15 de mayo de 2019

Hamburguesa M30

No sé si pasará lo mismo en vuestras ciudades, pero aquí, cuando abre un nuevo local, nos volvemos locos y lo llenamos a cualquier hora del día.
No importa si es una cafetería con especialidad en dulces, si es un nuevo bar de copas o un restaurante. Agotamos las mesas rápidamente, nos invaden las ganas de ir a conocerlo.
Una vez pasado ese boom de la apertura, la suerte está echada.

El caso es que hace unos meses que ha llegado una conocida franquicia de hamburguesas a León.
Nosotros fuimos al poco de que abriera y disfrutamos de sus nachos y su variedad de hamburguesas, a cada cual más rica... ¡Y calórica! Incluso tienen una en la que los panes de la hamburguesa son un par de donuts. La idea me fascina y me aterra a la vez, jajaja.

Ésta fué la hamburguesa que yo pedí en su momento, y que he querido traer al blog porque es deliciosa.
Aunque como siempre, hecha en casa gana más! (Aún)

¡Espero que os guste!








(2 pax)
INGREDIENTES:


Para el pan de hamburguesa americano:

  • 60 g de harina normal
  • 100 ml de leche
  • 5 g de levadura de panadería en polvo
  • 1 Huevo
  • 15 g de azúcar
  • 60 ml de leche
  • 200 g de harina
  • 5 g de sal
  • 20 g de mantequilla
  • 1 Yema
  • C/s de agua
  • C/s de semillas de sésamo


Para el relleno:
  • 300 g de cebolla dulce
  • 1/4 de cdita de bicarbonato de sodio
  • 4 Carnes de hamburguesa de ternera
  • 2 Rodajas de queso de cabra
  • C/s de queso rallado
  • Sal
  • AOVE



PREPARACIÓN:


Para el pan americano:

Poner en el bol del robot amasador las primeras cantidades de harina, leche y levadura de panadería en polvo.


Con el gancho de amasar del robot de cocina, mezclamos hasta obtener una masa homogénea.

Entonces, tapamos con un paño de cocina húmedo en un lugar sin corrientes.
Dejamos levar durante 30 minutos.

Pasado el tiempo, agregamos el azúcar y el huevo, mezclamos.

Echamos a la masa la leche.

También la harina junto con la sal.
Comenzamos a mezclar.

Una vez que la masa sea firme y se despegue de las paredes, agregamos la mantequilla.
Mezclamos durante cinco minutos, hasta que la masa sea fina, elástica y no se pegue al tocar.

 En un bol previamente engrasado con AOVE, disponemos nuestra masa hecha una bola.
Reposamos durante dos horas tapada con un paño y en un lugar sin corrientes.

 Pasado el tiempo, la masa habrá crecido hasta doblar su volumen.

 Amasamos de nuevo nuestra masa.

Dividimos nuestra masa en bolas de 90 g aproximadamente, lo que viene a dar cuatro partes iguales.
Boleamos, y ponemos sobre una bandeja de horno con papel sulfurizado, con los pliegues en la parte de abajo de la bola.
Reposamos durante  hora en un lugar sin corrientes con un paño sobre ellas.

Mezclamos la yema de huevo junto con un poquito de agua. con ayuda de un pincel de cocina, pintamos la superficie de nuestros panes.
Espolvoreamos semillas de sésamo sobre cada uno de los panes.
Metemos en el horno precalentado a 180ºC y horneamos durante 20 minutos.

Hasta que adquieran un tono dorado


Para el relleno:

Comenzaremos haciendo la cebolla caramelizada.
Cortamos la cebolla en juliana fina, disponemos en un cazo con un buen chorro de AOVE, y un pellizco de sal.

Removemos muy bien para que cada cachito de cebolla se impregne de aceite.
Al fuego mínimo, la cebolla empezará a transparentarse a los cinco minutos aproximadamente.

Como truco, el bicarbonato de sodio hace una acción brutal, acelerando el proceso de la caramelización sin ningún tipo de azúcar o vinagre.

Tras un par de minutos, se hace una reacción en la que la cebolla suelta sus propios jugos y comienza a nadar en un líquido amarillento.

Reducimos la cebolla a fuego mínimo, removiendo de vez en cuando, hasta que comience a oscurecerse y mermar tanto la cebolla como el líquido, debido a la transformación de los azúcares en caramelo.

30 minutos más tarde, la cebolla estará perfectamente caramelizada y lista para su uso.

Disponemos la carne en una sartén, y las hacemos al gusto.
En el grill, disponemos las rodajas de rulo de cabra, que deberán ser de como mínimo 1 cm de grosor.

 Cerramos el grill y dejamos que dore.

Cortamos nuestros panes de hamburguesa horizontalmente, de manera que tengamos dos partes.
En la parte de abajo, echamos una cucharada de cebolla caramelizada. Como véis, queda prácticamente como una confitura.

Sobre la cebolla caramelizada, disponemos las carnes, entre las que hemos intercalado un poco de queso rallado.
Colocamos sobre ésta el rulo de queso de cabra y tapamos con la parte de arriba del pan.

Llevamos a la mesa junto con el kétchup, la mayones y la salsa sriracha.

Éste es el resultado final de nuestra hamburguesa M30.

Mordisco a mordisco....


 ¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊


Seguir con la receta

8 de mayo de 2019

Bacalao con papas

Mira como me gusta, como me gusta el bacalao, mira... El bacalao con papas.
Anda que no escuchamos mis hermanos y yo esa canción cuando éramos pequeños, y no tanto.
Julio Iglesias y sus canciones son todo un clásico en nuestra casa. Al igual que las de Mecano, Abba, Joaquín Sabina, Modern Talking, Alejandro Sanz y un largo etcétera.
Un gusto muy ecléctico el de mis padres, podías llegar a casa y escuchar a las tATu y al día siguiente ser los cantores de Hispalis los que estaban sonando.

Yo he crecido escuchando música a todas horas, y así sigo, sin apear el Spotify ni para cuando paso el aspirador.
Pero en la cocina es cuando mejor me sienta. A buen ritmo todo me sale mejor.
Y si no es así, al menos no me enfado tanto. Con un buen canturreo y algún bailecito de por medio mantengo mi ánimo bastante equilibrado jijiji.

Ésta receta la hice mientras sonaba Sergio Dalma en un día con mucha morriña de mi madre, y entre la música, el sabor y el aroma que inundaba mi casa, os aseguro que me supo como cuando nos lo hacía ella.

¡Espero que os guste!








(2 pax)
INGREDIENTES:

  • 200 g de bacalao en salazón
  • 2 Patatas medianas
  • 100 g de arroz bomba
  • 1 Diente de ajo
  • 1 Cebolla dulce pequeña
  • 1/2 Pimiento rojo
  • 80 ml de vino blanco
  • 1 Cda de pimentón picante
  • C/s de tomate frito
  • 650 ml de agua
  • Hierbas aromáticas: Perejil picado, una hoja de laurel.
  • Sal
  • AOVE



PREPARACIÓN:

Lavamos los trozos de bacalao bajo el chorro del grifo y cortamos en los trozos adaptados a nuestro uso.
Disponemos en una fuente con agua hasta que los cubra, y dejamos desalar, siendo 48 horas de desalado con cambios de agua cada 6 horas para los troncos o lomos, 36 horas con cambios de agua cada 8 horas para los filetes y 30 minutos sin cambios de agua para los restos pequeños y migas de bacalao.
Yo, lo primero que hago es limpiar, pelar y cascar las patatas en gajos. Para que no se oxiden, las dejamos reposando hasta su utilización en el agua que después también usaremos.


En la cazuela donde vayamos a realizar el guiso, doramos los cachos de bacalao en abundante AOVE caliente.
Una vez tengan color, reservamos en un cuenco hasta su uso.

En esta misma cazuela con el mismo AOVE, doramos el ajo laminado.
 
 Una vez que tenga color, agregamos la cebolla y el pimiento rojo cortado en mirepoix.
Rehogamos durante 10 minutos a fuego medio.

Entonces, agregamos el vino blanco, dejamos que se evapore el alcohol.

Agregamos las patatas escurridas, dejando el agua en el que han estado sumergidas.
Agregamos también el pimentón, que puede ser dulce, aunque a nosotros nos gusta el toque del picante para que le dé un puntito al guiso.
Removemos para que el pimentón se incorpore en las patatas.

Agregamos el tomate frito al gusto, en mi caso un par de cucharadas.

 Incorporamos el agua en el que reposaron las patatas, que será el justo para llegar a cubrirlas; en el que está todo el almidón de éstas, que hará que el caldo espese.

Subimos el fuego y esperamos a que rompa a hervir.

Entonces agregamos el puñado de arroz bomba.
Si queréis podéis obviar éste paso, pero es que a nosotros nos encanta esta mezcla en éste tipo de guisos.

Integramos, bajamos el fuego, y dejamos cocinar durante 20 minutos aproximadamente.

Cuando queden 5 minutos para finalizar la cocción, agregamos el bacalao.
Mezclamos y dejamos que acabe de cocinarse el guiso.

Agregamos un poquito de perejil fresco picado.
Tapamos y dejamos reposar durante 5 minutos, para que los sabores se asienten y el caldo espese aún más.

Servimos inmediatamente.

Éste es el resultado de nuestro bacalao con papas.
Delicioso guiso de los de toda la vida.

¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

5 de mayo de 2019

Curry de lentejas

Rajput por parte de padre y bengalí por parte de madre, Asma Khan viene de un fondo real.
Para unirse a su esposo, se mudó desde Calcuta a Cambridge en 1991, donde después de completar su licenciatura en derecho, realizó un doctorado en derecho constitucional británico en el Kings College de Londres.

Aún así ella se sentía sola en las calles de la capital del Reino Unido, ya que no

¡Espero que os guste!



Mi aportación para el reto:


En éste reto se nos dice un chef conocido, ya sea internacional o nacional, y los participantes subimos una receta de él, o simplemente basada en él.
Muchas vueltas por la red y nada me convencía en exceso, quizás por no sentirme identificada con alguna preparación, o por que otras me parecían complicadas de hacer, ya que encontrar sus ingredientes aquí iba a ser misión imposible.
Y al final viendo su capitulo en el programa Chef´s table me vino la inspiración. No es una receta suya pero si está sugestionada por toda esa cocina india que ella ama.
Si no os queréis perder ninguna de las recetas que han preparado el resto de compañeros, id a verlas en Cooking the chef: Asma Khan.





(2 pax)
INGREDIENTES:
  • 200 g de lenteja pardina
  • 1 Medida de arroz basmati cocido
  • 2 Dientes de ajo
  • 1/2 Cebolla dulce
  • 400 g de tomate triturado
  • 150 ml de leche de coco
  • Hierbas aromáticas al gusto: Ajo en polvo, jengibre, cúrcuma, curry, ras el hanout.
  • Sal
  • AOVE




PREPARACIÓN:

Primeramente, en un cazo disponemos las lentejas, cubrimos con agua abundantemente, y llevamos al fuego hasta que comience a hervir.
Entonces, bajamos al fuego manteniendo una ebullición constante y cocemos las lentejas hasta que estén tiernas.

Mientras tanto, en una sartén vamos preparando la salsa.
Disponemos un buen chorro de AOVE, y cuando esté caliente agregamos los ajos machacados.
Una vez hayan dorado, agregamos la cebolla bien picada.
Cocinamos durante 10 minutos a fuego suave, dejando que se poche.

Agregamos entonces el tomate triturado.
Cocinamos unos minutos para que se integre.

Echamos también la leche de coco.

Removemos para que se mezcle todo y dejamos que vuelva a hervir.

Es momento de ir agregando las especias.
Primero 1 cdita de ajo en polvo.

Media cdita de jengibre molido.

Otra media cdita de cúrcuma.

1 cdita de ras el hanout.

Y por último el curry, del que añadiremos 2 cditas.

Integramos todo y dejamos que se cocine durante 15 minutos aproximadamente, a fuego suave pero con ebullición constante, removiendo de vez en cuando para que no se pegue.

Pasados 40 minutos aproximadamente, nuestras lentejas estarán perfectamente cocidas.

Sacamos del fuego, escurrimos.

Y las vertemos sobre la salsa especiada que hemos preparado.

Removemos y dejamos unos 20 minutos que se cocinen lentamente, teniendo en cuenta que cuanto más tiempo estén, más sabor tendrán.

Cocinamos el arroz basmati hirviéndolo en agua durante 12 minutos aproximadamente.
Colocamos en el fondo de un plato bien esparcido, de manera que sea la cama de nuestro curry de lentejas.

Servimos las lentejas y las colocamos encima del arroz.

Y nos lo llevamos a la mesa para disfrutar de él cuando aún está bien calentito.

Éste es el resultado final de nuestro curry de lentejas con arroz basmati.

Ya sólo queda disfrutarlo separado...

... O junto mezclando las dos cosas.
¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

© Andreíta come de todo