reto Tus recetas: Pimientos envasados.





INGREDIENTES:


Para la masa:
  • 1/2 Kg de harina
  • 150 ml de aceite de girasol
  • 150 ml de leche
  • 1 Huevo L
  • C/s sal


Para el relleno:
  • 2 Cebollas grandes
  • 50 g de tomate frito
  • 300 g de pimientos asados en conserva de Ibsa bierzo
  • 500 g de bonito en conserva escurrido
  • AOVE
  • Sal
  • Especias y hierbas aromáticas: 1 Cda de pimentón agridulce, pimienta al gusto



PREPARACIÓN:

Primeramente nos pondremos con las cebollas del relleno. Limpiamos y cortamos en mirepoix, las disponemos en una sartén al fuego medio con un buen chorro de AOVE, hasta que poche y adquiera una tonalidad dorada.

Mientras tanto en el bol del robot de cocina, o también podemos hacerlo como siempre a mano, disponemos la harina.

Añadimos la leche.

Incorporamos también el aceite de girasol y el huevo.

Añadimos la sal, y con el gancho de amasar mezclamos bien .

Una vez que el resultado sea homogéneo, formamos una bola, dejamos descansar la masa cubierta con un paño durante 15 minutos.
La masa no lleva levadura por lo que no es necesario que fermente, pero de éste modo la masa descansará y será más elástica a la hora de estirarla para el formado de las bases.

Para entonces, nuestra cebolla tendrá éste aspecto.
Salpimentamos al gusto.

Añadimos el tomate frito.

Incorporamos el pimentón.

Y seguimos cocinando durante 5 minutos más, revolviendo de vez en cuando para que no se pegue.
Dejamos templar.

Mientras tanto, como siempre para elaborar una empanada, dividimos la masa en dos partes (40-60 sería la proporción, usando el 40 % de la masa para la base, y el 60 % para la tapa) y estiramos la base hasta dejarla con un grosor de 4 mm aprox.

Esta empanada la vamos a hacer a capas, por lo que quedará alta y es necesario usar un molde para su cocción, la masa de la base debe de cubrir bien los laterales del molde.

Entonces, comenzamos a disponer los ingredientes del relleno. Primero el sofrito de la cebolla.

Después los pimientos asados escurridos y abiertos para que cubra la mayor parte de la superficie.

Y por último el bonito en conserva, previamente desmigajado.
En éste momento se pueden añadir también huevos cocidos cortados en rodajas

Repetimos la operación anterior con la masa de la tapa haciéndole un corte en forma de cruz en el medio, disponemos la masa sobre el relleno, y comenzamos a cerrar la tapa con la base haciendo un fruncido con ambas masas.

Realizamos una decoración en la tapa, yo he abierto los pliegues de la chimenea para que salgan bien los vapores de la cocción y no quede abombada la masa, y he puesto unas tiras de masa por encima.

Pinchamos bien la parte de arriba de la masa.

Y pintamos con huevo batido. (Yo he dejado reposar la empanada en el anterior punto en la nevera, durante toda la noche, lo que ha creado esas manchas blancas es la sal, nada preocupante)

Metemos al horno precalentado a 195ºC, calor arriba y abajo y con el ventilador, en la rejilla en la parte más inferior posible del horno.
Horneamos durante 50 minutos aproximadamente.

Pasado el tiempo sacamos del horno y dejamos reposar hasta que se enfríe por completo.

Entonces, desmoldamos y ponemos en un plato o blonda de presentación.

Éste es el resultado final de nuestra empanada de bonito en masa de pan.

Y así se ve en su interior.

¡Qué aproveche!



Un clásico entre los clásicos. ¿A quién no se le hace la boca agua por un trocito de esta empanada?

Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

20 de abril de 2022

Cupcakes de Lotus

A las 17 h llega la hora de la merienda. Un té o un café acompañado de fruta, o en la mejor de las circunstancias, un trocito de dulce. Porque sí, aquí somos muy golosos y nunca decimos que no a un agradable bocado. 

Y yo pienso en un café recién hecho y se me vienen a la cabeza las pastas de té o los Speculoos, esas increíbles galletas especiadas típicas de la temporada navideña.


No estoy descubriendo la panacea ni mucho menos, pero es que la combinación del sabor de las galletas Lotus junto con el café es brutal, tanto es así que yo los he preparado jugando con el sabor del licor café y la crema biscoff y con trocitos de Lotus tanto en la masa como en el topping.

Por eso a  nadie le sorprenderá si digo que estos cupcakes de Lotus hacen que se te escape una lagrimita en cada mordisco. Hacía tiempo que no comía algo tan rico. 




¡Espero que os guste!





Con ésta receta participo en el reto:

En el reto Desafío en la cocina, se nos da un ingrediente o una receta y nosotros tenemos que hacer nuestra propia versión intercalando platos dulces y salados.
Y para una ocasión tan especial como es cumplir el desafío nº 100, no podía faltar el toque dulce con una preparación de lo más festiva.
Podéis ver el resto de recetas que han preparado mis compañeras en: Desafío en la cocina: Cupcakes.





(8 Uds)
INGREDIENTES:


Para la masa:
  • 110 g de mantequilla
  • 100 g de azúcar
  • 2 Huevos M
  • 90 ml de leche
  • 180 g de harina todo uso
  • 1 Cdita de levadura química
  • C/s de licor café
  • 6 Galletas Lotus


Para el frosting:
  • 120 g de mantequilla pomada
  • 50 g de pasta de Lotus
  • 200 g de queso crema
  • 180 g de azúcar glass
  • 10 ml de licor café


Para el topping:
  • 8 Galletas Lotus para decorar
  • C/s de café molido



PREPARACIÓN:


Para la masa:

Yo la voy a hacer en el robot de cocina, pero sin problema se puede hacer a mano con ayuda de una varilla siguiendo el mismo orden.
Disponemos el azúcar junto con la mantequilla, batimos a velocidad media hasta que blanquee formando una masa ligera y homogénea.

Entonces, añadimos los huevos.

Incorporamos la leche y seguimos mezclando hasta integrar.

En un bol aparte tamizamos la harina junto con la levadura.

La añadimos junto con el licor café, mezclamos hasta que se integre. 
En éste momento es importante no pasarnos de batido, en el momento que veamos que no hay ningún resto de harina, la masa estará lista.

Por último añadimos las galletas Lotus machacadas a mano, para encontrar pedazos de diferente tamaño.
Integramos con movimientos envolventes.

Disponemos las cápsulas en un molde para cupcakes, y con ayuda de una cuchara para helados, vertemos la misma cantidad de masa en cada molde.
Llevamos al horno precalentado a 180ºC y cocinamos durante 20 minutos aproximadamente.

Pasado el tiempo, se verán así.
Dejamos templar en el propio molde durante 30 minutos aproximadamente.


Para el frosting:

Disponemos la mantequilla junto con la pasta de Lotus.

Añadimos también el licor café, el queso crema y el azúcar glass.
Mezclamos todo muy bien.

Hasta formar una crema como ésta.

Pasamos a una manga pastelera con boquilla rizada, y echamos una buena cantidad del frosting en cada cupcake para formar el copete.

Por último, como topping anclamos una galleta Lotus sobre el frosting de cada cupcake.

Y espolvoreamos también un poquito de café molido, que le aportará sabor y color.

Desmoldamos y ponemos en el plato de presentación.
Éste es el resultado final de nuestros cupcakes de Lotus.

¡Qué aproveche!



Combinación increíble la del café con estas deliciosas galletas caramelizadas.

Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

15 de abril de 2022

Leche frita de chocolate

 Los amantes de los postres estacionales estamos de suerte en Semana Santa, donde se abre un amplio abanico de posibilidades reposteras: Pestiños, roscastorrijasbuñuelos, monas y mantecados de pascua...


Y es que en nuestra cultura cristiana, durante la Cuaresma, o los cuarenta días anteriores a la Semana Santa, es un momento de recogimiento y reflexión, sobre todo los viernes, cuando el consumo de carne se prohíbe y tal día como hoy, Viernes Santo, sólo se podría hacer una comida diaria conocida como la colación. 

Por eso, para soportar todo el día sin desplomarse, se concentraban todas las kcal en los platos permitidos, y de ahí que la lista de dulces típicos de la ésta época sea infinita.


A día de hoy la costumbre del ayuno queda casi en extinción, aunque la preparación y degustación de los dulces no la perdonamos. Así que hoy os muestro una versión diferente de la leche frita, otro dulce muy de Semana Santa.


¡Espero que os guste!










(13 - 15 Uds)
INGREDIENTES:
  • Ingredientes de la leche frita corriente
  • 1 Cdita de cacao en polvo
  • C/s de harina para rebozar
  • 2 Huevos batidos
  • 600 ml de aceite de fritura
  • C/s de azúcar con canela



PREPARACIÓN:

Hacemos la leche frita de la manera habitual, calentando la mantequilla en una tartera, mientras en un bol mezclamos los ingredientes solidos al que le añadiremos una cucharada de cacao que le dará el sabor y color que buscamos, y le añadimos la leche poco a poco mezclando continuamente para que no queden grumos, junto con las yemas de huevo.
Llevamos al fuego y trabajamos hasta que espese. Vertemos en un molde cubierto con papel film para que el desmoldado sea mejor, refrigeramos durante 24 horas.
Pasado el tiempo nuestra masa habrá espesado perfectamente y su aspecto es éste.

Damos la vuelta sobre si misma para desmoldar, y con ayuda de un cuchillo vamos porcionando según el tamaño que deseemos.

Pasamos por harina.

Y también por huevo batido.


Freímos por ambos lados en una sartén con abundante aceite para fritura bien caliente.

Una vez que vayan adquiriendo un tono dorado, las sacamos de la sartén y pasamos a un plato con papel absorbente para que chupe toda la grasa sobrante.

Ya de aprovechar la tirada podemos hacer  media tanda de cada sabor de leche frita.

Mezclamos un poco de azúcar con canela.

Y rebozamos cada porción.

Pasamos a un plato de presentación.

Éste es el resultado final de nuestra leche frita de chocolate.

Listas para degustar.

Así es como se ven en su interior.
¡Qué aproveche!



Si la leche frita ya es un manjar de por sí, imaginaros si la chocolateamos...

Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

© Andreíta come de todo