31 de mayo de 2020

Tortos con picadillo

Ya sabéis que yo no he parado de trabajar prácticamente durante esta cuarentena por lo tanto, y a pesar de las restricciones horarias de las últimas semanas de desescalada, he podido disfrutar de una "extraña normalidad".
Pero los días van pasando, y de ésta manera ya son ochenta desde que comenzó todo, y con la llegada del buen tiempo va costando más y más, aunque hay que ser conscientes de que no estamos saliendo de la pandemia, salimos con la pandemia, por lo que sigue siendo imprescindible la protección ya que el riesgo sigue presente.
Todas las medidas son pocas ahora que por fin, podemos reunirnos de nuevo con nuestra gente.

Para mi ha sido la primera vez que pasaba tanto tiempo alejada de mi padre y hermanos, y el reencuentro ha sido muy emocionante, sobre todo al ver a mis sobrinos, que en tres meses cambian una barbaridad y da la impresión de que a cada segundo que pasa, me estoy perdiendo algo nuevo.

Pero sin duda, una de las cosas que aún no están permitidas y que haré en cuanto tenga la ocasión es ir a ver el mar. Ir a Asturias y contemplar las olas del Cantábrico sentada en la arena. Y ya de paso disfrutar de la gente y de su maravillosa comida, como son estos tortos que traigo hoy.


¡Espero que os guste!



Con ésta receta participo en:

El Reto #Asaltablogs es una divertida manera de conocer blogs ajenos, y tras urgar  por todas sus recetas, cocinar una de ellas dándole nuestra propia versión.
Debido a la situación actual, éste será el último reto del "curso". Nos despedimos hasta septiembre... Por todo lo alto. ¡Con un asaltablogs invisible!
A mi, no me costó nada decidir la receta este mes, y es que yo ya tuve la oportunidad de asaltar esta cocina en otro sorteo invisible en las Navidades del 2018. Ya por aquel entonces apunté varias de sus recetas, y esta ha sido la oportunidad perfecta de sacarles partido.
El paraíso de los golosos de Encarnita es un maravilloso rincón de recetas de todo tipo, aunque a mi me pierde su buen hacer con la cocina de su tierra, Asturias, y por ello he hecho sus Tortos de maíz con picadillo y huevo.




(2 pax)
INGREDIENTES:
  • 300 g de harina de maíz
  • 100 g de harina de trigo
  • C/s de agua templada
  • 200 g de picadillo de cerdo adobado
  • 20 ml de vino blanco
  • 2 Huevos
  • AOVE
  • Sal



PREPARACIÓN:

Disponemos en un bol la mezcla de ambas harinas.

Agregamos un chorro de AOVE, y una pizca de sal para que le de sabor.
Y entonces, comenzamos a añadir el agua templada poco a poco, mezclando con las manos hasta que la masa sea suave y se trabaje fácilmente, sin que se pegue a las manos.
Entonces, reposamos durante 1 hora.

En una tartera aparte, vamos haciendo el picadillo.
Hoy voy a probar el modo en el que se cocina en Avilés, donde vive mi hermana, con un chorro de vino.
Agregamos un chorro, y con ayuda de una paleta de madera, vamos deshaciendo el picadillo para que quede muy menudo, hasta que esté hecho y el vino se haya evaporado del todo.

En éste momento, cogemos pequeñas porciones de masa, les damos forma redonda, como si de una albóndiga se tratase, y aplastamos con las palmas de la mano. Seguimos estirando hasta darle un grosor de unos 3mm con la punta de los dedos.
En una sartén con abundante aceite de oliva muy caliente, freímos los tortos.

Por un lado y por el otro, de manera que comiencen a hincharse.
Dejamos que tomen un poquito de color, y reservamos sobre un papel absorbente que recoja todo el aceite sobrante.

Freímos los huevos.

Disponemos los tortos en el plato de presentación.

Añadimos por encima el picadillo.

Y por último los huevos.

Éste es el resultado final de nuestros tortos con picadillo.

Un pedacito de Asturias en tu boca.

¡Qué aproveche!




Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊
Seguir con la receta

29 de mayo de 2020

Kofta de cordero

Seguro que no soy la única a la que de vez en cuando, le apetece alejarse de los fogones y pedir comida a domicilio.

Nosotros somos muy fans de los restaurantes chinos, sus rollitos de primavera y la ternera con salsa de ostras. Y también de las hamburguesas, sobre todo esas versiones con un montón de ingredientes que me da taaaaaanta pereza preparar en casa.
Muy de vez en cuando también solemos pedir algún kebab, ya que es una auténtica bomba de relojería para mi estómago, pero es que me encanta.

Sé que esto puede dar para una conversación larga y tendida, y ya... Ya sé que los kebabs, al igual que pasa con los nuggets de pollo, están hechos con lo peor de lo peor, pero qué queréis que os diga, a mi me siguen gustando.

Aunque, como todo, la versión casera supera todo lo demás, y por ello he decidido hacer, al igual que con los nuggets y probar suerte en mis cocinas haciendo estos koftas de cordero, que estan buenísimos por si solos, pero acompañados de lechuga, tomate, salsa de yogur, sobre un pan de pita... es lo mejor de lo mejor.


¡Espero que os guste!



Con ésta receta participo en:


En el reto tus recetas, dónde hacemos un plato usando como norma principal, un ingrediente elegido a votación que haya pasado por un proceso de elaboración y envasado, como lo es la carne picada, un ingrediente básico para muchas de nuestras recetas preferidas.
Podéis ver toda las recetas que hemos preparado en Reto tus recetas: Carne picada.





(4 Uds)
INGREDIENTES:
  • 400 g de carne de cordero
  • 1/2 Cebolla
  • 1 Diente de ajo
  • 1 Huevo
  • C/s de pan rallado
  • C/s de mantequilla
  • Salsa de yogur
  • Sal
  • Especias y hierbas aromáticas: C/s de guindilla molida, c/s de cardamomo en polvo, c/s de jengibre, c/s de cúrcuma, c/s de cilantro, c/s de comino.



PREPARACIÓN:

Primeramente hacemos salsa de yogur y refrigeramos, yo he hecho la misma que utilicé para la receta de Pan de pita relleno de falafel.
Conseguimos carne de cordero, cuanto más magra mejor. 
Yo he tenido que comprar la parte más magra, e ideal para esta receta; la pierna, ya chuleteada, debido a la situación en la que estamos, pero lo ideal hubiera sido pedir a la carnicera de confianza, un trozo de pierna bien limpio.

Retiramos los huesos, pieles y grasas que puedan tener, para dejar únicamente la carne.

Picamos bien con ayuda del robot de cocina, en pequeñas tandas y a golpes.

Una vez tengamos la carne lista, la disponemos en un recipiente, y agregamos el ajo y la cebolla previamente picados, lo más fino posible.

Agregamos también todas las especias y hierbas aromáticas, y sazonamos al gusto.

Mezclamos el conjunto y agregamos el huevo.

Incorporamos también el pan rallado.

Y mezclamos bien para que quede una masa homogénea, con todos los ingredientes bien incorporados.

Entonces, separamos la carne en cuatro raciones de igual tamaño. Boleamos cada una de ellas, dando forma alargada, contando que irán emplatadas en un pincho moruno, como si de un kebap se tratara.

Disponemos en el robot de cocina o en su defecto en un recipiente agujereado, apto para el baño maria, sobre una cazuela con agua hierviendo.
Dejamos que se cocinen al vapor durante 50 minutos.

Pasado el tiempo, estarán perfectamente cocinados, en sus propios jugos.

En una sartén, añadimos un poco de mantequilla.
Sería conveniente clarificarla y retirar el suero que pueda soltar, para cocinarlo en lo que en los países asiáticos conocen como ghee.

Una vez esté caliente, sellamos nuestros kofta.

Dejamos que se cocinen hasta que obtengan un bonito color dorado y se tuesten.

Entonces, ensartamos cada uno de ellos en un palo de pincho moruno.

Servimos en un plato.

Y acompañamos con la salsa de yogur.
Éste es el resultado final de nuestros kofta de cordero.

Regamos con la salsa de yogur.

Aquí se aprecia la textura de la carne, exquisita.

¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊
Seguir con la receta

22 de mayo de 2020

Tortellini alla Norma

Y hoy traigo una receta de pasta tradicional más.

Se trata de un plato originario de Sicilia, más concretamente de la ciudad de Catania, donde dice la historia que en el siglo XIX, cuando salió a la luz da Ópera Norma del compositor siciliano Vicenzo Bellini, el comediógrafo de Catania Nino Martoglio llegó a decir que el plato: "¡È una norma!" para indicar el gran gusto del mismo gracias a la suprema bondad y calidad de los ingredientes, por lo que a partir de ahí los cocineros de Catania homenajearía a ésta ópera haciendo una vera Norma con esta salsa.

Sea como fuere, si hay una cosa clara es que este plato de pasta es uno de los más elaborados en todo el territorio italiano, y es que su salsa en base a tomate, berenjena y albahaca resulta de lo más suculento. 

Tradicionalmente se suele hacer con macarrones, pero a mi parecer es una salsa espectacular para la pasta rellena, que en mi casa al menos, genera bastante controversia.

¡Espero que os guste!



Con esta receta participo un mes más en:

En el reto Color y Sabor de Temporada seleccionamos mediante votación una fruta o fruto seco y una verdura, o semilla, de temporada, que está en su época de recolección y es el mejor momento para consumirlas, ya que se aprovechan al 100% sus cualidades organolépticas.
Además es cuando más fáciles son de encontrar los productos y salen mas económicos. 
Entonces todos los participantes elegimos entre una de ellas, y hacemos una receta dulce o salada.
Esta vez, la decisión estaba entre las peras, una de mis frutas favoritas, y los tomates, una de las hortalizas que más nos gustan y consumimos. 





(2 pax)
INGREDIENTES:


Para la salsa de tomate estilo italiano:
  • 2 Dientes de ajo
  • 50 g de cebolla
  • 50 g de zanahoria
  • 500 g de tomate
  • 1 Cdita de azúcar
  • Especias y hierbas aromáticas: C/s de pimienta negra, c/s de orégano y c/s de albahaca
  • Sal
  • AOVE

Para los tortellini alla norma:
  • 1 Diente de ajo
  • 1 Berenjena
  • 250 g de tortellini de carne
  • C/s de queso en polvo
  • Especias y hierbas aromáticas: C/s de albahaca
  • AOVE
  • Sal y pimienta



PREPARACIÓN:

Primeramente, comenzamos por hacer la salsa de tomate estilo italiano.
En una cazuela, disponemos un chorro de AOVE con el ajo laminado. Cocinamos un par de miutos hasta que comience a dorar.

Entonces, agregamos la zanahoria. Sofreímos todo un par de minutos.

Rompemos la cocción con el tomate triturado. 

Añadimos el azúcar, y salpimentamos.

Cocinamos todo a fuego medio bajo, manteniendo la ebullición constante durante 30 minutos, hasta que se haya consumido un poco. 

Pasado el tiempo, nuestra salsa se habrá reducido.
Agregamos las hierbas aromáticas, separamos del fuego y reservamos hasta su uso.



Comenzamos a preparar nuestra pasta.
En una sartén con un chorro de AOVE, doramos el ajo bien picadito. 

 Una vez haya tomado color, agregamos la berenjena cortada en mirepoix.
Dejamos que dore durante unos minutos.

Entonces, agregamos la salsa de tomate, que como podéis apreciar es muy espesa y con grumitos debido a la verdura deshecha lentamente en ella. 
Incorporamos bien y dejamos cocinar en conjunto durante 10 minutos aproximadamente, a fuego medio. 
Salpimentamos al gusto.

En una cazuela aparte con abundante agua con sal hirviendo, vertemos nuestros tortellini.

Dejamos que se cuezan durante el tiempo que indique el paquete, en mi caso 14 minutos.  

Una vez que los tortellini están listos, los escurrimos y añadimos a la salsa de tomate.
Subimos el fuego y salteamos todo el conjunto de manera que la salsa se integre en la pasta. 

Servimos de inmediato en un plato.

Espolvoreamos el queso en polvo.
Si disponéis de él, la manera tradicional se hace añadiendo queso ricotta salado rallado.

Y acabamos con las hierbas aromáticas al gusto. 

Éste es el resultado de nuestra pasta alla Norma. 

Un plato sensacional para disfrutar de la berenjena y una buena salsa de tomate.

¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊
Seguir con la receta

© Andreíta come de todo