10 de febrero de 2019

Chicharro en escabeche rojo

Sabéis que me encantan los escabeches, de hecho no es la primera vez que os traigo una receta.
Los hago de truchas, de caballa o el típico de chicharro, que son, para mi; especialmente ricos en la época veraniega.
Y es que ahora mismo no estamos por aquí como para meternos una ensalada y un escabeche, necesitamos platos humeantes que nos templen al llegar a casa. O bueno, al menos hablo por mi, que soy un tanto especialita para estas cosas.

Pero hoy me he decidido por un escabeche llamativo, tanto por el color como por el sabor que le da el pimentón en la salsa: El escabeche rojo.
Ese que se usa en los mejillones, aunque también combina muy bien con la caballa, el bonito del Norte o el pollo. Descubrirlo por vosotros mismos.

¡Espero que os guste!


Ésta es mi aportación de este mes al reto:

En el reto de la Cocina Typical Spanish, se nos dará un requisito ya sea un ingrediente, un plato o una forma de preparación que tenemos que hacer, y todos nos meteremos de lleno en la cocina, para obtener un plato #TypicalSpanish.
Hemos vuelto con la dinámica de anfitriones, y éste mes Patricia de Patty´s cake nos ha desafiado con unos encurtidos y escabeches. 
No os perdáis las recetazas en La cocina TS: #HastaLaLunaConLaAceitunaTS





(4 pax)
INGREDIENTES:

  • 2 Chicharros
  • 2 Dientes de ajo
  • 2 Cebollas blancas dulces
  • 2 Zanahorias
  • 2 Hojas de laurel
  • Bolas de pimienta al gusto
  • 1 Cda de pimentón dulce
  • 150 ml de vinagre
  • 200 ml de agua
  • C/s de harina
  • AOVE



PREPARACIÓN:

Le pedimos al pescadero que nos limpie los chicharros retirándole las cabezas y las espinas dorsales.
En una sartén con el fondo cubierto de AOVE, doramos por ambos lados los chicharros, previamente pasados por harina.


Una vez hayan cogido color, retiramos a un plato y reservamos hasta su uso.

En el aceite de la fritura sobrante, doramos los dientes de ajo cortados en láminas.

Una vez empiecen a dorarse, agregamos la cebolla en juliana y las zanahorias en rodajas.
Mantenemos al fuego suave, moviendo de vez en cuando.

Cuando hayan pochado un poquito, agregamos las bolas de pimienta y el laurel.

Agregamos el pimentón.
Si queréis darle un toque caliente, podéis agregarle una pizca de pimentón picante, pero yo os aconsejo no hacerlo todo con éste, porque debido al reposo después va a acrecentar el sabor y picará demasiado.

Mezclamos y rápidamente agregamos el vino.
Dejamos que rompa a hervir y cocinamos durante un minuto para que se evapore el alcohol.

Agregamos entonces el agua.

Y subimos el fuego hasta que llegue a hervir y la salsa se una.

Disponemos los chicharros dentro de la sartén.

Bajamos el fuego al mínimo que nos permita tener una ebullición constante, tapamos y dejamos cocer durante 25 minutos.

Pasado el tiempo, trasladamos todo a una bandeja, dejamos enfriar y refrigeramos al menos 48 horas antes de su uso, aunque dicen que para que los sabores estén bien integrados es necesario darle una semana de reposo.

Éste es el resultado final de nuestro escabeche rojo.

Y así se ve por dentro.
¡Qué aproveche!




Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado😊

Seguir con la receta

5 de febrero de 2019

Carbonara de sobrasada

Pablo Albuerne tiene 43 años y es procedente de Asturias, Oviedo en concreto.

Desde que salió de la escuela de hostelería del campo San Francisco en Asturias, asegura haber dado la vuelta al mundo más de dos veces durante una década, en la que ha preparado atrevidas recetas tanto en pequeños locales como en restaurantes de lujo.

Su cocina, es una definición de si mismo: Canalla, rebelde, atrevida. Prepara suculentos bocados con muy pocos ingredientes, cocinando en la calle, en el parque o en el metro, demostrando que para cocinar no hace falta ni siquiera una cocina.

¡Espero que os guste!


Mi aportación para el reto:

En éste reto se nos dice un chef conocido, ya sea internacional o nacional, y los participantes subimos una receta de él, o simplemente basada en él.
He dudado mucho sobre que hacer con éste chef, para ser del todo sincera no me siento identificada con su cocina, pero finalmente he de decir que me he divertido mucho preparando ésta receta que realmente nos gustó.
Podéis echarle un ojo a todos los platos que hemos hecho del gipsy - recetario en Cooking the chef: Gipsy chef.





(2 pax)
INGREDIENTES:
  • 160 g de spaguetti
  • 3 Yemas de huevo
  • 80 g de queso Parmesano rallado
  • C/s de queso Grana Padano
  • 80 g de sobrasada de cerdo ibérico
  • 1 Litro de agua
  • Sal
  • Pimienta
  • AOVE



PREPARACIÓN:

En una cazuela alta, ponemos el agua a calentar.
Una vez llegue a ebullición, agregamos los spaguetti y dejamos cocer durante el tiempo estimado, en mi caso con 9 minutos basta para dejarlos al dente.

Mientras tanto, para hacer la carbonara al modo de éste chef, metemos en un bote las yemas de huevo.

Salpimentamos al gusto.

Agregamos un buen chorro de AOVE.

Y por último agregamos el parmesano rallado.

Cerramos el bote con los ingredientes dentro.

Y agitamos enérgicamente hasta mezclar todo y formar una salsa.

Una parte de la carbonara la tenemos lista, ahora, cortamos un trocito de sobrasada, retiramos la tripa y la cortamos en pedacitos.

En una sartén muy caliente, agregamos la sobrasada y cocinamos a fuego fuerte durante 3 minutos.

Hasta que tueste y suelte toda la grasilla, con cuidado ya que salta mucho.

Entonces, con el fuego apagado ya, agregamos los spaguetti con un poquito del agua de la cocción a la sartén con la sobrasada, y salteamos para que todos los ingredientes se integren.

Vertemos todo en un bol grande para poder manejarnos mejor.

Mientras la pasta siga muy caliente, agregamos el contenido del bote.

Y  mezclamos rápidamente para que el huevo no se cuaje y el queso se funda.

Rectificamos de sal si fuera necesario, servimos en un plato y por último espolvoreamos un poco de queso Grana Padano.
Éste es el resultado final de nuestra carbonara de sobrasada.

Como dice este chef: ¡Brutal!
¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado😊

Seguir con la receta

27 de enero de 2019

Café helado

A media tarde hay veces que no necesitamos más que una taza de café que nos ayude a sobrellevar lo que aún queda de día.
Yo no es que sea muy cafetera, en cuanto a cantidad se refiere, pero si que cuando me lo tomo me gusta que sea potente de café, del más fuerte que haya, doble por favor.
Además tengo la suerte de que a mi no me afecta al sueño por lo que si me apetece, me doy vía libre.

Pero para quién realmente le guste ésta bebida, quien de verdad aprecie su aroma y su gusto, decirle que este tipo de cafés como el que traigo hoy suelen también suelen estar entre mis favoritos, seguro que le resulta hasta ofensivo.

Bien de hielo y acabado con nata montada helada, no hay nada más refrescante. Y no hay porqué comprarlo, cuando puedes hacerlo en casa en apenas cinco minutos y dejarlo totalmente a tu gusto.

¡Espero que os guste!


Ésta es una aportación para el reto:

El Reto #Asaltablogs es una divertida manera de conocer blogs ajenos, y tras urgar  por todas sus recetas, cocinar una de ellas dándole nuestra propia versión.
He estado sin decidirme casi hasta el último momento... Cuanto más veía el índice de recetas de Eva en pruebas, el blog asaltado éste mes, menos claro lo tenía ¡Qué de cositas ricas!
Al final he preparado su Café helado, y aunque no me ha quedado tan vistoso como a ella, me relamí del gusto!





INGREDIENTES:

  • 125 ml de leche fría
  • 100 ml de café recién hecho
  • 1 Cda de azúcar
  • Nata helada al gusto



PREPARACIÓN:

Hacemos una taza de café intenso.


Le echamos la leche templada en un hilo muy fino, intentando que caiga siempre en el mismo sitio para así crear esa separación de colores. Ésto se consigue mejor colocando un par de hielos en el café, de esta manera la leche rebota en la piedra de hielo y hace esa separación perfecta.

Con una cuchara húmeda, hacemos un par de quenelles con el helado, y colocamos con cuidado en la superficie.

Espolvoreamos canela al gusto.

Servimos.

Éste es el resultado de nuestro café helado.

Acompañamos de un par de galletas, o con un canutillo a modo de pajita.

Un riquísimo trago. ¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado😊

Seguir con la receta

25 de enero de 2019

Cachopo asturiano

De unos años a esta parte, el cachopo ha ido escalando puestos en el ranking de comidas más solicitadas en el Principado de Asturias.

Puede ser que sea por su descomunal tamaño, en algunas ocasiones más grande incluso que el propio plato en el que te lo sirven.
O quizás por su relación calidad precio, ya que por menos de 20€ dos personas pueden pegarse un homenaje de cachopo relleno hecho con la mejor carne de ternera asturiana y sus acompañamientos, que suelen ser patatas y pimientos asados o del piquillo.
De lo que no me cabe duda es que es por lo bueno que está.
Pero es que no me digáis que no pinta bien... Un conjunto de filetes de ternera con queso y jamón serrano rebozado en huevo, harina y pan rallado que se fríe y se sirve bien caliente para que llegue a la mesa mientras el queso sigue derritiéndose.

A partir de ésta forma original, han ido surgiendo nuevas combinaciones de sabores, haciéndolos de cerdo, pescado, o pollo, rellenandolos de marisco, setas, pimientos, distintos quesos...
¡Hay para todos los gustos!

¡Espero que os guste!






INGREDIENTES:
  • 2 Filetes de cadera de ternera
  • 2 Lonchas de jamón serrano
  • 2 Lonchas de queso
  • C/s de harina
  • C/s de pan rallado
  • 1 Huevo
  • 1 Patata pequeña
  • 3 Pimientos del piquillo
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite para fritura


PREPARACIÓN:

Conseguimos dos filetes de ternera amplios y que tengan medio cm de grosor.
En el caso de que tengamos en casa algún filete y no cumpla estas dos "normas" podemos machacar el filete con ayuda de un espalmador, para darle la forma y el grosor que buscamos.

Salpimentamos los filetes por ambas caras.
Los colocamos y sobre la parte de arriba de uno de ellos, colocamos el queso.

Encima, disponemos el jamón.

Colocamos el otro filete justo encima, acomodándolo de manera que encaje perfectamente con el de abajo, cubriendo por completo el queso y el jamón.

Enharinamos.

Pasamos por huevo batido, y por último por pan rallado.

Metemos en la sartén con abundante aceite para freír.
Si hubiera oportunidad, se hace en una freidora, para que quede completamente sumergido y la fritura sea más homogénea.
Una vez esté bien dorado, le damos la vuelta.
En cuanto alcance el mismo color, o comiencen a salirse los jugos del queso del interior, sacamos y pasamos a un plato con papel absorbente.

Freímos las patatas cortadas en bastones.

Una vez que las patatas estén hechas, dejamos escurrir todo el aceite.
Servimos el cachopo en un plato amplio, y acompañamos con las patatas fritas y los pimientos del piquillo.

Éste es el resultado final de nuestro afamado cachopo asturiano.

Así se ve al corte.

Increíblemente bueno.
¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado😊
Seguir con la receta

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-