29 de marzo de 2016

Mantecado de Avilés {Mona de Pascua}

Desde hace un añito, soy madrina junto con mi hermana (Sí, sí, dos madrinas) de una preciosa niña, mi prima Elsa.
Así que en el Domingo de resurrección no podía faltar la mona de Pascua para ella.
Aquí en León, no hay costumbre de regalar monas a los ahijados, pero en Avilés, donde reside mi hermana desde hace años sí. Y como dice el dicho: "Dónde fueres haz lo que vieres".
Allí, el domingo de Ramos, los ahijados regalan a los padrinos una palma para acudir a la misa y bendecirla. Nosotras no la recibimos, jajaja. Pobrina, con dos añines como para regalarnos nada!
 Y al domingo siguiente, el domingo de resurrección son los padrinos quienes obsequian a sus ahijados con un bollo de pascua.
Éste está hecho con una formula txt (Tanto por tanto) de cada ingrediente, y da a cabo un bizcocho jugoso y suave con un sabor peculiar, riquísimo.
Éste bizcocho tiene una forma específica, está hecho en tres distintos moldes, con forma de cruz, que van de mayor a menor tamaño. Yo, he estado dándole miles de vueltas por las ferreterías leonesas, y no he sido capaz de encontrarlos, y cuando quise pedirlas online a una de Avilés ya era demasiado tarde... Así que mi mantecado de Avilés es distinto, he hecho lo que he podido a pesar de no tener los moldes, y ¿Qué queréis que os diga...? Bien contenta que estoy con mi mona de pascua, ha quedado muy bonita, y tras ver los vídeos de mi ahijada comiéndola, no me queda ninguna duda de que también estaba buena jijiji 

¡Espero que os guste!






INGREDIENTES:


- Mantecado:
  • 350 g de huevos (5 Uds L)
  • 350 g de harina
  • 350 g de mantequilla
  • 350 g de azúcar granillo



- Glaseado:
  • 2 Cdas de leche
  • 6 Cdas de azúcar glass



- Decoración:

  • Mona de chocolate 
  • Huevos de chocolate



PREPARACIÓN:


Para el mantecado:

Primeramente derretimos la mantequilla al mínimo, para que no humee y la preparación adquiera ese sabor. Entonces, dejamos reposar hasta que enfríe pero se mantenga en estado líquido.

En el robot de cocina con la varilla de mezclar, ponemos el azúcar y vamos agregando poco a poco la mantequilla.

Batimos a velocidad baja hasta que forme una masa ligada y fina. (A mi me ha llevado 20 minutos)

Vamos agregando los huevos de uno en uno, y mezclando a velocidad baja hasta que se vayan integrando en la masa.

Una vez estén todos bien incorporados, la masa será muy esponjosa, debido al aire que le hemos incorporado.

Tamizamos la harina.
La agregamos poco a poco.

Mezclamos con movimientos envolventes rápidamente, con ayuda de una lengua de cocina para que no se baje el aire.

Como resultado nos dará una masa elástica y fácilmente manejable.

Vertemos la masa en los moldes, previamente engrasados y enharinados, para que salga fácilmente.

En el horno precalentado a 180ºC con calor arriba y abajo, metemos nuestra masa.

Pasados 15 minutos, bajamos la temperatura a 160ºC.
Dejamos que se cocinen durante 45 minutos más.

Pasado el tiempo, sacamos del horno, y dejamos reposar en los moldes durante 10 minutos.
Después dejamos enfríar por completo.


Para el glaseado:

Disponemos en un bol el azúcar.

Agregamos la leche, y mezclamos hasta obtener un líquido espeso.
El glaseado hay que hacerlo inmediatamente antes de su uso, ya que si no se cristalizará.


-Para la decoración:

Cortamos los bordes del mantecado.
Vertemos el glaseado sobre el, y dejamos que vaya cayendo poco a poco, de manera natural por los bordes.

Yo, al no tener los moldes especiales, le he dado ésta forma:
Un cuadrado de 17x17 cm, con unos daditos de mantecado en cada esquina, y un cuadrado encima de 10 x 10 cm, con un agujero en medio para que encajase la mona de chocolate.

Colocamos la mona de chocolate en su sitio, en mi caso una bonita gallina, y decoramos con los huevos de chocolate, en cada dadito de mantecado de las esquinas, y dispersos por todo el bollo.
Éste es el resultado final de nuestro mantecado de Avilés.


También se puede decorar con pollitos de peluche, plumas de colores, flores...
¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

25 de marzo de 2016

Cross buns

Para mi cumpleaños, mis primos que son unos soles, sabían las ganas que tenía de hacer un curso online de Alma´s academy, de la maravillosa Alma del blog objetivo cupcake, también conocida por su programa de televisión objetivo cupcakes. Y me lo regalaron, y yo bajo un mar de lágrimas de la emoción, lo recibí de mil amores.
El caso es que desde que estoy haciendo las recetas de su curso, y viendo los maravillosos resultados que salen con cada receta, se ha convertido en mi blog de cabecera para recetas dulces, y de ahí he sacado la receta de los Hot cross buns.
Hace tiempo había visto éstos bollos típicos de la época de pascua en Inglaterra, sobre todo, del día de hoy, Viernes Santo, y me habían llamado la atención. La forma, el color y el brillo, y la esponjosidad que se le ven... Me estaban llamando a gritos.
Es un tipo de panecillo especiado, aderezado con frutas y pasas y elevado con levadura. Lleva una cruz en la parte superior como símbolo de la crucifixión.
Por lo que tengo entendido, era costumbre empezarlos a comer la tarde del Jueves Santo, recién salidos del horno hasta el día de Viernes Santo, abiertos y tostados, aunque hoy en día como pasa aquí con las torrijas, se pueden conseguir en todas las pastelerías en todas las épocas del año. 
Y como pasa con todos éstos dulces típicos de las creencias religiosas, éstos bollos traen consigo unas cuantas historias, como que salva las cocinas de los incendios, los barcos de los naufragios, y que para comerlos hay que besar la cruz...

¡Espero que os guste!






(10 uds)
INGREDIENTES:


Para la masa:
  • 175 g de harina de fuerza
  • 50 g de harina de trigo
  • 25 g de azúcar
  • 7 g de levadura fresca de panadero
  • 25 g de mantequilla
  • 100 ml de leche templada
  • 1 Huevo M
  • 100 g de limones confitados
  • 1 Pizca de sal
  • Canela y nuez moscada al gusto



Para la cruz:
  • 2 Cdas de harina
  • 1 Cda de agua fría



Para el glaseado:

  • 2 Cdas de leche
  • 1 Cda de azúcar




PREPARACIÓN:

Antes que nada, confitamos los limones que irán dentro de los bollos.
Los cortamos en rodajas finas y los disponemos en un cazo.

Agregamos azúcar y agua a partes iguales, y dejamos a fuego suave, en ebullición constante hasta que se consuma todo el almíbar.

Sacamos los limones a un plato, y reservamos hasta que templen.

En el bol del robot de cocina, colocamos las harinas, la sal y las especias.
Mezclamos bien con ayuda del gancho para masas.

Agregamos la mantequilla en daditos a temperatura ambiente.
Vamos mezclando hasta que parezcan migas de pan.

Cortamos los limones confitados en trocitos pequeños.
Si se desea, se puede agregar cualquier otro tipo de frutos secos, como uvas pasas, o ciruelas, arándanos secos...

Los agregamos en la masa, y mezclamos hasta que estén por toda la masa.

Hacemos un hueco en el centro y agregamos el huevo.

Templamos la leche, y disolvemos en ella la levadura de panadero.
Mientras se va mezclando, poco a poco, agregamos la leche.
Amasamos a velocidad mínima durante 5 minutos.

Cuando la masa esté lisa, elástica y no pegajosa, la pasamos a un bol, y la cubrimos con un paño húmedo.

Dejamos reposar durante 1 hora, hasta que doble su volumen.

Pasado el tiempo, presionamos para bajar el aire, y cortamos para bolear.

Les damos forma de bolas, y las colocamos espaciadas sobre la bandeja de horno con papel sulfurizado.

Cubrimos de nuevo con el paño húmedo, y dejamos reposar durante 45 minutos en un sitio sin corrientes.

Cuando esté acabando el tiempo, precalentamos el horno a 200ºC.
Así han crecido los bollos.

Además, preparamos la masa para las cruces.

Mezclamos la harina y el agua hasta formar una pasta.

Pasamos la mezcla anterior a una manga pastelera sin boquilla, y vamos haciendo las cruces.

En todos los bollos, intentando que queden lo más rectas posibles.

Metemos en el horno y los hacemos durante 15 minutos.

Mientras, vamos haciendo el glaseado.
En un cazo, disponemos el azúcar.

Agregamos la leche.

Y hervimos durante 1 minuto, hasta que el azúcar quede disuelto.

Pasado el tiempo, una vez que los bollos hayan dorado, sacamos del horno.

Con ayuda de un pincel de cocina, los pintamos con éste glaseado.

Dejamos templar.

Éste es el resultado final de nuestros bollos.

Así es como se ven por dentro.

Súper tiernos, con un sabor a limones confitados increíble.
¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

22 de marzo de 2016

Garbanzos al curry

Los garbanzos son mi legumbre favorita. En cocidocon arrozsalteados con langostinos... 
No me importa la manera en la que estén cocinados, ni con que estén acompañados.
Y con ésta receta lo verifico, ya que como os he contado en otras ocasiones, no me gusta la coliflor de por si sola. 

Pero oye, aquí, con éstos garbanzos, con las verduras y con las especias, me ha encantado. Se disimula mucho el sabor de la coliflor, y bueno, es que están buenísimos.

¡Qué aproveche!


Ésta es mi aportación al reto: 

En el reto Color y sabor de temporada Pilar Monge es la encargada de seleccionar una fruta y una verdura de temporada, que es la qué está en su época de recolección y es su mejor época de consumo ya que se aprovechan al 100% sus cualidades organolépticas. Además es cuando más fáciles son de encontrar los productos, y salen más económicos.
Entonces, todos los participantes elegimos entre una de ellas, y hacemos una nueva receta dulce o salada.
Éste mes se nos dió a elegir:
- Fruta: El kiwi.
- Verdura: La coliflor.

Ni un día pasó, desde que vi los ingredientes a elegir este mes, hasta hacer mi receta. Sí, sí, digo hacer mi receta, como veis a veces soy raude y veloz.
No suelo tener coliflor en casa porque no me gusta, básicamente. Pero había ido al supermercado y tenían unas coliflores tiernísimas, muy limpias y de tamaño pequeño, ideales para mi.
Me decidí por una mezcla de ésta verdura, no muy de mi agrado, con mi legumbre favorita, y me ha encantado, repetiré seguro.





(2 pax)
INGREDIENTES:
  • 200 g de garbanzos Pedrosillano
  • 1 Patata grande
  • 1/2 Cebolla
  • 1 Diente de ajo
  • 1/2 Puerro
  • 1/4 de calabacín
  • 2 Ramilletes de coliflor
  • C/s de mantequilla
  • 1/2 Litro de agua
  • Hierbas aromáticas al gusto: Curry, jengibre, 1 Hoja de laurel, perejil.
  • C/s de tomate frito casero
  • Sal
  • AOVE




PREPARACIÓN:

La noche antes de la preparación del plato, ponemos los garbanzos en un bol con agua templada, que cambiaremos cada 6 horas.

Al día siguiente, retiramos el agua del remojo, disponemos los garbanzos en una olla a presión, cubrimos con agua, añadimos una hoja de laurel, y cocemos durante 20 minutos a presión alta.
Reservamos el caldo de la cocción.

Mientras tanto, en una sartén, derretimos la mantequilla, agregamos la cebolla cortada en juliana y rehogamos.

Una vez que la cebolla se haya enternecido, agregamos el ajo cortado en láminas.

Después, el puerro en rodajas finas.

Incorporamos una cucharada de tomate frito.

Y de inmediato, agregamos el calabacín cortado en brunoise.

Limpiamos la coliflor y retiramos dos ramilletes, que dividimos según los "tronquitos" que nos vayamos encontrando.

Agregamos la coliflor en la sartén.

Agregamos el jengibre y el curry.

Cubrimos con el caldo de la cocción de los garbanzos.

Agregamos la patata limpia, pelada y cortada en cachelos.

Una vez que rompa a hervir, dejamos cocer durante más o menos 20 minutos.

Pasado ese tiempo, agregamos los garbanzos.

Mezclamos todo bien, hasta que los garbanzos calienten.

Espolvoreamos con perejil, y servimos.

Éste es el resultado final del curry de garbanzos con verduras.

Para finalizar, podemos darle un toque con un poquito de limón exprimido.
¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

© Andreíta come de todo