30 de enero de 2014

Lombarda con manzanas

La lombarda (Familia del repollo, y ambas de las coles), se suele dar en los fríos meses de invierno.
Cocinándola con patatas acompañando a un pescado, daba lugar a un típico plato navideño, que en Madrid y otras regiones era costumbre servir en Nochebuena.

Un ingrediente llamativo por su brillante color, tan humilde que al mezclarlo con otros de la misma categoría dan un suculento plato.

La primera vez que probé este plato me encantó,el contraste del sabor de la col, con el salado del bacon, el dulce de las manzanas... mmmm Yo con éste plato me pongo morada! (No podía reprimirlo, jejeje)

¡Espero que os guste! 






(2 pax)
INGREDIENTES:
  • 1/2 Kg de lombarda
  • 2 Manzanas reineta
  • 100 g de bacon ahumado
  • 1/2 Cebolla grande
  • 2 Dientes de ajo
  • Vino blanco
  • Perejil
  • Sal
  • Pimienta
  • AOVE




PREPARACIÓN:

La lombarda es un miembro de la familia de las coles, que se distingue por su característico color violeta, que se da debido a un pigmento.
Lavamos la lombarda desechando las hojas que cubren la parte superior.

Con la lombarda que usemos (En este caso media), le damos un corte transversal y empezamos a partirla en trocitos.

La metemos dentro de la olla a presión y salpimentamos.
En la cocción, ésta pierde un poco la tonalidad de su color, por eso es conveniente agregarle un poquito de sal (Hay quién dice que también es bueno el bicarbonato o el vinagre) cuando se va a hervir.

Cubrimos con agua y dejamos cocer durante 15-20 minutos. (Eso en mi olla, consultar los tiempos de vuestro modelo). Cuando saquemos la lombarda de la olla ésta tiene que estar tierna pero debe conservar su forma.
Éste tipo de col tiene más "carne" y por lo tanto es más dura, así que la cocción durará más que en las berzas convencionales.

Mientras la lombarda cuece, cortamos la cebolla en juliana fina, y la echamos en una sartén con aceite caliente para que dore.

 Majamos en el mortero los ajos con un poquito de perejil.

Cuando la cebolla haya tomado un poquito de color agregamos el majado y dejamos que se pochen.

Agregamos el bacon previamente cortado en trocitos.

Cuando el bacon se haya hecho un poco, agregamos el vino blanco y dejamos al fuego unos minutos para que se evapore el alcohol.

Mientras tanto, lavamos y pelamos las manzanas, las cortamos a la mitad y las despepitamos; y las empezamos a cortar en finas láminas.

Cuando haya reducido el vino, agregamos las manzanas y las dejamos a fuego suave para que cojan color y caramelicen.
Ésto le aportará al plato un toque dulce muy bueno.
A este plato le van muy bien los frutos secos, como piñones, orejones, pasas... al gusto de cada uno.

 Sacamos nuestra lombarda de la olla. Como se ve, pierde  poco la tonalidad del violeta, pero tiñe toda la parte blanca de la col, y el agua. (El agua, en principio y con la col dentro es violeta, pero a medida que pasa el tiempo, se va oscureciendo hasta ser de un tono azul marino, algo curioso, que recuerda a lo que le ocurre a los boletus)
Colamos la lombarda.

Echamos la lombarda previamente escurrida en la sartén.

Removemos para que se mezclen todos los ingredientes y dejamos a fuego suave unos minutos para que se integren los sabores.

Éste es el resultado final de nuestra lombarda con manzanas.

 ¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto  mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para poder ver lo bien que te ha quedado 😊.

Seguir con la receta

28 de enero de 2014

Pollo en pepitoria a mi manera

El otro día compramos un pollo súper grande (La verdad es que al cocinar para dos casi todas las cosas parecen súper grandes) y lo repartimos en dos, y aún así guisando la mitad tuvimos para dos días.
La receta tradicional se hace con gallina, con un majado en el que se la agrega distintas especias y almendra molida para dar más textura, aparte de que para espesar aún más la salsa, se doran rebanadas de pan. Yo he variado la receta de tal forma que siempre la hago a mi modo.
Hay que ver lo que nos gusta este tipo de guiso, queda muy sabroso, y se puede mejorar si lo hacéis el día antes.

¡Espero que os guste!





(2 pax)
INGREDIENTES:
  • 1/2 Cebolla grande
  • 2 Zanahorias
  • 1 Diente de ajo
  • 1/2 Pollo grande
  • 2 Huevos
  • 2 Patatas grandes
  • 300 ml de caldo de verduras
  • Colorante alimentario
  • 1 Hoja de laurel
  • C/s de harina
  • 1 Vaso de vino tinto
  • Perejil
  • Sal
  • AOVE




PREPARACIÓN:

En una cazuela con bien de aceite caliente, disponemos la cebolla bien picadita y pochamos.

Cuando ésta haya tomado color agregamos las zanahorias cortadas muy pequeño.

Cuando las zanahorias se hayan reblandecido un poquito, agregamos el diente de ajo cortado en láminas.
En la receta tradicional, se hace un majado con el ajo, nuez moscada y almendra molida. A mi no me gusta mucho esa mezcla por lo tanto he variado la receta a mi gusto.

Dejamos que se poche la verdura un poquito más y añadimos el vino tinto. Dejamos al fuego unos minutos para que se evapore el alcohol.

Mientras tanto enharinamos el pollo que ya habremos cortado en trocitos.

Cuando lo hayamos enharinado le damos unos pequeños golpes para quitar el exceso y los doramos en una sartén con aceite muy caliente.
Éste paso se hace para darle color y textura al pollo, ya que el aceite estará muy caliente formará una corteza en la superficie que dorará, pero no hará el pollo por dentro.

A medida que vayamos dorando el pollo lo reservamos.
Cuando tengamos toda nuestra ave ya pasada por la sartén, la introducimos en la cazuela con la salsa.

Echamos el caldo de verduras casero hasta cubrir el pollo.

Agregamos el colorante.

Dejamos el pollo hirviendo a fuego suave durante 50 minutos.

Cocemos dos huevos y separamos la yema de la clara.

La clara la partimos en dados  y lo agregamos a la salsa del pollo.

Con las yemas, en un bol con un poco de la salsa del pollo la machacamos y lo agregamos en la cazuela. Ésto nos servirá para hacer un buen espesante y que la salsa quede más unida.

Lavamos y pelamos las patatas y las cortamos en gajos.
Las freímos en abundante aceite hasta que doren.

Cuando las patatas estén hechas, las agregamos al la cazuela y le damos unos meneos para que se incorpore con la salsa. Agregamos perejil al gusto.

Éste es el resultado final de nuestro rico guiso.

¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto  mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para poder ver lo bien que te ha quedado 😊.

Seguir con la receta

24 de enero de 2014

Garbanzos salteados con langostinos

Éste salteado es característico de las zonas costeras andaluzas, donde aparte de langostinos les incorporan almejas o pescado de roca que no se utilizan en muchos platos.

Con el frío que hace en León apetecen estos platos de puchero, de los que llegan a la mesa bien calientes y éste sin duda es uno de los que más nos gusta. 

Cuando descubrí éste plato y se lo hice a mi padre (Amante de las legumbres como el que más) le encantó y recuerdo que dio a entender algo como que era un puchero de tantísima calidad que bien podría ser un plato de Domingo, que de manera coloquial es el día que te permites lujos a la hora de comer, haciendo algo mucho más elaborado que cualquier día normal, o con ingredientes más descatables...

Un fantástico ejemplo de lo bien que combinan las legumbres con los pescados y mariscos.
Seguro que una vez que probáis... ¡Repetiréis! Ya me contaréis.

¡Espero que os guste!





(2 pax)
INGREDIENTES:
  • 300 g de garbanzos Pedrosillano
  • 2 Dientes de ajo 
  • 6 Langostinos crudos grandes
  • 1 Cebolla 
  • 1 Clavo oloroso
  • 1/2 Litro de caldo de verduras
  • 1 Hoja de laurel
  • 1 Cda de pimentón
  • Perejil
  • Sal
  • AOVE




PREPARACIÓN:

Después de tener los garbanzos a remojo durante toda la noche, los escurrimos y los ponemos en la olla expréss junto con una hoja de laurel y un diente de ajo en el que introducimos un clavo oloroso. (Éste último elemento es únicamente para aportar sabor y aroma en la cocción, después no lo utilizaremos)

Echamos el caldo de verduras hasta la marca de la olla, de manera que cubra todos los garbanzos.

Ponemos a cocer los garbanzos, en el caso de mi olla, con unos 15 minutos bastará.

Cuando estén cocidos, colamos los garbanzos y quitamos el ajo con el clavo oloroso.

Sacamos los langostinos. Yo he utilizado los grandes crudos supercongelados, ya que así en cuanto los someta a cocción y tomen su color característico también soltarán sus jugos, cosa que con los langostinos precocidos no pasa.
Pero como siempre digo, se pueden hacer al gusto, con gambas peladas o langostinos más pequeños también quedarán bien.

Picamos la cebolla fina y la pochamos en una cazuela parisien con abundante aceite.
Yo lo hago en esta cazuela ya que es muy parecida a un wok y saltear aquí es muy fácil.

Cuando ésta haya dorado un poquito incorporamos los langostinos.

Subimos el fuego y dejamos que los langostinos adquieran su característico color.

Mientras tanto, laminamos el diente de ajo que hemos reservado en finas láminas.

Y lo agregamos a la cazuela, dejando que se haga de igual manera que los langostinos.

Cuando el ajo haya dorado, agregamos una cucharadita de pimentón, para darle color.

Es importante dejar que el pimentón se haga lo suficiente, pero sin pasarnos ya que si no le aporta un sabor amargo muy potente que nos estropearía el salteado.
En cuanto se haga, agregamos los garbanzos escurridos y empezamos a dar vaivenes a la cazuela de manera que mezclamos los garbanzos con toda la salsina.
Hay quién al salteado le deja un poco más de caldo de la cocción, y cuando les queda muy ralo, añaden un poco de harina. Yo no lo aconsejo. De hecho, el garbanzo es buen espesante (Hay harinas de garbanzo) y es preferible machacar unos pocos hasta crear una pasta.
De todas formas, al colarlos como hago yo, no hace falta ninguna.

Dejamos al fuego unos minutos más para que se mezclen todos los sabores, y agregamos perejil fresco al gusto.

Éste es el resultado final de nuestro salteado de garbanzos con langostinos.

¡Qué aproveche!




Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto  mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para poder ver lo bien que te ha quedado 😊.

Seguir con la receta

© Andreíta come de todo