29 de noviembre de 2013

Garbanzos con arroz

Éste es otro de los numerosos y excelentes guisos para mojar pan y comer caliente en estos fríos días.
Una receta que combina el fornido garbanzo con el meloso arroz, dando un resultado buenísimo.
Hay muchas variantes de este plato, desde que se puede hacer con un sofrito de morcilla, a que se puede acabar al horno; pero yo me quedo con el guiso tradicional que se ha visto desde siempre en mi casa.

Éste plato me recuerda a cuando yo era pequeña, y mi madre tenía para comer en casa lentejas (Que de aquella detestaba (Y ahora devoro)... Ahora me pasa con las alubias, no tengo remedio) entonces yo me iba a casa de mi bisabuela y me daba en un típico plato de metal una  riquísima y humeante ración de garbanzos con arroz que me sabía a gloria! 
Ya ves... cambiar lentejas por garbanzos, ¡cómo que fuera mucha la diferencia! Aunque pensándolo bien, tal vez fuera por la mano de mi abuelita.

¡Espero que os guste!



(2 pax)
INGREDIENTES:
  • 200 g de garbanzos
  • 1 Hueso de jamón
  • 1/2 Litro de caldo de verduras
  • 2 Rodajas de chorizo
  • 1 Trozo de lacón ahumado
  • 3 Dientes de ajo
  • 1 Cda de pimentón
  • 60 g de arroz bomba
  • 1 Hoja de laurel
  • 1/2 Litro de agua




PREPARACIÓN:

La noche anterior, poner a remojo en agua templada los garbanzos.
Quitarles el agua y ponerlos en la olla a presión junto con el laurel.

Cubrir con caldo de verdura y agua a partes iguales y agregar el hueso de jamón. (Yo no es que agregue un hueso de jamón cada vez que hago garbanzos, pero lo conseguí, y sin duda aporta un sabor estupendo, a parte que así me ahorro meterle carne de cocido como codillo, espinazo, etc ya que después cuando esté cocido y tierno, reservaremos su carne)

Cuando haya pasado el tiempo de cocción, dejamos templar el hueso.

Agregamos las dos rodajas de chorizo, el trocito de lacon y la carne del jamón

Ponemos al calor de nuevo los garbanzos y agregamos el arroz, dejándolo cocer durante aproximadamente 15 minutos.

En los últimos minutos de cocción del arroz, hacer el sofrito.
En una sartén con aceite caliente, dorar los ajos y cuando hayan conseguido un tono dorado, agregar el pimentón y remover. Apartar del fuego antes de que se queme y amargue e incorporamos a los garbanzos.

Éste es el resultado final, un plato que te llena de energía para las tardes de otoño.
¡Qué aproveche!





Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto  mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para poder ver lo bien que te ha quedado 😊.

Seguir con la receta

27 de noviembre de 2013

Pasta con pisto y atún

Una de las recetas más tradicionales de verduras que existen en nuestra gastronomía.

Consiste en una serie de verduras variables dependiendo de su disposición en la huerta, sofritas en aceite de oliva.
Además es de lo más nutritiva ya que se puede combinar con cualquier otro tipo de ingredientes como costillas, bacalao o patatas y hacer un estupendo guiso.
También se puede conservar y tirar de él a lo largo del año, de manera que resulte un perfecto acompañamiento para carnes, pescados o incluso, como en ésta ocasión: Pasta.

Como dato curioso, en principio el pisto lleva cebolla, pimientos, calabacín y por último y si se quiere, tomates. Pero si, como en este caso, al pisto se le incorporan berenjenas, éste pasará a llamarse ratatouille, aunque si es de ésta manera lo usual es formar una cadena de alimentos perfectamente colocados, como la que aparece en la famosa película de Disney.

A mi es un plato que me encanta, y que no falla en mis menús al menos una vez a la semana.

¡Qué aproveche!






(2 pax)
INGREDIENTES:

  • 1 Cebolla
  • 1 Pimiento verde
  • 1 Pimiento rojo
  • 1 Calabacín pequeño
  • 1 Berenjena
  • 2 Latas pequeñas de atún en conserva
  • 100 g de spaguetti
  • AOVE
  • Sal



PREPARACIÓN:

Pelamos la cebolla, limpiamos el resto de las verduras.
Las cortamos en mirepoix, es decir, en daditos de 1 cm para que al pochar las verduras estas no queden sumamente pequeñas.

 En una sartén anti adherente con un chorro de AOVE comenzamos pochando la cebolla.
Después agregamos los pimientos verde y rojo.

Salteamos hasta que comiencen a dorarse.

Después agregamos la berenjena y el calabacín.

Salteamos las verduras y dejamos que pochen en conjunto, hasta que comiencen a soltar y cocinarse en sus propios jugos.
Agregamos una pizca de sal, y dejamos al fuego durante 20 minutos para que se liguen todos los sabores y aromas de cada pieza de verduras.

Entonces agregamos el tomate triturado.
Es importante seguir este orden para sofreír las verduras, lo aconsejan las recetas modernas.

Seguimos cocinando la mezcla unos minutos más, hasta que el tomate se haya incorporado.
Así estaría listo nuestro pisto de verduras, que podremos acompañar de un huevo frito, con un trozo de atún a la plancha, por ejemplo... También podemos envasarlo, o como en éste caso utilizar de salsa.

Mientras tanto, en una cazuela con agua hierviendo, cocemos la pasta.

Pasados 9 minutos, estará al dente.

Con ayuda de una cuchara para spaguetti, los disponemos en la sartén con las verduras.

Salteamos hasta mezclar todos los ingredientes.

Servimos en un plato y le agregamos una lata de atún en conserva por encima.
Éste es el resultado final de un plato equilibrado perfecto para el Método del plato.

¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto  mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para poder ver lo bien que te ha quedado 😊.

Seguir con la receta

26 de noviembre de 2013

Empanada hojaldrada de atún

La empanada es una receta clásica habitual en muchos hogares, ya que es súper fácil y rica.
Típica de las cocinas gallegas, dónde se hace con una masa de pan y rellena de bonito, pero lo cierto es que pueden adquirir muchos variantes.

Yo la hago con hojaldre ya que para mi la textura es más apetitosa y le da un sabor más suave.  Os aseguro que los que han probado mi empanada han dicho que está muuuy buena y casi nunca queda para repetir, así que eso es buena señal ;)

¡Espero que os guste!






(3 pax)
INGREDIENTES:
  • 1/2 Cebolla
  • 1 Pimiento rojo
  • 2 Huevos
  • 1 Placa de hojaldre
  • 200 g de atún en conserva
  • 1 Yema de huevo
  • C/s de tomate frito
  • Perejil
  • Hierbas aromáticas al gusto: Romero, orégano, jengibre
  • Sal
  • AOVE




PREPARACIÓN: 

En un cazo con sal, un chorrin de vinagre y agua caliente, ponemos los dos huevos a cocer.

Sacamos la placa de hojaldre a descongelar, sobre el papel vegetal en una superficie plana.
Si se quiere hacer el hojaldre casero también se puede hacer, pero seamos sinceros... es mucho más rápido y cómodo hacerlo así y no andar con las vueltas y los reposos.
Para quién se decida a hacerlo: Cómo hacer hojaldre casero

Cortamos la cebolla en juliana fina.

En una sartén con aceite caliente, la pochamos sin dejar que adquiera mucho color para que no le de un sabor amargo a toda la mezcla.

Cuando la cebolla esté doradita, agregamos el pimiento cortado en juliana.

Cuando haya tomado un poquito de color, agregamos el atún.

Lo sofreímos todo junto hasta que esté bien mezclado.

Agregamos el tomate frito.
Yo uso el casero, porque la receta de mi abuela hace que tenga un montón de sabor y un toque picante que el de compra no lo consigue.

Agregamos las hierbas y lo sacamos del fuego para que repose un poco.

Cortamos los huevos cocidos y lo agregamos a la mezcla.

Cuando la mezcla haya templado, lo ponemos sobre el hojaldre extendido haciendo que no quede ningún hueco y "cuadriculándolo" para que cuando cerremos el hojaldre sea más fácil.

Cerramos la empanada, uniendo los dos pliegues y pellizcándolos dándoles forma.
Si es necesario, para que los pliegues queden bien unidos, se puede mojar con un poco de agua.
Si se quiere se puede colocar el relleno en un lado, haciendo que los pliegues se junten en un borde, se le puede hacer una "chimenea" y pinchar con un tenedor varias veces para que el vapor salga, pero al ser de hojaldre, yo no se lo hago ya que me gusta que suba y forme muchas capas.

Pintamos la empanada con la yema de huevo batida, para que en la cocción, esta adquiera un tono dorado.

La introducimos en el horno precalentado a máxima potencia (200º).

Tras 20 minutos de cocción, la  empanada estará lista

Éste es el resultado final.

Con muchas finas capas de hojaldre y un exquisito y potente sabor.

¡Qué aproveche!





Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto  mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para poder ver lo bien que te ha quedado 😊.
Seguir con la receta

23 de noviembre de 2013

Sopas de ajo

Ya tenemos aquí al ladito el invierno, y ya vamos adaptando el cuerpo al frío. Así que con ésta receta conseguirás entrar en calor con el primer sorbito.
Muy famosa ya que es un plato tradicional, natural... Imprescindible en las cocinas de nuestras abuelas, una receta de lo más humilde, bastaba con ajos, pan, pimentón y agua para tener a toda la familia pendiente de cuando estaban listas. Hoy en día con muchas adaptaciones, en cuanto a formas e ingredientes.

¡Espero que os guste!




INGREDIENTES:
  • 1/4 de cebolla
  • 1/4 de pimiento rojo
  • 6 Dientes de ajo
  • 3 Huevos
  • 1 Litro de agua
  • 250 g de pan de hogaza del día anterior
  • 1 Cda de pimentón
  • Sal
  • AOVE



PREPARACIÓN:

Las típicas sopas castellanas no llevan éste sofrito, pero yo se lo pongo para darle un toque con un poquito más de sabor.
Cortamos la cebolla muy picada y la pochamos en una cazuela con aceite caliente.

Cuando la cebolla haya tomado color, sin que se queme ya que eso le dará un regustillo al caldo que no queremos, agregamos el pimiento picado, y dejamos que dore.

En el mortero, ponemos perejil y los ajos cortados en tres partes aproximadamente, para que se rompan con más facilidad.

Machacamos agregándole un poquito de aceite.

En esta mezcla, agregamos el pimentón y lo unimos hasta que esté uniforme..

En la cazuela dónde está el sofrito de cebolla y pimiento, agregamos el litro de agua, y el majado de ajos con el pimentón.

Le ponemos una hoja de laurel y dejamos al calor hasta que rompa a hervir.

Mientras, cortamos el pan en rodajas al gusto, si te gustan más caldosas finitas, y si como en mi caso te gustan espesas unas rodajas medianas, de más o menos medio centímetro de grosor.
Las vamos metiendo en las cazuelas, yo uso las de "Los cazadores" de mi pueblo, como os contaba en la receta de Sopas de trucha al estilo del Órbigo

Cuando el caldo rompa a hervir, lo reservamos apartado del fuego.

Poner un huevo por persona encima del pan.
Ésto por supuesto, si se quiere. Yo lo como así desde pequeña, con el huevo medio hecho, intentando salvar la yema para comérmela entera en la última cucharada.
Le da un sabor más suave y cremoso.

Agregamos el caldo al gusto por encima del huevo para que éste escalfe y se cuaje un poquito.

Éste es el resultado final,apetecibles ¿verdad?

¡Qué aproveche!





Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto  mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para poder ver lo bien que te ha quedado 😊.
Seguir con la receta

© Andreíta come de todo