28 de diciembre de 2017

Buey de mar relleno

El buey de mar es uno de los mariscos más fáciles de encontrar durante prácticamente todo el año, ya sea congelado o frío e incluso ya cocido. Es un habitual en los supermercados o cualquier plaza de mercado y además su precio no suele cambiar.

En el Cantábrico se suelen cocer sin más y comer de entrante como quien come pipas, pero hay veces qué apetece preparar con ellos una receta un poco más elaborada.

Nosotros teniendo familiares y amigos en Asturias que nos los traen a modo de souvenir, solemos prepararlos rellenos, con la famosa receta que mi padre denomina "mierdiña" jaja muy apetecible, sólo con el nombre, ¿Verdad?
Pues nada más lejos de la realidad, de una manera muy sencilla utilizarlo las entrañas del animal podemos obtener un plato de fiesta de categoría, que acompañado con unos culines de sidra o un Albariño puede arreglarnos una ocasión especial en nuestra mesa.

¡Espero que os guste!






(2 pax)
INGREDIENTES:

- 1 Buey de mar
- 2 Huevos
- 50 g de cebolleta
- 1/2 Pimiento verde italiano
- 1 Cda de mayonesa
- C/s de AOVE
- Vinagre al gusto
- C/s de vino blanco
- Perejil
- Sal



PREPARACIÓN:

En el caso de que nuestro buey de mar no esté cocido, lo cocemos durante 12-15 minutos (es una pieza de 500 a 800 g) dependiendo del tamaño ya que por cada 200 g más de peso, el tiempo de cocción aumenta en 2 minutos y medio aproximadamente. en una olla grande con 5 litros de agua y 60 g de sal, partiendo de agua fría si el marisco está vivo, y templada si es descongelado.
Una vez cocido, lo retiramos del agua y dejamos enfriar (Es importante no meterlo en la nevera por que de esta manera la carne se pega a las patas y es más difícil sacarla) y dándole la vuelta lo abrimos, retirándole las patas y el caparazón por la parte triangular que distingue a los machos de las hembras.
De ahí reservaremos únicamente el coral, ya que lo demás forma parte del aparato respiratorio del animal.

En el caparazón encontraremos cosas interesantes: Hundimos un poco la zona de la parte de la boca del animal, retiramos la carne y el coral con ayuda de una cucharilla, y reservamos.

Con la carne y el coral haremos el relleno. (Además de con la carne obtenida en las patas y pinzas del animal, que yo utilicé en el relleno de las Manitas de cerdo rellenas de marisco)

Picamos en trozos medianos.

Ponemos a cocer un par de huevos en un cazo con agua, sal y un chorro de vinagre.

Picamos la cebolla y el pimiento verde en brunoise.
Lo disponemos en una fuente junto con la carne del buey de mar.

Incorporamos perejil al gusto y los huevos rallados.

Un chorro de AOVE.

Y otro chorrito de vinagre.
Reservamos la preparación durante 30 minutos en la nevera, para que se integren los sabores.
Si se desea es el momento de agregar un chorro de vino blanco que le aportará más sabor.

Agregamos entonces una cda de mayonesa.

Con ayuda de una lengua de cocina, mezclamos.

Servimos repertiendo la mezcla en el caparazón vacio del animal.

Lo presentamos en la mesa en un plato echándole unas gotas de AOVE por encima.

Éste es el resultado de nuestro buey de mar relleno.

Listo para comer.
¡Qué aproveche!
¡Feliz 2018!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas, y la preparas, sube una foto a las redes sociales para poder ver lo bien que te ha quedado.
Etiquétame en Facebook, Twitter, Google + , Pinterest, o Instagram, bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo.
Seguir con la receta

26 de diciembre de 2017

Galets de Navidad

Recuperándonos ya de la primera ronda de las navidades, ¿Verdad?

En mi caso sí, hoy ha tocado un buen plato de verduritas para recuperar cuanto antes la normalidad y que de esta manera los remordimientos por los mil y un aperitivos, el marisco, el choricito de la matanza al vino, los corderos asados, el panettone y las infinitas sobremesas sean más llevaderos.

Pero hay sitios en los que no. Ni un respiro.
Hoy, día de San Esteban en Cataluña y Baleares es típico servir canelones, alaborados con la carne sobrante del día de Navidad.

Y es que, el 25 de Diciembre tienen por costumbre servir un cocido completo, acompañado de esta sopa de galets, al que se le añade carne de gallina, butifarra negra y blanca, pollo, ternera y cerdo, entre otras muchas verduras para dar con el caldo ideal.
Y así es como, con todas estas carnes, y con carne picada de ternera y cerdo, se elaboran unas pelotas que se sirven en la sopa, dentro de los galets (o más conocidos como tiburones) si son grandes, o sueltos si se elabora con los pequeños.

Una sopa de esas que te revitalizan, y para los fríos últimos días de Diciembre viene fenomenal.

¡Espero que os guste!






(5 pax)
INGREDIENTES:

- 600 g de galets grandes
- 400 g de carne picada mixta (De cerdo y ternera)
- 4 Dientes de ajo
- 1 Rebanada de pan duro
- C/s de pan rallado
- 1 Huevo
- 50 ml de leche
- 2 L de caldo de carne
- C/s de canela
- C/s de perejil
- Sal
- Pimienta recién molida



PREPARACIÓN:

En una olla grande con aproximadamente 4 litros de agua.
Una vez rompa a hervir, disponemos los galets y cocemos durante 5 minutos, revolviendo de vez en cuando para evitar que se peguen unos a otros.

Pasado éste tiempo, cortamos la cocción rápidamente pasándolos bajo el chorro de agua fría.

Escurrimos los galets mientras preparamos el relleno.
Ponemos en un bol la carne picada.

Preparamos el majado, poniendo los ajos y el perejil en el mortero. Machacamos.

Agregamos el pan previamente humedecido con la leche, y machacamos.

Seguimos machacando hasta obtener un buen majado.

Salpimentamos la carne.

Le agregamos el pan rallado, el huevo y el majado.

Con ayuda de una lengua de cocina, mezclamos todo hasta formar una masa homogénea en la que todos los ingredientes estén bien integrados.
Reposamos la carne durante 30 minutos en la nevera.

Hacemos pequeñas bolitas o albondiguillas del tamaño del agujero de los galets.

Y rellenamos uno a uno.

En una cazuela agregamos el caldo de carne (o caldo de Navidad) que en mi caso viene elaborado pero yo le he dado una cocción con un hueso de jamón, por si era poco, jeje.
Ponemos al fuego y esperamos a que rompa a hervir.

En ese momento, agregamos los galets rellenos. bajamos el fuego y dejamos cocer durante 20 minutos aproximadamente, sin remover para evitar que las pelotas de carne salgan de los galets.

Pasado el tiempo, retiramos del fuego.

Rectificamos de sal y agregamos un poquito de canela.

 Y por último, añadimos un poco más de perejil picado.

Servimos en la mesa inmediatamente.
Éste es el resultado final de nuestra sopa de galets de Navidad

Con ella os deseo felices fiestas, y ¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas, y la preparas, sube una foto a las redes sociales para poder ver lo bien que te ha quedado.
Etiquétame en Facebook, Twitter, Google + , Pinterest, o Instagram, bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo.
Seguir con la receta

22 de diciembre de 2017

Sopa bullabesa

La sopa bouillabaisse es una sopa tradicional de Marsella en la Provenza francesa, de diversos pescados servidos enteros en su mayoría.

Dicen que el origen de esta sopa fue un avance procedente del guiso hecho a partir de los pescados del fondo de la cesta de los pescadores de la zona. Muy similar al suquet catalán o a la caldeirada gallega, para que nos hagamos una idea.

Originariamente se preparaba con pescados que hoy en día son muy apreciados, tal como el cabracho, y aunque este pescado ya no se aproveche para la bullabesa marsellesa, la condición principal para el éxito de esta receta es que son necesarios al menos 8 tipos diferentes de pescado, que deben estar lo más frescos posibles.

Cómo tradición se suele acompañar con una salsa Rouille, que a grandes efectos es un alioli casero con patata aderezado con pimentón y carne de ñora. Yo en esta ocasión he prescindido de ella, y aunque no dudo que le aporta un toque, os aseguro que la sopa no necesita más.

Un espectacular sabor, aroma y textura, que puede servir como plato principal para estas fechas sin ninguna duda.

¡Espero que os guste!


Ésta es mi aportación al reto:

En el reto Color y sabor de temporada Pilar Monge es la encargada de seleccionar una fruta y una verdura de temporada, que es la qué está en su época de recolección y es su mejor época de consumo ya que se aprovechan al 100% sus cualidades organolépticas. Además es cuando más fáciles son de encontrar los productos, y salen más económicos.
Entonces, todos los participantes elegimos entre una de ellas, y hacemos una nueva receta dulce o salada.
Éste mes se nos dió a elegir:
- Fruta: Piña
- Verdura/Especia/Legumbres: Hinojo




(2 Pax)
INGREDIENTES:


Para el caldo:

- 1/2 Cebolla
- 1/2 Puerro
- 2 Dientes de ajo
- 1 Tomate
- C/s de perejil
- 1 Ramita de hinojo
- 1 Hoja de laurel
- C/s de colorante alimentario
- 250 g de cabezas de langostinos y espinas, cabezas o huesos de pescado.
- 2 L de agua
- C/s de AOVE
- Sal


Para la sopa:

- 300 g de pescado variado. (En mi caso 150 g de bacalao desmigado, 100 g de congrio cerrado y 50g de merluza)
- 6 Mejillones
- 4 Cigalas
- 12 Gambas arroceras
- 4 Langostinos
- 1 Puñado de almejas
- C/s de perejil



PREPARACIÓN:


Para el caldo:

En una cazuela, disponemos un chorro de AOVE, y agregamos los ajos.
Yo los machaco con un prensador.
A fuego medio dejamos que se doren.

Agregamos entonces la cebolla y el puerro picados en brunoise.
Dejamos cocinar durante 10 minutos aproximadamente, hasta que la cebolla comience a transparentarse.

Entonces agregamos el tomate pelado y troceado y cocinamos unos minutos, hasta que se haya evaporado.

Echamos en la cazuela el hinojo cortado en rodajitas, el laurel, el perejil, el colorante alimentario y la sal.

Agregamos también las cabezas de langostinos y los huesos y espinas de pescado, en mi caso, rape.
Echamos el agua.
Cocinamos a fuego lento durante 1 hora aproximadamente.

Pasado el tiempo, colamos el caldo y desechamos las verduras, los huesos y espinas de pescado y las cabezas de langostinos.
Reservamos el jugo resultante.


Para la sopa:

Éste es el pescado que utilizaremos.
La merluza la trocearemos finita, al congrio le retiramos la piel y cortamos en cuatro trozos desechando la espina (en mi caso la añadí al caldo), y desmigajaremos aún más el bacalao.

El marisco: Las cigalas, los mejillones que limpiaremos quitándoles las barbas y la mayor suciedad que puedan contener las cáscaras, los langostinos y gambas arroceras que con unas tijeras les cortaremos los bigotes.

En una cazuela, disponemos un chorrito de AOVE.
Agregamos el bacalao, el congrio y la merluza. Sofreímos.

Agregamos los mejillones y las almejas.

Y por último las gambas, los langostinos y las cigalas.
Sofreímos el conjunto durante 5minutos.
Vertemos el caldo que habíamos preparado con antelación.

Una vez que comience a hervir, cocemos todo junto durante 5 minutos a fuego medio.
Rectificamos de sal si fuera necesario.

Entonces, servimos en una sopera.

Espolvoreamos con perejil fresco.
E inmediatamente llevamos a la mesa con cuidado de no quemarnos.

Éste es el resultado final de nuestra sopa Bullabesa.

Un plato digno de las mejores mesas navideñas.
¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas, y la preparas, sube una foto a las redes sociales para poder ver lo bien que te ha quedado.
Etiquétame en Facebook, Twitter, Google + , Pinterest, o Instagram, bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo.
Seguir con la receta

© Andreíta come de todo