27 de junio de 2019

Flanes de queso

Uno de los postres más aclamados.
En cualquier buen menú de restaurante, acaban su lista de postres con una variedad de flan, ya sea de café, de huevo, o el de queso, mi variedad favorita.

Y aunque no suelo hacerlos mucho en casa, hoy me he animado para traeros la receta de los flanes de requesón individuales más cremosos, suaves y riquísimos.

Con éste tipo de queso, el sabor es delicioso. Pero por supuesto siempre podéis adaptarlo a vuestro gusto, haciéndolo con otro tipo de queso fresco o incluso con el queso crema, con el que también estará buenísimo, aunque la textura no será tan interesante... Encontrar los "granitos" del queso batido sin triturar es una agradable sorpresa.
Además como cualquier buen flan que se precie, lo acompañaremos con un buen chorretón de caramelo líquido casero, y ya en el plato, con un punto de nata montada, que siempre apetece.


¡Espero que os guste!







(2 pax)
INGREDIENTES:

  • 200 ml de leche entera
  • 100 ml de nata líquida
  • 60 g de requesón
  • 2 Huevos
  • 60 g de azúcar
  • Ralladura de limón
  • C/s de esencia de vainilla
  • 60 g de azúcar
  • 1 Cda de agua
  • Gotas de zumo de limón



PREPARACIÓN:

Primeramente vamos a hacer el caramelo líquido.
En un cazo ponemos el azúcar, el zumo de limón y el agua. 

Dejamos que se derrita a fuego bajo sin tocarlo ni moverlo para que el azúcar no se empapice.


Dejamos que coja un color ámbar, retiramos rápidamente ya que una vez fuera del fuego seguirá tostandose un tiempo,

Vertemos nuestro caramelo en los moldes desechables.

Ponemos a calentar la leche junto con la nata.

Agregamos el azúcar y dejamos que ésta se disuelva.

Añadimos la piel del limón junto con la esencia de vainilla.

Una vez que rompa a hervir, apartamos del fuego y dejamos que temple.

Entonces, en el vaso batidor, disponemos los huevos con el queso.

Le damos unos cuantos toques de manera que se mezcle bien pero sin triturar del todo el requesón, ya que conservar su textura es bastante interesante.

Cuando la leche se haya templado la agregamos a la mezcla de los huevos y el queso, colándola para retirar fácilmente la ralladura de limón.
Mezclamos.

Vertemos la mezcla en las flaneras llenándolas hasta el borde.

Disponemos las flaneras dentro de una fuente en la que hemos añadido agua caliente hasta que llegue a la mitad de los moldes.

Metemos en el horno precalentado a 180ºC durante 1 hora.
Hay quién cincuenta minutos los cuece con papel de aluminio, de manera que la corteza que se crea es mínima. A mi me gusta más que se note, así que los meto sin el directamente.

Pasado el tiempo, comprobamos con un palillo que estén bien cuajados en su interior.

Dejamos enfríar a temperatura ambiente, mientras los flanes se van desinchando.
Cubrimos con papel film cada flanera, refrigeramos durante 8 horas como mínimo antes de consumirlos.

Pasado el tiempo, con un cuchillo de filo plano, despegamos los bordes de la flanera.

Disponemos boca abajo en el plato de presentación y hacemos un pequeño corte en el molde de manera que se libere aire en el interior y sea más sencilla la caída.
Si aún así no cae, podemos dar calor con ayuda de un soplete de cocina, por todos los laterales de la flanera.

Desmoldamos.

Y servimos, acompañado de nata, de una confitura...
O sólo, para apreciar bien el sabor del caramelo y el queso.

Éste es el resultado final de nuestros flanes de queso.

¿Preparados para hincarle el diente?

¡Buenísimos!
Y esta es la textura que tienen en su interior.
¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

24 de junio de 2019

Coca de San Juan con piñones y canela

Hoy es San Juan, fiesta grande de mi ciudad, León y noche en la que como un ritual se celebran el nuevo solscticio de verano, saltando las hogueras para estar protegido durante el resto del año y dejándo en el fuego todo lo malo que puedas llevar a tus espaldas.
Así es, una de las noches más supersticiosas y mágicas del año, y es que las hogueras y los fuegos artificiales no faltan.

Además es es día por excelencia de estos dulces, típicos de la costa mediterránea, en especial de Cataluña.
Hace un par de años que os mostré como hacer la 

¡Espero que os guste!






INGREDIENTES:


Para la masa:

- 400 g de harina de fuera
- 40 g de azúcar
- Una pizca de sal
- 60 g de manteca de cerdo
- 2 Huevos M
- 1 Paquete de levadura fresca (25g)
- 85 ml de leche


Para el almíbar:

- 30 ml de agua
- 30 ml de anís
- 50 g de azúcar


Para el relleno:

- C/s de anís dulce
- 1 Cda de azúcar granillo
- 1 Cda de canela
- 20 g de piñones

PREPARACIÓN:

Hacemos el almíbar y la coca de igual manera que hicimos para la receta de la Coca de San Juan original, con crema pastelera y guindas.
Amasamos los ingredientes, dejamos que leve durante 2 horas.
Amasamos y damos forma con los cortes, dejamos que leve 1 hora. Pintamos con huevo.

En un bol, mezclamos el azúcar junto con la canela. Humedecemos con unas gotas de anís hasta que tenga una textura arenosa.

Espolvoreamos el azúcar junto con la canela por toda la superficie de la coca.
Hacemos lo mismo con los piñones.
Precalentamos el horno a 180ºC.

Metemos en el horno con la función de calor por abajo.
Cocemos durante 10 minutos.
Cambiamos la función para calor por arriba y por abajo, y cocemos durante 20 minutos más.
Sacamos del horno.

Pintamos un poquito con el almíbar que habíamos preparado antes, con ayuda de un pincel de silicona.

Éste es el resultado final de nuestra coca de piñones y canela.

Y con esto a disfrutar de las fiestas de San Juan.
¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto  mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para poder ver lo bien que te ha quedado 😊.
Seguir con la receta

22 de junio de 2019

Garbanzos con nécoras

Hay veces, que apetece un plato de categoría, de esos preparados con ingredientes de calidad, como lo es éste guiso mar y montaña que combina el marisco de a pie con una de las más ricas legumbres.

Y es que, para darnos un homenaje, no hace falta ser exuberantes y comprar los mejores y los más caros mariscos. Yo, con apenas 15€ he hecho éste guiso que nos ha cundido para dos días, elaborado con nécoras, gambones y almejas.
Aunque como siempre digo, en la variedad está el gusto y combina también de manera espectacular con mejillones, carabineros, calamar...

La idea surgió de una visita a Asturias, y cuando en un restaurante nos quedamos con ganas de probar unas fabes con andaricas que tenían una pinta de impresión, pero la mesa de al lado se llevó las últimas raciones.
Yo que no soy muy fan de las alubias en todas sus versiones, me quedo con la combinación con los garbanzos que es exquisita.

¡Espero que os guste!




Un mes más participo en:

En el reto Color y Sabor de Temporada seleccionamos mediante votación una fruta o fruto seco y una verdura, o semilla, de temporada, que está en su época de recolección y es el mejor momento para consumirlas, ya que se aprovechan al 100% sus cualidades organolépticas.
Además es cuando más fáciles son de encontrar los productos y salen mas económicos. 
Entonces todos los participantes elegimos entre una de ellas, y hacemos una receta dulce o salada.

La decisión éste mes ha estado entre garbanzos o peras.
Y en mi caso, me he decidido por los garbanzos, mi legumbre favorita. Y los he preparado de una manera espectacular, un plato "mar y montaña".





(4 pax)
INGREDIENTES:
  • 500 g de garbanzos Pedrosillano
  • 300 g de gambones
  • 2 Nécoras
  • 100 g de almejas
  • 250 ml de caldo de pescado
  • 2 Dientes de ajo
  • 1 Litro de agua
  • 1 Chorro de brandy
  • 1 Cda de pimentón dulce
  • Hierbas aromáticas al gusto: 1 hoja de laurel y perejil fresco
  • AOVE



PREPARACIÓN:

La noche antes de preparar el guiso, ponemos los garbanzos a remojo en agua templada.
Lo primero que haremos será pelar los gambones, reservando las cáscaras.
En una cazuela con un chorro de aceite, los sellamos.

Reservamos el resto de pescado que usaremos para este guiso tierra y montaña: Los gambones pelados, las nécoras y las almejas.

Una vez que los gambones comiencen a coger color, agregamos el chorro de brandy e inmediatamente, flambeamos, hasta que el alcohol se evapore.
Entonces, agregamos el caldo de pescado. Yo he usado caldo congelado de la cocción de un pulpo.

Agregamos también la hoja de laurel y el agua.
Una vez que comience a hervir, bajamos el fuego manteniendo el hervor, y cocinamos durante media hora.

En la olla, disponemos un chorro de AOVE, agregamos los gambones bien cortados en rodajas finas.
Una vez que doren, reservamos.

En ese mismo aceite, agregamos el diente de ajo y doramos.

Agregamos el pimentón, e inmediatamente un chorrete de agua para evitar que éste se queme.

Inmediatamente, echamos los garbanzos.

Agregamos el caldo de pescado que hemos preparado, pasándolo previamente por un colador, para evitar que caigan trazas.

Echamos hasta que el caldo cubra la legumbre, subimos el fuego y dejamos que comience a hervir.
Tapamos la olla express y dejamos que cueza hasta que los garbanzos estén listos. En mi caso, a presión alta durante 20 minutos.

Partimos con ayuda de un machete las nécoras a la mitad (También se pueden agregar enteras).

Una vez pasado el tiempo, apagamos el fuego y los mantenemos ahí.
Cuando haya perdido toda la presión, abrimos la olla; los garbanzos estarán listos.

Pasamos un el caldo a una cazuela, y espesamos a fuego fuerte con ayuda de unas varillas.

Devolvemos de nuevo a la olla, y a su vez, agregamos las almejas, que habremos lavado en agua con sal.

Y los gambones dorados.

Por último agregamos las nécoras.

Y un puñadito de perejil fresco cortado, que le aportará el toque de color.
Subimos el fuego y una vez que llegue a hervir, cocinamos durante 2 minutos y lo apagamos.
Dejamos reposar durante 10 minutos antes de servir, de ésta manera las nécoras estará perfectamente cocinadas y el guiso habrá unificado sabores.

Éste es el resultado de nuestros garbanzos con nécoras.

Un guiso espectacular.

¡Qué aproveche!




Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

© Andreíta come de todo