26 de noviembre de 2021

Pollo coronación

Éste sin duda es uno de los platos más british que hay, y aunque suele prepararse con antelación y degustarse frío y como relleno en sándwiches, bocadillos, tacos o wraps también puede servirse acompañado de un arroz hervido, que es como yo lo he hecho y nos ha gustado muchísimo.



El coronation chicken es un plato que surgió en 1953, para la coronación de la Reina Isabel II. Las inventoras de este plato querían seguir la tradición y presentar en el menú ante todos los invitados a tal evento un plato de pollo frío, tal y como se hizo para el 50 aniversario de la coronación del Rey Jorge V, abuelo de Elizabeth; y la idea no pudo ser mejor ya que fue uno de los platos que más éxito tuvo aquella noche.


A partir de entonces, este plato ha cogido un gran renombre por su versatilidad y facilidad a la hora de prepararlo, y es característico en los picnics en Londres, de hecho, me veo en Hyde Park sentada en una mantita a cuadros con un tupper de este pollo mientras veo las ardillas corretear alrededor.


¡Espero que os guste!




Con esta receta colaboro un mes más en el:

En el reto tus recetas, dónde hacemos un plato usando como norma principal, un ingrediente elegido a votación que haya pasado por un proceso de elaboración y envasado, y esta ocasión decidimos irnos a por una de las especias que a mi en el mundo más me gustan, que es la canela.
Podéis ver el resto de recetas que mis compañeras han hecho en Reto tus recetas: Canela molida o en rama.





(4 pax)
INGREDIENTES:
  • 750 g de pechuga de pollo 
  • 1 Litro de agua
  • 3 Cdas de chutney de mango
  • 50 g de orejones
  • 15 ml de salsa Worcestershire
  • 200 g de mayonesa
  • 200 g de yogur griego natural 
  • C/s de arroz blanco
  • Sal
  • Especias y hierbas aromáticas: 1 Palo de canela, C/s de pimienta, unas hebras de azafrán, 1 hoja de laurel, C/s de jengibre molido, curry al gusto, C/s de cilantro, C/s de perejil fresco picado.



PREPARACIÓN:

En una cazuela, vamos a poner las pechugas de pollo cortadas en pequeños medallones.
Salamos, y agregamos la canela, la pimienta, las hebras de azafrán, la hoja de laurel y el jengibre molido (podemos usarlo también natural y retirarlo tras la cocción del pollo).

Cubrimos con agua y cocinamos el pollo a fuego lento durante 1 hora aproximadamente.

Mientras tanto hacemos la salsa.
En el fondo del robot de cocina, o en el vaso de la batidora, disponemos el chutney de mango, que en el mejor de los casos será casero.
Echamos también los orejones o albaricoques secos, el curry (que a mi como me encanta he añadido 2 cdas).

Agregamos la mayonesa.

Añadimos el yogur natural y la salsa worcestershire, que le dará el toque british.

Trituramos y añadimos el eneldo.

Para entonces, el pollo estará cocido, lo desmigamos un poquito y mezclamos con la salsa.

Mezclamos hasta que el aspecto sea este. Dejamos enfriar por completo antes de emplatar.

Aparte, prepararemos un arroz blanco para acompañar.

Emplatamos disponiendo el arroz en el fondo del plato, encima el pollo con la salsa y sobre este espolvorearemos perejil picado.

Éste es el resultado final de nuestro pollo coronación.
 
¡Qué aproveche!



Un contraste de sabores que resulta de lo más peculiar. Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

20 de noviembre de 2021

Timbal de repollo con patatinas

Seguro que os ha pasado muchas veces, de ir a un restaurante y comer algo simple que está tan meticulosamente bien presentado, que antes de comerlo con la boca, ya lo has comido con la mirada. 

Y una vez que lo has probado dices,  yo también quiero presentar en casa platos tan vistosos y originales... Pues he aquí una idea que te será de gran ayuda, sólo necesitas un molde circular de unos 12 cm de diámetro aproximadamente,  y a partir de ahí, jugar con los distintos ingredientes de tus recetas.


A mi me ha apetecido hacer un repollo con patatas, un plato invernal que suelo hacer mucho en casa, y con el que queda más que comprobado que puedes lucirte en la presentación, ya que de haber sido de otro modo iría todo cocido y emplatado en un cuenco hondo, que no tiene nada de malo... Pero así queda mucho más instagrameable jejeje 😉



¡Espero que os guste!




Con esta receta participo en el reto:

En el reto Desafío en la cocina, se nos da un ingrediente o una receta y nosotros tenemos que hacer nuestra propia versión intercalando platos dulces y salados.
Y en ésta ocasión, más que un ingrediente, o una receta en concreto, nos han requerido hacer un modo de presentación en el que podremos encontrar mil y un versiones, y de ello damos buena cuenta en el recopilatorio Desafío en la cocina: Timbal.





INGREDIENTES:
  • 300 g de repollo blanco rizado
  • 150 g de patata nueva pequeña
  • 1 Diente de ajo
  • 2 Lonchas gruesas de jamón serrano
  • AOVE
  • Especias y hierbas aromáticas: Perejil al gusto



PREPARACIÓN:


Primeramente lavamos las patatas bien bajo el chorro de agua fría. Las asamos en el horno a 180ºC durante 30 minutos aproximadamente, cubiertas cada una de ellas en papel de aluminio.

Mientras tanto, cortamos el repollo en chiffonade, y cocemos en agua durante 20 minutos aproximadamente.

Pasado el tiempo dejamos templar y cortamos en rodajas, sin retirarle la piel.

En el plato de presentación, situamos el molde en el que montaremos nuestro timbal y colocamos la primera capa de patatas.


En una sartén antiadherente, echamos un chorro de AOVE, doramos en el el ajo picado.

Agregamos el jamón que previamente habremos cortado en tiras, y dejamos que se dore.

Pasado el tiempo nuestro repollo estará perfectamente cocido.

En el molde, encima de las patatas, agregamos una buena capa de repollo cocido, muy bien escurrido.

Levantamos un poco el molde en función de lo alto que queramos hacer nuestro timbal, para que ningún ingrediente caiga fuera.

Espolvoreamos perejil a modo de decoración y con sumo cuidado levantamos el molde.

Llevamos a la mesa de inmediato, para comerlo bien caliente.

Éste es el resultado final de nuestro timbal de repollo con patatinas y salteado de jamón.

¡Qué aproveche!




Un buen modo de darle una presentación excepcional a un plato de lo más clásico. Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊


Seguir con la receta

© Andreíta come de todo