22 de agosto de 2020

Puerros con langostinos

 No sé en vuestras ciudades, pero aquí han descendido las temperaturas y llevamos unos cuantos días de lluvias, lo cual significa que el verano se ha acabado, y yo, para ser del todo sinceros no puedo estar más contenta.

Vuelve la sensación de fresquito en casa y el no morir en el intento cada vez que sales a la calle y el sol te da de lleno. Por fin puedo volver a los platos calientes que tanto echo de menos en esta época del año.


Y de esta necesidad sale la receta que traigo hoy, y es que aprovechando la primera tormenta de verano preparé este guiso para cenar. Una receta sana y deliciosa por la combinación de los puerros y los langostinos. Un guiso sublime con una salsa bien potente.


¡Espero que os guste!




Con esta receta participo en:



En el reto Color y Sabor de Temporada seleccionamos mediante votación una fruta o fruto seco y una verdura, o semilla, de temporada, que está en su época de recolección y es el mejor momento para consumirlas, ya que se aprovechan al 100% sus cualidades organolépticas.
Además es cuando más fáciles son de encontrar los productos y salen mas económicos. 
Entonces todos los participantes elegimos entre una de ellas, y hacemos una receta dulce o salada.
¿Puerro o melocotón? Difícil decisión, ambos ingredientes me encantan, pero según estoy llevando mi alimentación ahora mismo, me apetecía una receta salada, así que he decidido optar por la verdura.





(2 pax)
INGREDIENTES:
  • 4 Puerros
  • 100 g de cebolleta
  • 15 g de harina
  • 50 ml de vino blanco
  • 250 ml de caldo de pescado
  • 200 g de colas de langostinos
  • AOVE
  • Sal y pimienta
  • Especias y hierbas aromáticas: Perejil al gusto, c/s de cayena molida



PREPARACIÓN:

Intentamos escoger los puerros más delgados del manojo. Los cortamos en rodajas largas, de más o menos 8 cm cada una. De cada puerro deberían de salir 3 trozos.
Los disponemos en  el robot de cocina, o en un estuche apto para microondas, y los cocinamos al vapor durante 25 minutos aproximadamente, hasta que estén tiernos.

Mientras tato, comenzamos a preparar la salsa. En una cazuela disponemos un buen chorro de AOVE. Agregamos la cebolla cortada en brunoise, y el perejil.

Sofreímos hasta que ambos estén bien dorados, salpimentamos.

Entonces, echamos la harina.

Cocinamos un par de minutos, removiendo hasta formar una roux y le damos un toque de cayena molida.

Rompemos el hervor echando el vino blanco.

Removemos y dejamos que se evapore el alcohol.
Agregamos también el caldo de pescado y removemos de igual manera para que no se formen grumos y quede una salsa ligada.

Entonces, vertemos los puerros que ya estarán perfectamente cocinados.

Y echamos las colas de los langostinos.

Bajamos la temperatura al mínimo y dejamos cocinar en conjunto tapado en la cazuela durante 5 minutos, hasta que las colas de langostinos estén hechas.

En ese momento, servimos en un plato y llevamos a la mesa.

Éste es el resultado final de nuestros puerros con langostinos.

Y así es como se ve el guiso en un primer plano.
¡Qué aproveche!




Un guiso de verduras con todo lo bueno del marisco. Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

4 comentarios:

  1. Buena elección para el reto. Los puerros me encantan, aunque yo me he decantado por el melocotón.
    Saludos

    https://micocinayotrascosas.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, a nosotros también nos lo pareció, nos encantaron. El melocotón también es delicioso!!! Un beso

      Eliminar
  2. Me parece una receta estupenda y no muy dificil, tengo que probarlo!!! Besos

    ResponderEliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo