27 de octubre de 2019

Tartar de fuet

Hay muchos detractores de comer carne y pescado crudo.
Ya sea por que no les gusta, por que les da grima, o por que simplemente, aunque pase en el menor de los casos, no quieren correr el riesgo de poder coger anisakis, triquinosis o salmonella, por ejemplo.
Y yo, ahora que me paso muchas horas en contacto directo con el mundo del sushi me doy cuenta de que son muchísimas las personas que por h o por b deciden no tomar este tipo de platos.

Para mi no hay mejor carne que una bien madurada hecha apenas vuelta y vuelta, de las que sangran en el plato. El resto de la carne, cocinada pero jugosa. Y aunque siempre decía que no, me gusta el sushi, en su justa medida pero me gusta.

Realmente tanto el pescado como la carne cruda es otra cosa respecto a su textura, a su sabor... Un steaktartar o un tartar de atún... Es una maravilla para el paladar. Y es una pena que haya gente que se lo pierda por este hecho.
Así que esta es una forma super original y deliciosa de que lo prueben, y es que el fuet adquiere la consistencia perfecta. Acompañado de una yema de huevo curada, de frutos secos y encurtidos, es una cena perfecta.

¡Espero que os guste!


Mi receta para el reto:

El Reto #Asaltablogs es una divertida manera de conocer blogs ajenos, y tras hurgar  por todas sus recetas, cocinar una de ellas dándole nuestra propia versión.
Visto y no visto mi paso por la cocina de Lola del blog Mes petits accidents.
Y es que en unas horas me decidí por su receta de Tartar de fuet, la preparé y la degustamos... Y nos dejó con muy buen sabor de boca, tanto que estamos deseando repetir.






INGREDIENTES:
  • 100 g de fuet
  • 1 Tomate mediano
  • AOVE
  • Sal y pimienta
  • C/s de pepinillos
  • C/s de almendras crudas



PREPARACIÓN:

Conseguimos un fuet de calidad.
Cortamos un trozo que pese la cantidad justa o quizás unos gramos más. Hacemos un corte sobre la piel y procedemos a retirarsela.

Cortamos en cachos y metemos en el robot de cocina.

Dando pequeños golpes a velocidad alta, trituramos el fuet de manera que queden trozos irregulares, semejantes a los de la carne picada.
Reservamos la carne.

Disponemos en el vaso del robot los tomates. Trituramos.

Vertemos sobre la carne de fuet que hemos reservado.

Mezclamos y dejamos macerar durante un par de horas.

Hasta que la carne haya sumido todos los jugos del tomate.

Entonces, nuestra carne estará lista para empatar.
Con ayuda de un aro le damos forma a nuestro tartar. Ponemos el molde en el medio del plato y llenamos con la carne, apretando para que quede bien firme y al desmoldar no se desmorone.

Entonces retiramos el molde.

Espolvoreamos por encima unas cuántas escamas de sal, y regamos con un chorro de AOVE.

Podemos acompañar nuestro tarde lo que más nos apetezca. En mi caso de pepinillo y almendras.

Servimos inmediatamente.

Este es el resultado final de nuestro tartar
de fuerte




Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊
Seguir con la receta

22 de octubre de 2019

Pollo al limón

Como os podréis imaginar, hay una diferencia abismal entre las recetas auténticas chinas, y las que disfrutamos en los restaurantes chinos de nuestro país.
Al igual que pasa con nuestras clásicas recetas y las que se venden en los restaurantes de comida española del resto del mundo. ¿Quién no recuerda la "tradicional" paella con chorizo de Jamie Oliver?

Pues bien, hoy traigo la receta de verdad, de uno de los platos más solicitados en los restaurantes chinos occidentales: Rebozado y con una salsa cítrica deliciosa.
Y es que la versión original de este plato cantones se sirve normalmente cocinado al vapor con unas rodajas de limón por encima.

La mezcla de la salsa de limón con el jugoso pollo es delicioso, además la receta es muy sencilla y rápida, ¡Ya no hay excusas para pedir a domicilio!

¡Espero que os guste!


Mi aportación de éste mes para:

En el reto Color y Sabor de Temporada seleccionamos mediante votación una fruta o fruto seco y una verdura, o semilla, de temporada, que está en su época de recolección y es el mejor momento para consumirlas, ya que se aprovechan al 100% sus cualidades organolépticas.
Además es cuando más fáciles son de encontrar los productos y salen mas económicos. 
Entonces todos los participantes elegimos entre una de ellas, y hacemos una receta dulce o salada.

Esta vez lo tuve muy claro, entre sandía o limón, sin ninguna duda me quedo con ésta ácida fruta que puede usarse para infinidad de recetas, tanto dulces, como saladas.





(2 pax)
INGREDIENTES:

  • 1 Pechuga de pollo
  • 1 Limón
  • 50 ml de salsa de soja
  • 50 ml de agua
  • 2 Cdas de maizena
  • 1 Cdita de azúcar granillo
  • 1 Huevo M
  • 1/2 Pastilla de caldo de pescado
  • Aceite para la fritura
  • Pimienta
  • Sal



PREPARACIÓN:

Primero, cortamos tres rodajitas finas de la parte central del limón.
Y obtendremos dos mitades.

Las exprimimos para obtener todo el zumo del limón.

Cortamos nuestra pechuga de pollo en varios trozos alargados de tamaño y grosor semejantes, si es posible.
Salpimentamos.

Agregamos la salsa de soja, y dejamos marinar durante 30 minutos, dándole la vuelta cada 10 minutos para que impregne todos los lados de la pechuga.

Mientras, en un cazo al fuego suave disponemos una de las dos cucharadas de maizena, la pastilla disuelta y el agua.

Con ayuda de unas varillas, mezclamos, mientras le agregamos el zumo del limón.

Por último agregamos las rodajas de limón.

A fuego lento, con ebullición constante, trabajamos la salsa constantemente con las varillas de modo que ésta no se pegue, hasta que quede con una textura gelatinosa y espesa como un jarabe.
Dejamos reposar.

Mientras tanto hacemos el rebozado de las pechugas, mezclando el huevo con el resto de la maizena.

Pasado el tiempo, pasamos la pechuga por este rebozado.

Y directamente freímos en abundante aceite caliente hasta que adquieran un tono dorado.

Entonces, sacamos y pasamos por un papel absorbente para retirar el exceso de aceite.
Cortamos las pechugas en pequeñas rodajas, que nos permitan comer nuestro pollo al limón con palillos chinos.

Regamos las pechugas con un poco de la salsa de limón.

Y en la base disponemos un poco más de salsa junto con las rodajas de limón a modo de decoración.
Servimos inmediatamente.
Éste es el resultado de nuestro pollo al limón.

¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊
Seguir con la receta

20 de octubre de 2019

Bizcocho de ricotta y arándanos

Estoy segura de que sin duda, este se puede convertir en uno de vuestros bizcochos favoritos.

Y es que, como todos los bizcochos horneados en casa tiene un encanto especial al que se le suma el extra de sabor y sobre todo, de la esponjosidad que le aporta la ricotta.
Es un queso italiano de oveja, búfala o cabra, semejante al requesón o al cottage, de textura granulosa con muy poca grasa que se obtiene al aprovechar los restos del suero al formar los quesos con dichas leches.

Aquí, combinado con los arándanos da un bocado jugoso, tierno y suave, que hará las delicias de todos los que tengan la suerte de probarlo.
Por supuesto, y como siempre digo, en la variedad está el gusto, y puedes agregar frambuesas, moras, fresas o cualquier otra frutilla. Incluso sin nada es exquisito, aunque yo no lo concibo sin los arádanos que tantísimo me gustan.

¡Espero que os guste!


Una receta para el reto:

Como no podía ser de otra manera, cuando desafía "la boss buena", toca un desafío de esos fáciles, cero complicaciones y a gusto de todos. Y es que ¿A quién no le agrada un trocito de bizcocho?
Pues podéis coger ideas viendo la recopilación de Desafío en la cocina: Bizcochos.





INGREDIENTES:
  • 200 g de queso ricotta
  • 200 g de harina
  • 150 g de azúcar blanquilla
  • 3 Huevos L
  • 70 g de mantequilla
  • 15 g de levadura química
  • C/s de arándanos secos
  • 1 Pizca de sal
  • C/s de azúcar glass



PREPARACIÓN:


Comenzamos separando los huevos.
Por un lado disponemos las yemas junto con el azúcar blanquilla en un bol.

Por el otro disponemos en el robot las claras con la pizca de sal.
Montamos a punto de nieve.

Con ayuda de unas varillas, mezclamos las yemas con el azúcar enérgicamente, hasta que la mezcla cambie de color.

Entonces agregamos la mantequilla a temperatura ambiente.

Incorporamos y añadimos el queso.
Volvemos a trabajar la mezcla.

Una vez que las claras tengan ésta textura, están listas para usar.

Agregamos la harina junto con la levadura química a la mezcla de las yemas.
Mezclamos hasta que sea una masa dura y homogénea.

Entonces, con ayuda de una lengua de cocina, incorporamos las claras montadas en tres tandas, y con movimientos envolventes, mezclamos con la anterior masa con cuidado de que éstas no se bajen.

Una vez que la masa sea esponjosa, agregamos los arándanos.
Echamos la cantidad al gusto, para mi con un puñado es suficiente.

Cubrimos los bordes del molde plum cake con papel sulfurizado.
Entonces, vertemos sobre él la mezcla del bizcocho.

Horneamos el bizcocho en el horno precalentado a 180ºC durante 35 minutos.
Entonces, bajamos la temperatura a 160ºC y mantenemos otros 10 minutos.

Pasado el tiempo, comprobamos con un palillo si está hecho en su interior.
Sacamos del horno y dejamos templar sin desmoldar durante 10 minutos.

Entonces, sacamos del molde y le quitamos el papel sulfurizado.
Dejamos enfríar por completo sobre una rejilla.

Entonces, con ayuda de un colador, espolvoreamos azúcar glass sobre el bizcocho.

Pasamos al plato de presentación.

Y servimos en la mesa, acompañando un café o un té.
Éste es el resultado final de nuestro bizcocho de ricotta y arándanos.

Al corte, así se ve en su interior, súper jugoso.

¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊
Seguir con la receta

© Andreíta come de todo