27 de febrero de 2022

Ensalada de cangrejo

 Un clásico de los veranos, y es que ¿Quién no ha hecho ésta ensalada para sofocar los calores?

Resulta muy fresquita y deliciosa, a pesar de no ser lo mejor nutricionalmente hablando ya que el surimi sucedáneo del cangrejo son como unas salchichas de pescado, carne procesada. Pero cuando los precios están desórbitados y una latita de 200 g de carne magra de cangrejo cuesta alrededor de 6€, toca tirar de éste tipo de alimentos que de vez en cuando, nos puede salvar una comida.



Queda perfecta de aperitivo en tostadas, como cena única, o como guarnición en cualquier comida. Aunque a mi como más me gusta es como relleno en aguacate, o en un sándwich o bagel... ¡Se me hace la boca agua!

Y lo mejor de todo es que se prepara en menos de 10 minutos y a todo el mundo le gusta por ese contraste de sabores que la hace única.




¡Espero que os guste!





Con esta receta participo en:

El Reto #Asaltablogs es una divertida manera de conocer blogs ajenos, y tras hurgar  por todas sus recetas, cocinar una de ellas dándole nuestra propia versión.

Hemos asaltado sin pudor el blog de Mari Jose, Tapitas y postres, y yo le he dado un buen repaso a su índice de recetas y finalmente me decante por su falsa ensalada de cangrejo en mi afán por agregar las ensaladas a todas mis comidas.





INGREDIENTES:
  • C/s de Salsa rosa casera
  • 16 Palitos de cangrejo
  • 2 Huevos cocidos
  • 70 g de maíz en conserva
  • 140 g de piña en su jugo



PREPARACIÓN:

Primero de todo hacemos la Salsa rosa casera, se tarda un momentito, es muy sencilla y sale muy rica.

En la ensaladera donde vayamos a presentar nuestra ensalada de cangrejo, disponemos el maíz y la piña troceada en gajos pequeños.

En el robot de cocina donde hayamos hecho la salsa rosa, disponemos los huevos cocidos y los palitos de cangrejo (frescos o previamente descongelados) un poquito troceados para favorecer su trituración.

Damos unos cuantos golpes de potencia en el robot de cocina para que se muela sin hacerse una masa apelmazada.

Llevamos a la ensaladera junto con la maíz y la piña y mezclamos todo muy bien.
Servimos junto con rebanadas de pan tostado.

Éste es el resultado final de nuestra ensalada de cangrejo.

Una cena de lo más rica.
¡Qué aproveche!



Una ensalada fresquita perfecta para dippear.

Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

25 de febrero de 2022

Tarta mousse de café

¿Antojazo de dulce? Ésta tarta calmará tu gula dejándote saciado y con un gusto exquisito a café.

De hecho, puede que no seas demasiado fan de ese sabor, pero te aseguro que ésta tarta te encantará ya que tiene la cantidad justa de ingredientes para que no resulte demasiado potente, ni demasiado dulce ni cargante.



Y aunque realmente ésta tarta se trate de una cheesecake fría sin necesidad de horno, para mi es la perfecta mousse de café, ya que el resultado del café mascarpone junto con la nata montada es especialmente cremoso, suave y aireado, una delicia.



Además ya empiezan a apetecer después de tanto dulce navideño a base de masas, frutos secos y pralinés, recetas más livianas y fresquitas. 



¡Espero que os guste!


Con ésta receta participo en:

En el reto tus recetas, dónde hacemos un plato usando como norma principal, un ingrediente elegido a votación que haya pasado por un proceso de elaboración y envasado, tal y como lo es el café soluble, que tras un proceso de tueste del café a 210ºC se muele, se secan por aspersión los solidos solubles y se somete a un proceso de liofilización.
Podéis todas las recetas realizadas con éste maravilloso ingrediente en Reto tus recetas: Café soluble. 




INGREDIENTES:


Para la base:


  • 175 g de galletas de canela
  • 50 g de mantequilla


Para la mousse:

  • 250 g de queso mascarpone
  • 150 ml de nata 35 % mg
  • 40 g de azúcar
  • 100 ml de agua
  • 1 Sobre de café soluble descafeinado
  • 1/2 Sobre de gelatina neutra en polvo


Para la decoración:

  • 100 ml de nata 35 % mg
  • 15 g de azúcar
  • C/s café soluble



PREPARACIÓN:

Comenzaremos preparando la base de la tarta, disponemos en el robot de cocina las galletas junto con la mantequilla.

Trituramos a baja potencia hasta que ambos ingredientes se junten sin formar una masa homogénea, que de una textura similar a la de la arena de playa.
En un molde desmontable con papel sulfurizado en la base, extendemos la mezcla y la aplastamos con ayuda de una cuchara, intentando que tenga el mismo grosor en todos los lados.
Reservamos refrigerado hasta su uso.

Empezamos entonces con la mousse. En un vaso disponemos la gelatina en polvo y añadimos poco a poco el agua mezclando para que no se formen grumos. Dejamos que se hidrate durante 15 minutos aproximadamente.

Mientras tanto, montamos la nata muy fría en el robot de cocina, con el accesorio mariposa velocidad 4 2 minutos.
Por supuesto podéis montarla a mano, importante que esté bien consistente.

En un bol aparte mezclamos el queso mascarpone con el azúcar.

Lo añadimos a la nata.

Y batimos de nuevo hasta que ambos componentes se junten dando lugar a una mezcla voluminosa y esponjosa.

La gelatina que se habrá quedado dura así que la recuperamos dándole un golpe de calor en el microondas. Una vez salga, vertemos el café soluble y mezclamos bien.

Mientras dejamos que la mezcla se bata a potencia baja, añadimos el café junto con la gelatina.

Dejamos que se mezclen hasta obtener una textura semejante a ésta.
Vertemos en el molde sobre la base de galletas y aplanamos la parte de arriba con una espátula. Dejamos que endurezca durante al menos 6 horas en el frigorífico (Yo lo he dejado toda la noche). 

Para finalizar, montamos la nata con el azúcar de la decoración, vertemos sobre la mousse de café y le damos forma de espiral con ayuda de una cuchara.

Espolvoreamos café soluble yendo de más a menos desde el centro hasta los laterales de la tarta.

Desmoldamos en el plato de presentación.

Éste es el resultado final de nuestra tarta mousse de café.

Y así es como se ve en su interior.
¡Qué aproveche!



La tarta ideal para los más cafeteros.
Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊
Seguir con la receta

20 de febrero de 2022

Torta mimosa

Hay recetas que se comen por los ojos, y ésta tarta sin duda, es una de ellas.


La torta mimosa es un postre muy popular en Italia que conmemora el día de la mujer. Está inspirada en la flor de dicho nombre que es costumbre regalar en ramo ese día a las mujeres. 

Una bonita tradición que se mantiene con los años y cuyo origen dicen que está en que había un árbol de la delicada y suave mimosa a las puertas de una fábrica que ardió en llamas con muchas mujeres dentro. 



Sea como fuere, está tarta conmemora aquel día y la lucha de las mujeres por la igualdad de los derechos desde entonces y hasta ahora.

Simula en su decoración con trocitos de miga de bizcocho está bonita flor amarilla, y resulta un pastel delicado y muy liviano, perfecto para celebrar la llegada de la primavera.



¡Espero que os guste!




Con esta receta participo en el reto:

En el reto Desafío en la cocina, se nos da un ingrediente o una receta y nosotros tenemos que hacer nuestra propia versión intercalando platos dulces y salados.
En esta ocasión y como celebración del día de la mujer tenemos un reto dulce y vistoso. Podéis ver todas las versiones en Desafío en la cocina: Tartas y postres mimosa.


INGREDIENTES:


Para el bizcocho genovés:
  • 4 Huevos L
  • 110 g de azúcar blanquilla
  • 120 g de harina
  • C/s de extracto de vainilla
  • Sal
  • C/s de mantequilla


Para la mousse de melocotón: 
  • 100 ml de leche (Sin Lactosa)
  • 5 g de gelatina neutra
  • 160 g de melocotones en su propio jugo
  • 30 g de azúcar glass
  • 130 ml de nata (Sin Lactosa)


Para la decoración final:
  • 2 Melocotones en su propio jugo
  • C/s Azúcar glass
  • C/s Sobrantes del bizcocho genovés




PREPARACIÓN:


Para el bizcocho:

Batimos los huevos con el azúcar en el robot de cocina a 37ºC durante 6 minutos a velocidad 4 con mariposa.
Si no disponemos de robot de cocina es tan sencillo como batir los huevos en un bol al baño maría y una vez los tengamos a la temperatura adecuada, batimos hasta que doblen su volumen.

Entonces, agregamos la harina y la sal, y mezclamos dando 2 toques de velocidad 3 durante 4 segundos.

De hacerlo sin robot de cocina, tan solo hay que mezclarlo con movimientos envolventes para que los huevos no pierdan el volumen con cuidado de que no queden grumos, un paso que daremos igualmente al hacerlo en el robot de cocina, una vez hayamos retirado la mariposa.

En un molde desmontable con papel sulfurizado en la base y bien untado en los laterales con la mantequilla, vertemos la mezcla del bizcocho.

Horneamos a 180ºC durante 25 minutos. Una vez esté listo dejamos reposar fuera del horno durante al menos 15 minutos antes del desmoldado.

Pasado el tiempo, desmoldamos sin problema y con ayuda de una lira cortamos el bizcocho horizontalmente hasta obtener 3 placas iguales.
Reservamos dichas placas y los recortes sobrantes para obtener el bizcocho de la cubierta.


Para la mousse de melocotón:

Lo primero de todo es mezclar la gelatina en un vaso con la leche que iremos añadiendo poco a poco hasta su completa disolución.

Semimontamos la nata con ayuda del robot de cocina.

Reservamos en un bol amplio.

En el mismo robot disponemos los melocotones junto con el azúcar, trituramos hasta obtener un puré homogéneo. (Reservamos el jugo o el almíbar de los melocotones).
Podemos colarlo para que quede lo más fino posible pero a mi no me importaba si quedasen grumitos del melocotón ya que le aportará un toque a la mousse.

Calentamos un poco la mezcla de la gelatina y la añadimos al robot de cocina con el puré de melocotón.

Una vez lo tengamos bien mezclado, lo echamos poco a poco sobre la nata semimontada, mientras mezclamos con movimientos envolventes para que la nata no se baje.
Una vez esté todo bien mezclado, reservamos hasta su uso.


Para el montaje:

Yo voy a montar la tarta como si de una charlota royal se tratase.
Lo primero, cubrimos con papel film el molde donde le vayamos a dar la forma cóncava, en mi caso en una ensaladera. Sobre la misma, disponemos una de las placas de bizcocho, a poder ser la que más gordita esté.
Mojamos con el propio jugo de los melocotones enlatados y vamos presionando el bizcocho sobre las paredes del molde, con cuidado de que el bizcocho no se resquebraje.
Añadimos una tercera parte de la mousse de melocotón. Sobre la misma, disponemos otra de las placas de bizcocho, cortándola a la medida idónea para que quepa dentro de la charlota y mojándola con el jugo de los melocotones. 
Repetimos la operación y añadimos la segunda tercera parte de la mousse de melocotón, del mismo modo colocamos la última parte del bizcocho ajustándola al máximo ya que ésta será la base de la tarta cuando le demos la vuelta. Humedecemos con el jugo de los melocotones, y cubrimos con papel film. Refrigeramos durante tres horas mínimo, aunque yo lo he dejado toda la noche.
Pasado el tiempo damos la vuelta en un plato y pasamos al plato de presentación.

Echamos la parte sobrante de la mousse de melocotón que nos servirá de refuerzo y pegamento de la decoración de la tarta. Con ayuda de una espátula la distribuimos por todo el bizcocho.

Yo he elegido decorarla por abajo con melocotón laminado superpuesto uno sobre otro, y en la parte de arriba, tal y como son los postres mimosa, he cortado en cubos de 1 x 1 cm el bizcocho sobrante de hacer las placas internas de la tarta.

Por último, sobre el bizcocho espolvoreamos azúcar glass con ayuda de un colador de cocina.

Éste es el resultado final de nuestra torta mimosa.

Y así es como se ve en su interior.
¡Qué aproveche!



Un suave pastel ideal para dar la bienvenida a la primavera.

Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

17 de febrero de 2022

Guacaburguer

Salir a comer fuera de casa una hamburguesa me parece un PLANAZO, de hecho tengo grandes recuerdos en un burger local con la familia, cuando era pequeña, nosotros pidiendo más kétchup y nuestros padres sobre todo muchas más servilletas porque mis primas y nosotros nos poníamos perdidos.

A día de hoy, y con la que está cayendo con el dichoso covid, las pocas veces que salgo a comer por ahí intento que sea en sitios más especiales con platos que se salgan un poco de lo común.

A fin de cuentas, una hamburguesa la puedo hacer en mi cocina perfectamente, con los mismos ingredientes, igual de rica y con la ventaja de cenar en el sillón de mi casa.


De hecho, esa es una de las cosas que llevo haciendo desde hace años con las pizzas, imitando las de las grandes cadenas a mi manera. Pues ahora bien, haré lo mismo con una cadena de hamburguesas que me encanta y tiene en su carta la M30,la gordonut o la hamburguesa con guacamole y salsa especial que os traigo hoy.



¡Espero que os guste!








INGREDIENTES:
  • 2 Molletes
  • 2 Hamburguesas mixtas (Ternera - cerdo)
  • 2 Lonchas de queso Gouda
  • C/s de guacamole casero
  • C/s de nachos picantes
  • 60 g de cebolla
  • 100 g de mayonesa
  • 30 g de kétchup
  • 15 g de mostaza dulce
  • 5 Pepinillos en vinagre
  • C/s de jalapeños
  • Especias y hierbas aromáticas: C/s de ajo molido, 1 cdita de pimentón, c/s de pimienta molida



PREPARACIÓN:


Primeramente comenzamos haciendo el guacamole casero. 
Continuamos preparando la salsa especial para hamburguesas, disponiendo en el vaso del batidor la cebolla y el ajo.

Picamos un poquito y agregamos los jalapeños para que le den el toque picante.

Añadimos el resto de los ingredientes: La mayonesa, el kétchup, la mostaza, los pepinillos, la pimenta molida y el pimentón.
Trituramos hasta que tenga consistencia de salsa ligada pero no demasiado fina.
Refrigeramos hasta su uso.

Hacemos las carnes de hamburguesa a la plancha mientras tostamos los molletes.

Una vez que la carne esté dorada por ambos lados, agregamos las lonchas de queso sobre ella, y tapamos con una cúpula de acero o cualquier molde de manera que el queso se funda mientras se cocina.

Disponemos la hamburguesa en el siguiente orden: Sobre la base de pan tostado disponemos una buena cucharada de la salsa especial. Después ponemos la carne con el queso, y sobre este, el guacamole casero, que le aportará un toque fresco exquisito.

Tapamos la hamburguesa con la tapa de pan tostado y acompañamos con unos nachos, que combinan a la perfección.

Éste es el resultado de nuestra guacaburguer.

¡Qué aproveche!



Si amas el guacamole ¡Deja de buscar! Ésta es tu burger.

Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

© Andreíta come de todo