28 de febrero de 2020

Endibias con queso y anchoas

En mi cocina, no es muy habitual encontrar recetas con endibias, ya que su sabor es bastante particular y no es muy de mi agrado, pero siempre digo que hay que comer de todo y probar distintas recetas con cada ingrediente, por que puede que al darle otra oportunidad, encontremos la receta adecuada con la que nos acabe de convencer.

Y creo que he dado con la receta adecuada para las endibias, y es que no es el típico entrante "crunch" a base de endibias crudas rellenas de queso sólido, si no que están cocinadas a la plancha y salseadas, más a mi gusto.

Son un entrante sencillo , rápido y que se hace con muy poquitos ingredientes.


¡Espero que os guste!




Con ésta receta participo en el reto:

En el reto tus recetas, dónde hacemos un plato usando como norma principal, un ingrediente elegido a votación que haya pasado por un proceso de elaboración y envasado, como son las anchoas, el ingrediente de éste mes, con las que yo mantengo una relación de amor - odio.
Si queréis ver todas las recetas que hemos preparado, podéis hacerlo en Reto tus recetas: Anchoas.





INGREDIENTES:
  • 3 Cogollos de endibias
  • 100 g de queso crema
  • 50 ml de nata
  • 6 Anchoas
  • Especias y hierbas aromáticas: C/s de cilantro, 1 Cda de perejil, C/s de orégano, una pizca de pimienta negra
  • Sal
  • AOVE



PREPARACIÓN:

Tras conseguir unas endibias, les retiramos las hojas que las cubren y las cortamos por la mitad a lo largo.


En un bol amplio donde podamos mezclar todos los ingredientes, disponemos el queso crema.

Agregamos las hierbas al gusto y removemos.

Agregamos la nata y la pimienta y removemos de nuevo hasta integrar todos los ingredientes.

En una sartén con un chorro de AOVE, agregamos las mitades de endibias, con la parte plana cortada boca abajo.

Cocinamos durante un par de minutos hasta que se doren, entonces damos la vuelta y cocinamos durante un minuto más.

Una vez estén marcadas, las disponemos en un plato de presentación.

Y salseamos con a mezcla de queso, nata y hierbas aromáticas.

Tras añadir salsa en cada una de las mitades, disponemos una anchoa sobre cada una de ellas, a modo de decoración.

Llevamos a la mesa.

Éste es el resultado final de nuestras endibias con crema de queso y anchoas.

Y así se ve al detalle, ¿Apetitoso, verdad?

¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊
Seguir con la receta

23 de febrero de 2020

Coulants con cápsula

Los coulants marcaron un antes y un después en mi vida repostera, y es que para cuando yo empecé a estudiar Cocina y Gastronomía, me definía como una cocinera de salado, haciéndome creer que los dulces no eran lo mío.
Y bueno, para ser del todo sincera, los resultados me decían lo mismo. Torrijas quemadas, flanes sin cuajar, tartas que se desparraman...

Y llegue a las cocinas de la escuela e hicimos los famosos volcanes de chocolate, en sus dos versiones: los coulants simples, y los que tienen una cápsula central, como estos que os traigo hoy.
¡Y salieron perfectos!
Una pinta tremenda, un desmoldado impecable, y al romper su centro caía como si de lava se tratara.

Creo que justo ahí fue donde descubrí que la repostería son medidas y pasos exactos. Y que el único truco para que "se te de bien" es seguirlos al milímetro.

¡Espero que os guste!


Con ésta receta participo en:

El Reto #Asaltablogs es una divertida manera de conocer blogs ajenos, y tras hurgar  por todas sus recetas, cocinar una de ellas dándole nuestra propia versión.
Éste mes hemos robado a troche y moche a Noelia de Dulces diabéticos.
Ésta receta de Coulants de dos chocolates fue un flechazo, y es que hace tiempo que quería traer al blog este modo de preparar los volcanes de chocolate, además, en versión sin azúcares que no puede ser mejor.





(2 Uds)
INGREDIENTES:
  • 110 g de chocolate para fundir sin azúcar
  • 2 Bombones de chocolate blanco
  • 25 g de mantequilla
  • 1 Huevo M
  • 1 Cdita de harina
  • 20 g de stevia



PREPARACIÓN:

En un bol, disponemos la mantequilla y el chocolate para fundir.


Metemos en el microondas en intervalos de 30 segundos, mezclando con ayuda de una lengua entre medias, para que ambos ingredientes se mezclen .

En un bol aparte, disponemos la stevia con el huevo.

Batimos enérgicamente con unas varillas de cocina.
Agregamos la harina y mezclamos de nuevo.

Añadimos entonces la mezcla de la mantequilla y el chocolate.

Y mezclamos todos los ingredientes, hasta formar una masa homogénea.

Engrasamos y enharinamos nuestros moldes.

Echamos una cucharada de masa de coulant en la parte baja del molde, llenando aproximadamente 1 cm del mismo.

Agregamos las que son las cápsulas: Los bombones de chocolate blanco (Aunque también podríamos utilizar un par de onzas de chocolate blanco). Las colocamos en el medio y hundimos un poquito con los dedos.
Agregamos el resto de la masa para coulant, hasta cubrir los bombones y dejar sin llenar más o menos 1 cm del molde.

Precalentamos el horno a 225 ºC, cocinamos en el nivel medio del horno, nuestros coulants.
10 minutos después, así se verán.

Despegamos un poquito los moldes, haciendo vacío para que salga el bizcocho fácilmente.
Dejamos templar durante 10 minutos, antes de desmoldar.
Entonces, damos la vuelta sobre un plato de presentación.
Espolvoreamos un poco de canela a modo de decoración.

Con ayuda de un cuchillo, partimos nuestro coulant.

Inmediatamente, la cápsula de chocolate blanco, comenzará a caer, fundido .

Éste es el resultado final de nuestros coulants con cápsula.

Queda un contraste de colores precioso.

¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊
Seguir con la receta

22 de febrero de 2020

Carpaccio de caqui persimon

Todos sabemos que la mejor manera de culminar una comida o cena, es con un buen postre.
Pero ello no tiene porqué estar reñido con servir algo naturalmente dulce, sin exceso de grasas ni azúcares.

Una receta sin grandes complicaciones, ya que no tiene más elaboración que el de hacer una buena mise en place, y colocar todos los ingredientes meticulosamente con mimo y esmero para que quede una presentación sorprendente a la vista.



¡Espero que os guste!


Con ésta receta participo en:

En el reto Color y Sabor de Temporada seleccionamos mediante votación una fruta o fruto seco y una verdura, o semilla, de temporada, que está en su época de recolección y es el mejor momento para consumirlas, ya que se aprovechan al 100% sus cualidades organolépticas.
Además es cuando más fáciles son de encontrar los productos y salen mas económicos. 
Entonces todos los participantes elegimos entre una de ellas, y hacemos una receta dulce o salada.

Este mes, nos tocaba decidirnos entre alcachofa o caqui. Y como siempre digo que hay que probar cosas nuevas con las cosas que no nos gustan, he querido experimentar con el caqui.





INGREDIENTES:
  • 1 Caqui Persimmon duro
  • 20 g de avellanas
  • 20 g de pistachos
  • 20 g de nueces peladas
  • 30 g de arándanos secos
  • 50 ml de yogur griego natural azucarado
  • Especias y hierbas aromáticas: C/s de canela en polvo



PREPARACIÓN:

El caqui está considerado como la fruta divina del Japón. Es una fruta típica de la estación otoñal y es una fuente de vitamina A y antoxidantes y tiene un sabor dulce.

Pelamos el caqui y con ayuda de una mandolina, cortamos rodajas muy finas, de 2mm de grosor.

Disponemos las rodajas de caqui colocadas de manera superpuesta en el plato de presentación.

Espolvoreamos por encima canela en polvo al gusto.

Y comenzamos a esparcir los frutos secos machacados en trocitos medianos, los arándanos en pequeñas rodajitas y el yogur en gotitas.

Podemos aderezar también con una vinagreta de fresas, e incluso agregarle pequeños trozos de galletas tipo digestive por encima también.

Éste es el resultado final de nuestro carpaccio de caqui persimon.

Un postre ligerito con una mezcla de sabores y texturas sorprendente.

Llevamos a la mesa para empezar a comer.

¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊
Seguir con la receta

20 de febrero de 2020

Tarta de queso de La Viña

Para mi, ésta es "la tarta de queso". Ni más ni menos, ésta es la receta.
Y seguro que este es un debate de lo más controvertido, por que hay tantas maneras de hacer este postre, como gustos.
Al horno, sólo frigorífico, con base de galleta, sin ella, con mermelada, miel o leche condensada por encima...

Pero sin duda, esta es la tarta de queso que menos debates genera porque a todo el que lo prueba le encanta. Y de hecho, muchos de los amantes de éste postre tienen claro que la de La Viña, es la mejor versión.
En éste restaurante del casco viejo de San Sebastián, se han ganado a pulso su fama ofreciendo diversos platos típicos de la cocina vasca, y su inconfundible tarta de queso desde 1959.

Probadla y decidme si no es la mejor tarta que hayáis comido en vuestra vida... Bueno, seguro que mejor sería al probar la original y poder pasear por esa preciosa ciudad, pero podremos conformarnos! 😉

¡Espero que os guste!



Con ésta receta participo en:

En el reto Desafío en la cocina, se nos da un ingrediente o una receta y nosotros tenemos que hacer nuestra propia versión intercalando platos dulces y salados.
En ésta ocasión nos ha tocado endulzarnos preparando el que para muchos es su postre favoritísimo: La tarta de queso.
Podéis ver todas las propuestas que hemos hecho mis compañeros y yo en el recopilatorio Desafío en la cocina: Tartas de queso al horno.





(12 Raciones)
INGREDIENTES:

  • 250 g de queso crema
  • 250 g de queso ricotta
  • 3 Huevos XL
  • 200 g de azúcar
  • 1 Cda de harina
  • 250 ml de nata



PREPARACIÓN:

Primeramente disponemos los dos quesos en el bol del robot de cocina.
Podéis usar los tipos de quesos que más os gusten, toda la cantidad del mismo tipo, o jugar mezclando varios en diferentes proporciones.
Yo he añadido la mitad de queso ricotta, aunque también le va muy bien un queso de Burgos.


Y la otra mitad de queso crema, aunque el queso mascarpone es ideal.

Añadimos la nata.

Incorporamos seguidamente los huevos.

A continuación el azúcar.

Y la cucharada de harina, que le aportará consistencia.

Batimos todo enérgicamente hasta que sea una masa homogénea.
Si lo hiciéramos a mano, deberíamos de agregar al principio los sólidos para acabar con los líquidos, de manera que no quedara ningún grumo.

Ahora que nuestra masa está lista, es momento de preparar el molde.
En ésta tarta es típico ver sus bordes imperfectos con diversas formas debido a que se hace con papel de horno para que la bordee por completo.
Para que sea más fácil, mojamos el papel sulfurizado y lo arrugamos haciéndolo una bola.

Lo extendemos sobre el molde, en ésta caso un desmontable de 20 cm de diámetro.

Y sobre el mismo, vertemos la masa de nuestra tarta.
No hace falta estirar el papel del horno ya que buscamos que los lados queden arrugados, sólo hay que tener cuidados de que la masa no se sobresalga del mismo.

Llevamos al horno precalentado a 220ºC, disponiendo la rejilla en la parte baja.

40 min después, el aspecto de la tarta es éste.

Con ayuda de un guante, sacamos la tarta del horno, que estará completemente hinchada, como si de un soufflés se tratase. A medida que pase el tiempo, se irá bajando.

Reposamos hasta que esté fría por completo. Entonces, podremos desmoldar y despegar el papel de los bordes.

Éste es el resultado final de nuestra tarta de la viña.

Lista para servir.

El momento del corte es crucial.

Y así se ve en su interior, jugosísima.
Podeis variar el tiempo dependiendo de lo cuajada que os guste.

Se puede acompañar con una confitura de fresas, o un caramelo salado. O sin nada, que también está deliciosa.
¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊
Seguir con la receta

© Andreíta come de todo