31 de agosto de 2018

Ternera a la cerveza negra

En #LeónCapitalGastro18 el mes de Agosto ha sido el destinado a elogiar un gran manjar de nuestra tierra: La cerveza.
Y es que nosotros sabemos apreciar lo bueno, y tenemos una gran costumbre de cañeo durante todo el año, pero sobre todo, especialmente en verano, donde ahogamos en una jarra de cerveza acompañada de su imprescindible tapa, todo el sofocante calor.

En nuestra provincia la cerveza tiene un gran reconocimiento, y tradición, ya que cabe recordar que el 90% del lúpulo que se produce en España, se da aquí, más concretamente en la zona de Carrizo de la Ribera, en la zona del alto Órbigo, y donde cada verano se elogia este producto gastando barriles y barriles de diferentes tipos de cervezas durante un fin de semana.

Y es que además, el producir cervezas de manera artesanal, está de moda. Han sido muchos los que han lanzado sus cervezas al mercado obteniendo gran éxito.
Son muchos los que han lanzado sus cervezas artesanales obteniendo gran éxito.
Yo como llevo haciendo en éste tiempo también quiero elogiar a la cerveza #LeónManjarDeReyes.
¡Espero que os guste!






(4 pax)
INGREDIENTES:

- 1 kg de carne de ternera para guisar (Babilla)
- 1 Cebolla grande 
- 4 Zanahorias
- 330 ml de cerveza tostada leonesa
- 1/2 Litro de caldo de carne
- C/s de harina
- Sal
- Pimienta
- Perejil al gusto
- AOVE



PREPARACIÓN:

Lo cortamos en trozos de bocado, de 3x3 cm aproximadamente.

Pasamos los trozos de carne previamente salpimentados por harina.

En la olla en la que vayamos a hacer el guiso, con un poco de AOVE en el fondo, doramos la carne, de manera rápida, solo para marcarla y que los jugos se queden en su interior.

Una vez que la carne haya cogido color, la sacamos a una fuente y reservamos.
En la misma olla y con el AOVE sobrante de la carne, agregamos la cebolla cortada en mirepoix y las zanahorias en rodajas.

Una vez que las verduras hayan pochado un poquito, rompemos el hervor con un chorro de agua.

Entonces, devolvemos la carne a la misma olla.

Y añadimos la cerveza negra.
En éste caso hemos usado una cerveza tostada 100% artesanal y leonesa, de la marca Zerep.
Tiene un color cobrizo oscuro y mantiene una ligera capa de burbujas de tamaño medio hasta el final. Huele primeramente a alcohol y después dulce gracias a la malta tostada. Con cuerpo y fuerza, y un sabor a caramelo y tostado muy ligero. Excelente para disfrutar con carnes de caza y rojas, como en éste caso.
Dejamos que se evaporen las burbujas.
Para darle un sabor y un color más interesante, podemos agregar en este momento un par de onzas de chocolate.

Y agregamos el caldo de carne hasta cubrir.

Entonces, esperamos a que empiece a hervir, tapamos la olla y cocemos a presión baja durante 30 minutos.

Pasado el tiempo, pasamos nuestra preparación a otra cazuela.
Si queremos que nuestro guiso tenga un sabor más potente, podemos hacerlo con antelación, y en éste momento dejarlo reposar hasta que enfríe y refrigerar hasta que vayamos a consumirlo.

Lo levantamos dándole un hervor y agregamos perejil seco al gusto.

Éste es el resultado de nuestro guiso de ternera a la cerveza negra.

Servimos inmediatamente en la mesa, acompañándolo de una ensalada.

Y listos para degustarla.
¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto  mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para poder ver lo bien que te ha quedado 😊.

Seguir con la receta

27 de agosto de 2018

Huevos rellenos (II)

Ésta receta no puede faltar en cualquier meriendacena familiar con fiambrera en mano.
Un clásico de los picnics, como lo son la tortilla de patata, una empanada de pan o unos buenos filetes de pollo rebozados.
Y qué tendrá esa nevera, que hay que pujar entre dos, con las botellas azules congeladas para mantener la temperatura de los alimentos y los refrigerios, que hace que todo sepa tan rico. Con ese olor característico a de todo un poco que te invita a comer, aún sin haberte acordado de meter un par de cuchillos.

Puede que haya quien piense que éste tipo de platos están anticuados y completamente pasados de moda, y realmente están en lo cierto. Pero no todo es instagramear, y aún así no hay nadie que se resista a probarlos.

Unos huevos rellenos con una presentación más formal que los que ya os mostré hace tiempo y podéis ver aquí.
¡Espero que os guste!






(2 pax)
INGREDIENTES:

-80 g de gambas peladas
- 4 Huevos
- C/s de tomate frito
- C/s de mayonesa
- 2 Latas pequeñas de atún en conserva
- 1/2 Paquete de brotes tiernos
- C/s de perejil



PREPARACIÓN:

Primeramente, cocemos los huevos en un cazo con agua, sal y un chorro de vinagre durante 12 minutos. Pasado el tiempo, los pelamos y cortamos a la mitad, retirándoles la yema que utilizaremos después.
Después en un cazo con un poco de agua con sal, cocemos las gambas hasta que estas cambien de color, durante dos minutos. Entonces, retiramos del fuego.

En el vaso de la batidora disponemos el atún junto con el tomate (El justo para darle un toque de color a la mezcla), la mayonesa, la mitad de las yemas que hemos reservado, y las gambas que acabamos de cocer.
Trituramos durante unos minutos.

Pasamos la mezcla a una manga pastelera con boquilla lisa.
Llenamos poco a poco los huecos de los huevos, que los hemos colocado en el plato de presentación sobre una cama de brotes tiernos.

Con la otra parte de las yemas que habíamos reservado, decoramos los huevos, desmenuzándolas con los dedos.

Por último culminamos nuestros huevos rellenos con una gamba.

Éste es el resultado final.

Bien pueden valer para un aperitivo de una cena un poco más formal.
¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto  mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para poder ver lo bien que te ha quedado 😊.

Seguir con la receta

21 de agosto de 2018

Ensalada campera

Y ahora sí que sí, a tope con la rutina.
Volvemos a nuestros quehaceres diarios, con la tristeza que acompaña siempre la vuelta de las vacaciones, el síndrome post-vacacional de toda la vida.
Pero... ¡Qué nos quiten lo bailado! Ahora hay que disfrutar recordando los buenos momentos pasados en la playa, a la orilla del mar, con una compañía fantástica, comiendo y bebiendo cositas ricas que el resto del año no te permites.
Y por supuesto, como soñadores que somos, ¡A cavilar ya en las siguientes!

Ésta ensalada la solemos hacer mucho por ésta época. Es muy fresquita, muy simple y muy muy rica.
Ideal para llevar en un tupper a la playa, o a un picnic, y es que como dice su propio nombre esta ensalada tan humilde y sabrosa esta hecha para disfrutarse al aire libre.

El ingrediente principal de la misma es la patata, a la que se le añaden tantos ingredientes como se quieran. Ésta es mi versión.
¡Espero que os guste!






(2 pax)
INGREDIENTES:

- 400 g de patata nueva
- 2 Huevos
- 1 Pimiento verde italiano
- 1/2 Pimiento rojo
- 1/2 Cebolleta
- 6 Aceitunas verdes
- 10 Olivas negras
- 100 g de bonito en conserva escurrido
- C/s de perejil
- C/s de sal
- AOVE
- Vinagre de vino blanco



PREPARACIÓN:

En un cazo disponemos las patatas sin pelar y las cubrimos de agua fría. Las ponemos al fuego y una vez rompa a hervir, dejamos que se cocinen durante 25 minutos.

Cuando hayan pasado 15 minutos aproximadamente, agregamos a la cazuela los huevos y dejamos que se cuezan junto con las patatas hasta que se acabe el tiempo total.

Mientras tanto, vamos picando las verduras.
Cortamos los pimientos en mirepoix y los disponemos en una fuente profunda, en la que quepan todos los ingredientes.

Agregamos también la cebolla cortada del mismo modo y el perejil.

Escurrimos la conserva del bonito y lo vertemos en la fuente.

Agregamos las aceitunas verdes y negras.

Para entonces, habrá acabado la cocción de las patatas y los huevos.
Retiramos el agua de la cocción y lo ponemos bajo el chorro de agua fría hasta que enfríen y podamos manejarlas.
Entonces, pelamos las patatas y las partimos en cubos medianos, los agregamos a la fuente.

Repetimos el proceso con los huevos cocidos.

Mezclamos, salamos y agregamos el AOVE y el vinagre.

Éste es el resultado final de nuestra ensalada campera.

Un clásico del verano.
¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto  mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para poder ver lo bien que te ha quedado 😊.

Seguir con la receta

10 de agosto de 2018

Calabacin redondo relleno

Me dicen mis redes sociales que hace mucho que no sabéis de mi, y es cierto, pero es que en verano una no da para más.
Entre el trabajo, el estudio, el intentar mantener una vida activa en lo que a deporte se refiere, el poco tiempo libre que tengo intento pasarlo con mi familia... En fin, sabéis de lo que os hablo.
Y en nada llegan las vacaciones, e intentaré desconectar de todo, que falta me hace.

Pero antes, quería pasar a deciros que aquí estoy. Cocinando poco pero cocinando rico, sano y bien.
Para muestra un botón.
De vez en cuando traigo a casa este tipo de calabacín tan rico y llamativo. A nosotros nos gusta muchísimo por que cambia un montón el sabor en cuanto al calabacín alargado, al que estamos acostumbrados.
Es mucho más suave y con una pulpa más fina, perfecto para hacer cremas o para rellenarlos, y es que la presentación con ellos tiene muchas más alternativas. Y ya por no hablar de los rellenos, todos le pegan. Con gulas y gambas, con atún como en el caso de las berenjenas rellenas, o de carne, como he hecho ésta vez yo.

¡Espero que os guste!






(2 pax)
INGREDIENTES:

- 2 Calabacines bola
- 1/2 Cebolla
- 1 Puerro
- 1 Pimiento verde italiano
- 400 g de carne picada de ternera magra
- 4 Cdas de tomate frito casero
- 1 Cdita de pimentón agridulce
- C/s de queso rallado
- Sal



PREPARACIÓN:

Conseguimos unos calabacines bola, redondos, o comunmente conocidos por los de Niza.
Son unos calabacines en forma de pelota de 8-10 cm de diámetro que son muy tiernos y resultan deliciosos.
Los lavamos bajo el grifo.

Hacemos un corte en la parte superior del calabacín, de manera que quede como si fuera la tapa de este.
Le podemos dar la forma que queramos, yo en este caso, en zigzag.

Una vez tengamos hechos los cortes por todo el calabacín se separarán a la perfección ambas partes.

Hacemos un agujero con ayuda de un hierro de pincho moruno, que llegue desde la tapa hasta la parte final del calabacín.

Y comenzamos a hacer nuestros calabacines.
En mi caso al microondas a máxima potencia durante 9 minutos.

Mientras tanto comenzamos a hacer el relleno.
En una sartén con un chorro de AOVE, doramos la cebolla picada en brunoise.

Agregamos también el puerro y el pimiento verde.

Una vez haya pochado un poco, agregamos la carne picada, y dejamos que se haga poco a poco, sin parar de mover para que no queden trozos excesivamente grandes.

Para entonces, nuestros calabacines habrán acabado de cocinarse.
Con cuidado de los vapores, separamos la tapa de la parte de abajo. Con una cuchara retiramos la pulpa que pudiera tener la parte de la tapa, y la volcamos sobre la parte de abajo. Por toda la bola con movimientos circulares, vamos separando la pulpa de la corteza del calabacín.

Y la echamos a la sartén junto con el demás relleno.

Una vez esté integrado agregamos el tomate frito.

Y el pimentón.
Revolvemos para que no se queme y después bajamos el fuego y dejamos cocinar el conjunto durante unos minutos.

Entonces, añadimos queso rallado al gusto.

Y mantenemos al fuego revolviendo sin parar hasta que se funda.

Con ayuda de una cuchara, rellenamos los calabacines.

Hasta llegar a cubrir la parte del corte.

Agregamos un poquito más de queso rallado por encima, disponiendolos en una bandeja de horno con papel albal, junto con las tapas.

Horneamos a 180ºC durante 15 minutos aproximadamente.

Servimos nuestros calabacines con la tapa, y un cachin de pan.
Éste es el resultado final.

Y así se ve por dentro.
¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto  mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para poder ver lo bien que te ha quedado 😊.

Seguir con la receta

© Andreíta come de todo