29 de enero de 2018

Ternera strogonoff

Se dice de ésta receta que tiene su origen en un concurso de cocina del siglo XIX, en el que el popular cocinero del Conde Pétel Stroganov debutó con ésta receta.
Bien es cierto, que hay otra historia de su origen, un poco más descabellada y confusa, a la par que graciosa en la que se dice que, en las mismas cocinas del mismo aristócrata, se iba a dar una elegante cena en la que un plato principal era con solomillo de buey. El número de asistentes aumentó dejando a la cocina desprovista de carne, por lo que el cocinero tuvo que ingeniárselas y estirar la carne lo máximo posible.
Sólo necesito cebollas, setas y crema agria para que todos los asistentes comieran éste invento de última hora que tuvo un gran éxito, y formó a partir de entonces un plato popular entre la alta sociedad rusa.
Yo sin duda, me quedo con ésta segunda historia, todo es más divertido cuando hay imprevistos de por medio ;)

La receta en cuestión, sigue siendo muy popular en las cocinas de medio mundo, aunque de unos años a ésta parte, ha ido en declive, al menos en lo que la concierne popularmente. 
Y es que, ya sabéis como va ésto; A temporadas hay recetas que aparecen en todas las revistas de cocina, no hay libro que no publique su método de hacerla, y una vez que se pasa el boom... 
Si te he visto no me acuerdo, vamos, que está fuera de onda. Nadie hace pública su receta, por que no está de moda, y puede que a nadie le interese... ¡Tonterías!
Hay cosas que no tienen fecha de caducidad, ni límite de audiencia, ni nada de nada.

Yo, nunca había preparado la receta, y he de decir que la que he seguido de Estela, Mi dornillo me ha encantado. Un platazo en toda regla en 30 minutos, con un sabor súper especial y una crema de rechupete.

¡Espero que os guste!






(3pax)
INGREDIENTES:
  • 750 g de ternera para guisar
  • 1 Cebolla
  • 500 g de champiñones laminados
  • C/s de pepinillos
  • 75 ml de coñac
  • 200 ml de nata para cocinar
  • 1 Cda de pimentón dulce
  • Sal
  • Pimienta
  • AOVE




PREPARACIÓN:

En una cazuela baja al fuego, disponemos un buen chorro de AOVE.
En mi caso, yo siempre tengo un biberón de cocina con aceite infusionado con ajo y perejil triturado, de ésta manera, sólo hago el majado una vez. 

Una vez esté caliente, agregamos la cebolla cortada en mirepoix.
Dejamos unos minutos, que poche.

Mientras con un cuchillo, limpiamos la carne de ternera, en éste caso de la parte de la falda, y le retiramos toda la grasa que pueda contener.
Lo cortamos en trozos finos, en tiras.

Una vez que la cebolla esté dorada, agregamos la carne que habremos salpimentado previamente.

Dejamos que rehogue todo junto, hasta que la carne esté sellada.

Añadimos entonces el coñac.

Y antes de que el alcohol evapore, arrimamos una mecha de fuego, en éste caso la llama del soplete de cocina, y flambeamos.

Mientras, cortamos los pepinillos en rodajas.
Se puede agregar más cantidad, al gusto. Le aportará un toque de acidez al guiso.

Limpiamos y cortamos en láminas nuestros champiñones.

Una vez que la llama se haya apagado, agregamos los pepinillos y los champiñones.

Dejamos cocinándose el conjunto poco a poco a fuego medio durante 10 minutos aproximadamente.

Agregamos el pimentón.

Removemos y de inmediato, agregamos la nata, para romper el hervor y que el pimentón no se queme.

Integramos todo.

Y cocinamos durante 10 minutos a fuego suave pero en constante ebullición para que los sabores se integren.

Así se ve nuestra ternera strogonoff.
Éste es el resultado final.

Emplatamos.
¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

26 de enero de 2018

Pan de canela

Desde hace dos años, he tenido la oportunidad de sumergirme en el mundo dulce de Alma´s cupcakes, de la que como ya he comentado en anteriores publicaciones me declaro fiel seguidora.
Adoro su forma de ser, en el ámbito personal, pero como profesional, para mi, es una pasada. Para mi, y para otros miles de personas que seguimos sus recetas al pie de la letra...

El caso es que, mis primos me regalaron su curso online, y le he sacado un montón de partido, podéis ser conscientes de ello con las recetas de la Peanut butter cream pieBanoffee pie, la Tarta de oreo, los Cross buns y los deliciosos Rollitos de canela que estoy deseando repetir. Aunque otras muchas están entre bastidores, esperando que les llegue el momento de mostrarse al exterior.

Éste pan de canela es el desayuno perfecto. Una  masa tipo brioche con una dulce crema en su interior que puede ser la motivación para salir de la cama y afrontar un nuevo día.
Se podría decir que es la versión en plum cake de los rollitos de canela, aunque tiene distintos toques en la masa, principalmente, y éste resulta más firme. 

Desde que lo probamos por primera vez, se ha convertido en un habitual en los desayunos de mi casa, nos encanta. Y con un acabado de glasa por encima ya es la perdición. ¿Que tendrá ese mejunje blanquecino cayendo formando chorretones que resulta tan apetitoso?

¡Espero que os guste!






(1 Ud)
INGREDIENTES:


Para la masa:

  • 300 g de harina
  • 300 g de harina de fuerza
  • 7 g de levadura fresca de panadería
  • 250 ml de leche entera
  • 75 g de mantequilla
  • 75 g de azúcar granillo
  • 1/2 Cdita de sal
  • 4 Huevo
  • C/s de nata para montar



Para el relleno:

  • 150 g de azúcar moreno
  • 40 g de harina
  • 120 g de mantequilla
  • C/s de canela molida




PREPARACIÓN:


Para la masa:

Ponemos en el bol del robot de cocina, la mitad de los dos tipos de harina (300 g en tontal, 150 g de harina normal, y 150 g de harina de fuerza) y la levadura de panadero.
Mezclar y reservar.

En un cazo, calentamos la mantequilla hasta que derrita junto con la leche la sal y el azúcar, a temperatura baja, sin que llegue a hervir.

Disponemos la mezcla de harinas y la levadura en el robot de cocina, y con el gancho de mezclar a velocidad lenta, vamos mezclando a medida que agregamos los líquidos en un hilo fino pero constante.

Una vez esté mezclado, agregamos entonces la harina a pocos.

E inmediatamente después agregamos los huevos, uno a uno.
Batimos durante 5 minutos a velocidad media, hasta que la masa sea homogénea y elástica, no pegajosa.
Boleamos la masa y la cubrimos con un paño de cocina. Reposamos en un lugar álido y sin corrientes durante 2 horas, aproximadamente. Yo caliento un par de minutos el horno a 75ºC, lo apago y meto el bol cubierto con la puerta cerrada.


Para el relleno:

Disponemos en un bol todos los ingredientes secos para el relleno, la harina, la canela y el azúcar moreno.

Con ayuda de una cuchara, mezclamos.
Reservar hasta su uso.



Pasado el tiempo, el aspecto de nuestra masa será así:

Desgasificamos y boleamos en una superficie enharinada.

Estiramos con ayuda de un rodillo hasta dar con un cuadrado de 30 x 30 aproximadamente.

Derretimos la mantequilla que forma parte del relleno, y con ayuda de un pincel de cocina, pintamos toda la superficie de la masa.

Echamos el relleno sobre la masa engrasada, intentando que quede bien disperso por toda ella.

 Cortamos la masa en 6 tiras longitudinales.

Las enrollamos sobre si mismas.

Y las amontonamos sobre si mismas en un molde para plum cake engrasado y enharinado.
Reposamos de nuevo en un lugar cálido y sin corrientes durante 1 hora.

Tras ese tiempo, habrán doblado su volumen.
Precalentamos el horno a 190ºC.

Pintamos con nata para montar la superficie de nuestra masa, que le aportará color tras el horneado.

Metemos en el horno que estará a 190ºC de temperatura, y cocinamos durante 25 minutos aproximadamente.

Una vez que tenga éste color dorado, y al pinchar la masa con un palillo de comprobación, éste salga limpio, el pan estará listo.

Dejamos enfríar durante 30 minutos sin desmoldar, sobre un a rejilla.

Pasado el tiempo, desmoldamos y colocamos sobre el plato de presentación.
Como se puede observar en ésta foto, el relleno ha formado una suave crema en el interior de la masa.

Conservamos tapado con un paño.
Así se ve en el interior, una masa esponjosa y la dulce crema de canela formando vetas en su interior.

Éste es el resultado final de nuestro pan de canela.

Sencillamente delicioso.
¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

22 de enero de 2018

Remojón andaluz

Me he ido al sur para traer este típico remojón andaluz. Éste plato no es ni más ni menos qué una ensalada de contrastes de origen árabe que se sirve en toda Andalucía.

Hay distintas formas de prepararla, pero básicamente todas ellas incluyen la naranja y el AOVE.
La primera vez que yo la probé, que fue el año pasado en mi última visita a Córdoba, me encantó. 
Tenía muchas ganas de probarla porque como bien sabéis yo he estudiado cocina y gastronomía, y una de las asignaturas que yo di se basaba en mostrar toda la variedad gastronómica española, y desde entonces me había quedado el gusanillo.
Entramos en una típica taberna, preciosa con sus paredes pintadas de blanco, llenas de distintas obras de arte, con una fuente en medio de su comedor qué hacía que te relajaras aún más con el sonido del agua mientras degustaban su fantástica cocina...
Aquí el remojón venía servido en un plato, con la naranja más dulce que he probado nunca servida en gajos y lascas de bacalao, con cebolleta y todo bien regado por un intenso AOVE.

Sí bien es cierto que al verla no nos provoca gula, es por qué ahora mismo no es la época de una ensalada fría, al menos en León donde yo vivo. Pero si es verdad que no hay mejor época que el invierno para consumir un buen bacalao y naranjas de calidad.

Yo voy a prepararla al completo, con toda la variedad de productos, para que la degustéis en su máximo esplendor. 
De ésta manera comenzamos también con las recetas válidas para El método del plato, ya que cumple sus requisitos, y si dispusieramos sus ingredientes de manera ordenada, separados por las distintas categorías, obtendríamos un 50% de vegetales, un 25% de proteína y con un cachito de pan obtenemos el 25% de los hidratos de carbono. ¡Listo!

¡Espero que os guste!


Con esta receta participo en el reto:

En el reto Color y sabor de temporada Pilar Monge es la encargada de seleccionar una fruta y una verdura de temporada, que es la qué está en su época de recolección y es su mejor época de consumo ya que se aprovechan al 100% sus cualidades organolépticas. Además es cuando más fáciles son de encontrar los productos, y salen más económicos.
Entonces, todos los participantes elegimos entre una de ellas, y hacemos una nueva receta dulce o salada.
Éste mes se nos dió a elegir:
- Fruta: Naranja
- Verdura/Especia/Legumbres: Semillas de amapola





(2 pax)
INGREDIENTES:
  • 3 Naranjas grandes
  • 2 Huevos duros
  • 1/2 Cebolleta fresca
  • 15 Olivas negras
  • 400 g de lomo de bacalao fresco
  • Sal
  • AOVE




PREPARACIÓN:

Escogemos las naranjas más hermosas, procurando que estén maduras.

Las pelamos a vivo, es decir retirando la piel interior blanca y la exterior.
Podéis consultar los diferentes tipos de cortes en la sección de Corte y fraccionado de hortalizas, verduras y frutas.

Cortamos nuestras naranjas en rodajas finas.

Las colocamos superpuestas en el plato de presentación.

Agregamos también el huevo cocido cortado en 8 cuartos, y la cebolleta en pluma.

Agregamos unas cuantas olivas negras.

Salamos el conjunto.

Hacemos los lomos de bacalao en una sartén con muy poco aceite muy caliente.
Primero por la parte de la carne, y luego por la piel.
Sacamos una vez estén listos, y retiramos la piel.

Agregamos el bacalao que desharemos en lascas.
Si se desea, espolvorear perejil.

Agregamos un buen chorretón de AOVE.

Y ya tenemos nuestro remojón listo para degustar.
Éste es el resultado final.

¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

© Andreíta come de todo