9 de agosto de 2020

Huevos diabla

Otro aliado de las cenas y aperitivos veraniegos sin duda, es este.
Anda que no es un plato resultón y con muchísimas adaptaciones diferentes según el gusto de cada uno...
Yo siempre los he hecho rellenos de atún, o de langostinos, una versión muy española. Pero son comunes de muchas partes del mundo, en Francia por ejemplo, los denominan huevos mimosa rellenandolos con una cremosa mezcla y si van rellenos de caviar son rusos.

La versión que hoy vamos a hacer nos ha sorprendido muchísimo y gustado aún más.
Endiabladamente buenos con ese punto de picante, que hacen que sean un poquito menos empalagosos.

Le he virlado esta receta a Marga del blog Azafranes y Canelas, la ideanta de todo este sarao del #AsaltablogsImPrevisible que estamos haciendo unos cuantos compañeros este verano.


¡Espero que os guste!







INGREDIENTES:
  • 8 Huevos cocidos
  • 3 Pimientos del piquillo
  • C/s de aceitunas verdes
  • C/s de mayonesa casera
  • C/s de tabasco o salsa sriracha
  • Sal
  • Especias y hierbas aromáticas: C/s de pimentón picante, C/s de eneldo, perejil al gusto



PREPARACIÓN:

Cocemos los huevos en una cazuela con abundante agua, sal y vinagre. Dejamos templar y los pelamos.
Hacemos una mayonesa casera.
Disponemos nuestras aceitunas y los pimientos del piquillo en una tabla de corte.
Con papel absorbente retiramos el exceso de aceite y de la salmuera.
Picamos lo más fino posible.
Mezclamos junto con la mayonesa casera.
Agregamos un poquito de pimentón para darle un toque de color a la mezcla. En este momento agregamos también unas gotitas de tabasco o salsa sriracha que le aportará un poco de picante.
Abrimos los huevos al medio y retiramos la yema de todos ellos. Rallamos la yema de cinco de los huevos enteros en la mezcla de la mayonesa.
Y mezclamos de nuevo. De este modo habremos conseguido tener una mezcla con un poquito más de cuerpo.
Con ayuda de una cucharilla, vamos rellenando los huecos de las yemas de los huevos cocidos con la mezcla que hemos hecho.
Una vez que los vayamos rellenando, los disponemos en un plato de presentación.
Rallamos el resto de las yemas de huevo y las echamos por encima de los huevos.
Espolvoreamos eneldo y perejil al gusto.
Éste es el resultado final de nuestros huevos diabla.
¡Qué aproveche!



Una riquísima y fresca versión de los huevos rellenos de toda la vida. Merece la pena probarlos.
Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

8 de agosto de 2020

Pollo al chilindrón

Lo que me gusta un pollo guisado al chup chup, y lo poco que lo preparo. 

Porque yo compro los pollos enteros, y los troceo en casa a mi gusto, siempre con la idea de dejarlo para hacer algún sabroso guiso.
Y entonces empiezo a repartirlo de manera que las pechugas quedan para hacer filetes empanados, las alas aparte para prepararlas fritas, los contramuslos son ideales para preparar al horno, y con la carcasa nada mejor que una sopa.
Se acaba el pollo y finalmente no he dejado nada para guisar. Así una y otra, y otra vez.

Pero esta vez no. Esta vez he hecho lo mismo de siempre, y además he cogido una piecita de cada para poder hacer este magnífico y tradicional pollo al chilindrón. Una receta que todos conocemos de oídas pero que casi nunca preparamos, y merece muchísimo la pena.

Como dice María del blog In my little kitchen, es un plato muy completo al que es imposible resistirse, sobre todo a la hora de mojar pan en la salsa 🤤.
A ella le he robado su receta para participar en el #AsaltablogsImPrevisible en el que estamos participando unos cuantos mangantes este verano.


¡Espero que os guste!







INGREDIENTES:
  • 1/2 Pollo troceado para guisar
  • Una cebolleta con su parte verde
  • 1 Zanahoria
  • 1/2 Pimiento rojo
  • 400 g de tomate triturado
  • 150 ml de vino tinto
  • AOVE
  • Sal y pimienta
  • Especias y hierbas aromáticas: C/s de romero, 1 hoja de laurel, perejil al gusto



PREPARACIÓN:

Primeramente lavamos las verduras y las picamos en el robot de cocina, dando ligeros toques hasta que queden en trozos muy pequeños.

En una cazuela amplia ponemos un chorro de AOVE.
Disponemos nuestro pollo troceado y dejamos que tome color.

Picamos de igual manera la zanahoria.

 Salpimentamos el pollo, que seguira dorándose a fuego fuerte hasta conseguir que se selle de manera los jugos queden en su interior. Agregamos entonces el pimiento cortado en tiras.

Y la cebolleta y la zanahoria picadas que teníamos reservadas.
Cocinamos durante un par de minutos.

Entonces agregamos el tomate triturado.

Cocinamos durante 10 minutos para que el tomate se sofría.

Añadimos el romero y la hoja de laurel.

Echamos el vino tinto rompiendo el hervor.

Dejamos la temperatura, y cocinamos todo a fuego suave durante 40 minutos aproximadamente, hasta que el pollo esté perfectamente cocinado.

Pasado el tiempo este es el aspecto de nuestro guiso.

Servimos en un plato acompañado por un poquito de la salsa resultante, y espolvoreamos perejil a modo de decoración.

Èste es el resultado final de nuestro pollo al chilindrón. 
Y así de jugoso es como se ve la carne.

¡Qué aproveche!



Una de las recetas de pollo con más nombre, y curiosamente, de las menos preparadas.
Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊
Seguir con la receta

6 de agosto de 2020

Ensalada de pepino aliñado

No soy muy fan del pepino, sin embargo, como siempre digo, no está de más probar recetas con esos ingredientes a los que se le tiene un poco de inquina, puede que cuando menos te lo esperes, descubras el modo en el que te encante.

He de decir que nos ha encantado, la ensalada resulta muy fresca y veraniega pero aún así, me sigo quedando con la versión del pepino en modo gazpachito.

Ésta receta es de Majes, del blog Asómate a mi cocina y la he preparado para el reto #AsaltablogsImPrevisible que estamos haciendo entre todos los participantes durante este verano.


¡Espero que os guste!







INGREDIENTES:
  • 1 Pepino
  • 1/2 Guindilla
  • Zumo de 1/2 limón
  • 1 Cda de salsa de soja
  • 2 Cdas de AOVE
  • C/s de salsa sriracha
  • Sal
  • Especias y hierbas aromáticas: C/s de cilantro, perejil al gusto y una guindilla grande



PREPARACIÓN:

Limpiamos bajo el chorro de agua fría el pepino.

Comenzamos a cortar rodajas de 0'3 cm de grosor aproximadamente, retirando ambos extremos, utilizando únicamente la parte de la hortaliza en la que se ven las pepitas centrales.

Colocamos las rodajas de manera super puesta en un plato de presentación.

En el mortero disponemos el AOVE.

También añadimos la salsa de soja.

Incorporamos el zumo de limón.

Echamos el cilantro al gusto, junto con la sal.

Con la mano del mortero, mezclamos bien con movimientos circulares.
Echamos la salsa Sriracha al gusto, pica mucho así que hay que ser precavido.

Cortamos la cayena en rodajas finas y espolvoreamos sobre las rodajitas de pepino.

 Este es el aspecto de nuestro aliño emulsionado.

Echamos por encima de nuestra ensalada, de manera ordenada.

Este es el resultado final de nuestra ensalada de pepino aliñada.

¡Qué aproveche!



Un buen modo de comer el pepino, con un sabor de lo más peculiar.
Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊
Seguir con la receta

5 de agosto de 2020

Ceviche de bacalao

Gastón Acurio tuvo una infancia acomodada debido a que es hijo de expolíticos peruanos.
Su familia la matricula en la Escuela de Derecho de Madrid, y en el segundo curso abandona para ingresar en la Escuela de Hostelería por iniciativa propia.
Tras ello se matricula en el año 1991 en Cordon Bleu de París donde conoce a Astrid (Alemania), con la que se casará años más tarde.

En el año 1993 regresa a su tierra, Perú y un año más tarde inauguran "Astrid&Gastón" en Lima. Comenzaron la andadura con una carta de platos franceses pero en poco tiempo se revalorizó, redescubriendo las raíces de su país y dió lugar a la cocina de sus antepasados. En el año 2000 abren su segundo restaurante en Chile, que consiguió alzarse como el mejor restaurante del país ese mismo año.

En el año 2013 se alza con el premio Highest climber del Ranking San Pellegrino por haber ascendido mayor nº de posiciones en un año; del 35 al 14. Hoy en día Gastón tiene 34 locales de cocina peruana en 11 países diferentes. En España tiene 2: A&G Madrid y Tanta en Barcelona.
Ha construido también, el Instituto de cocina Pachacútec, que se encuentra en unos arenales del desierto del norte de Lima, donde jóvenes (en su mayoría desplazados y marginados) han encontrado un rumbo para sus vidas.


¡Espero que os guste!


Esta es una receta para el tiempo de recuperación de chef en:

En éste reto se nos dice un chef conocido, ya sea internacional o nacional, y los participantes subimos una receta de él, o simplemente basada en él.
Ahora estamos en un tiempo de transición en el que podemos elegir entre todos los chefs escogidos hasta ahora, y deleitarnos con sus recetas. 
Yo sigo aprovechado para hacer recetas de los retos en los que no pude participar, y éste es mi penúltimo chef sin asaltar. En el segundo mes del año 2015 mis compañeras gozaron con la cocina peruana. Si queréis ver el recopilatorio de recetas podéis hacerlo en: Cooking the chef: Gastón Acurio.





INGREDIENTES:
  • 300 g de lomo de bacalao
  • 1/2 Cebolla morada
  • El zumo de 1 lima
  • El zumo de 1/2 limón
  • El zumo de 1/2 naranja
  • Hielo
  • Especias y hierbas aromáticas: 1 Cayena, c/s de cilantro



PREPARACIÓN:

Conseguimos un filete de bacalao fresco de un buen grosor. Congelamos durante 2 días para cerciorarnos de que los posibles anisakis mueren.
Una vez que vayamos a usarlo, descongelamos, retiramos la piel del pescado.

Cortamos en lascas.
Refrigeramos en un bol en la nevera hasta su uso.

Mientras tanto limpiamos nuestros cítricos.

Hacemos el zumo de 1/2 naranja, 1/2 limón y de la lima.

En el propio bol agregamos la cebolla cortada a pluma.
Mezclar durante un minuto.
Refrigeramos de nuevo agregando el hielo, remover y sacar.

Agregamos la cayena picada.

E incorporamos también el zumo de los cítricos y la sal.

Emplatamos ayudándonos de un molde si fuera necesario.

Cortamos media rodajita de lima muy fina y la colocamos a modo de decoración.
Espolvoreamos el aromático eneldo al gusto.

Este es el resultado final de nuestro ceviche de bacalao.

Un plato súper fresco.

¡Qué aproveche!



Uno de los platos más tradicionales de la cocina peruana que tiene la fama que se merece, es delicioso.
Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊
Seguir con la receta

© Andreíta come de todo