30 de abril de 2021

Dalky de chocolate

 La verdad es que con todo el lío del coronavirus y lo que ello conlleva, en casa no suelo hacer recetas dulces, ya que no hay ningún evento en el que nos podamos juntar para celebrar a gusto y no me apetece preparar nada (poco saludable) que después tengamos que comer los dos.


Poco a poco se nos está olvidando que era aquello de preparar una tarta enorme y soplar las velas encima para después comerla todos. Visto ahora...¡Qué locura! 

Nuestro corazón empieza a palpitar aceleradamente sólo de pensar en un sitio con muchas personas juntas. Aunque estoy segura de que a los dos minutos se nos pasaría y gozaríamos aún con las mascarillas, el gel y el distanciamiento social. ¡Ya queda menos!


Aún así el otro día el dulce me llamaba y no se me ocurrió una receta mejor que esta para aprovechar la nata en spray que tenía abierta en el frigorífico. Unos dalkys de chocolate como los de siempre, o incluso mejor que los que nos volvían locos de pequeños.



¡Espero que os guste!





Con esta receta participo en el reto:

En el reto tus recetas, dónde hacemos un plato usando como norma principal, un ingrediente elegido a votación que haya pasado por un proceso de elaboración y envasado, y el ingrediente de este mes ha sido el tan versátil cacao en polvo.
Podéis ver la recopilación de recetas en Reto tus recetas: Cacao.





(4 Uds)
INGREDIENTES:
  • 480 ml de leche semidesnatada
  • 50 g de azúcar
  • 40 g de maizena
  • 40 g de cacao en polvo
  • C/s de nata montada



PREPARACIÓN:

Disponemos en un cazo amplio que permita batir cómodamente la preparación con ayuda de una varilla de cocina.

Añadimos el azúcar y ponemos al fuego alto hasta que vaya calentando.

Agregamos el cacao en polvo y la maizena inmediatamente antes de que comience a hervir la leche.

Apartamos del fuego y mezclamos todo enérgicamente hasta que se mezcle sin formar grumos.

Devolvemos de nuevo al fuego y una vez rompa a hervir, bajamos la potencia al medio para que la ebullición sea suave pero constante.

Removemos en todo momento durante un par de minutos, hasta que la crema espese y tenga éste aspecto.

Vertemos el preparado en vasos y dejamos enfriar con papel film a piel.
Una vez esté frío, por encima añadimos un copete de nata montada.

Por último espolvoreamos cacao en polvo. sobre la nata montada.

Llevamos a la mesa, preparados para disfrutar de un delicioso postre o merienda.

Éste es el resultado final de nuestro dalky de chocolate.

¡Qué aproveche!



Un postre de siempre que preparado en casa está aún si cabe más delicioso. Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

25 de abril de 2021

Solomillo de cerdo a la pimienta

Siempre me ha costado mucho comer la carne de cerdo, y es que prácticamente todos los cortes me resultan demasiado pesados, con un sabor muy potente que no me gusta. Pero de un tiempo a esta parte esto se ha incrementado, haciendo que el lomo y el solomillo sean las únicas piezas que coma a gusto.


Cosa rara, sí. Ya que en mi zona y en mi casa siempre se hizo la matanza pero es que es algo superior a mi. Hace apenas unas semanas pude disfrutar por tierras salmantinas y a pesar de que allí la carne de cerdo ibérico es de la mejor, me costó horrores adaptarme a ese sabor cuando la probamos.


Así que casi siempre intento adobar la carne, marinarla o simplemente servirla acompañada de una salsa. Ya sea salsa Cabrales, de queso Valdeón o esta de pimienta que os traigo hoy y que seguro no tardaréis en hacerla.



¡Espero que os guste!




Con esta receta participo en:

El Reto #Asaltablogs es una divertida manera de conocer blogs ajenos, y tras hurgar  por todas sus recetas, cocinar una de ellas dándole nuestra propia versión.
En ésta ocasión, fué pasarme por el índice de recetas de Pilar del blog La cocina de MPili y até cabos ya que justamente había cogido un buen solomillo en oferta en el supermercado así que me dispuse a hacer su receta de Solomillo a la pimienta negra.





INGREDIENTES:
  • 1 Solomillo de cerdo
  • 25 g de mantequilla
  • 1 Cda de coñac
  • 1/2 L de nata líquida para cocinar
  • C/s de bovril
  • AOVE
  • Especias y hierbas aromáticas: C/s de granos de pimienta variados, c/s de pimienta negra molida
  • Sal



PREPARACIÓN:

Comenzamos cortando el solomillo en medallones perpendiculares de 1.5 cm de grosor, aproximadamente.
Ahora vamos con la salsa, que es la principal preparación de ésta receta. En un cazo, disponemos la mantequilla a fuego suave, dejando que se derrita sin humear.

Agregamos entonces las bolas de pimienta, que en mi caso son un mix de pimienta negra, verde, blanca y rosa.
No es necesario agregar mucha cantidad de bolas de pimienta ya que son prácticamente decorativas y a la hora de comer, incomodan en el plato. El sabor lo adquirirá con la pimienta molida.

Subimos un poco la temperatura hasta que la mantequilla tenga este aspecto.

Entonces rompemos el hervor con el coñac.

Y de inmediato, echamos la nata líquida para cocinar.

Agregamos un poco de extracto de carne para que le de más sabor.

Cocinamos a fuego medio pero con ebullición constante, hasta que la salsa esté bien ligada y reduzca un poco.

Una vez que la salsa tenga la textura deseada, salpimentamos al gusto.

Servimos de inmediato en un recipiente pequeño para disponer en la mesa junto con el plato principal.

Hacemos los medallones de solomillo en una sartén con un poco de AOVE, sellando por ambos lados sin cocinarlos demasiado para que no quede muy duro.
Servimos en el plato y salamos, acompañamos con un poco de nuestra salsa de pimienta.

Éste es el resultado final de nuestro solomillo de cerdo a la pimienta, y así es como se ve en su interior.

¡Qué aproveche!



Un delicioso plato con una de las mejores carnes del cerdo. Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

22 de abril de 2021

Espárragos con vinagreta mimosa

Tengo la certeza de que cuando se trata de comer espárragos blancos, no soy la única que abre el tarro y los une con mayonesa y atún en conserva, y se arregla una cena en dos minutos.


Pero de vez en cuando no está demás trabajarse un buen plato, y es que cambia mucho la forma de ver un mismo ingrediente según como lo acompañes. Y eso que esta receta es la mar de fácil y socorrida.


Por fin pude hacerme con un manojo de espárragos blancos frescos, aprovechando uno de los muchos viajes que realiza mi novio por trabajo, en el que esta vez tuvo como destino Tudela. Entenderéis que con semejante destino, no podía venirse de manos vacías y menos en ésta época del año.

Aquí es dificilísimo hacerse con esta verdura fresca y ha sido un verdadero gustazo poder cocinarla, y más con esa rica vinagreta que hizo que nos relamieramos.



¡Espero que os guste!




Con esta receta participo en el reto:

En el reto Color y Sabor de Temporada seleccionamos mediante votación una fruta o fruto seco y una verdura, o semilla, de temporada, que está en su época de recolección y es el mejor momento para consumirlas, ya que se aprovechan al 100% sus cualidades organolépticas.
Además es cuando más fáciles son de encontrar los productos y salen mas económicos. 
Entonces todos los participantes elegimos entre una de ellas, y hacemos una receta dulce o salada.
Tuve una seria duda con los ingredientes de este mes, y es que tanto la fresa como los espárragos me encantan, pero no me pude resistir ante un buen manojo de espárragos blancos recién traidos de Tudela.





INGREDIENTES:
  • 1 Manojo de espárragos blancos
  • Agua
  • 3 Huevos duros
  • 1 Cdita de mostaza
  • C/s de vinagre
  • AOVE
  • Especias y hierbas aromáticas: Perejil al gusto
  • Sal y pimienta




PREPARACIÓN:

Comenzamos lavando todos los espárragos bajo el chorro de agua fría, ayudándonos con un cepillo manual para quitar todas las impurezas posibles.

Con ayuda de un pelador de cocina, retiramos las hebras más gruesas desde la mitad del espárrago hacia el principio del tallo.
Con ayuda de un cuchillo retiramos la parte más dura, dejando todos los espárragos más o menos del mismo tamaño.

En una cazuela con agua hirviendo, sal y un chorro de limón, ponemos a cocer nuestros espárragos.

En una cazuela aparte, cocemos los huevos durante 12 minutos en agua con vinagre y sal.

En una cazuela ancha y baja, donde quepan bien todos los espárragos estirados, sin estar unos sobre otros, cocemos los espárragos durante 18 minutos aproximadamente.

Para que los espárragos queden bien tiernos, lo mejor es que al acabar el tiempo de cocinado, los dejemos enfriar en el mismo agua de la cocción.

Pasado el tiempo escurrimos los espárragos y los servimos en una fuente.

Procedemos entonces a hacer la vinagreta mimosa.
En el robot de cocina disponemos los huevos. Podemos, si se quiere, dejar una yema aparte para usar a modo de decoración por encima.

Trituramos durante un par de segundos.

Entonces, añadimos el AOVE y el vinagre, la mostaza y el perejil.
Mezclamos todo muy bien.

Y vertemos encima de los espárragos de manera ordenada.
Espolvoreamos un poquito de perejil por encima.

Llevamos de inmediato a la mesa y degustamos.

Éste es el resultado final de nuestros espárragos con vinagreta mimosa.

¡Qué aproveche!



La cena de primavera perfecta con uno de sus más ricos frutos. Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

20 de abril de 2021

Coca de sardinillas y verduras

Ha llegado el momento de volver a probar viejas recetas dándoles nuevas versiones.

En éste caso, vuelvo a preparar una de las recetas que a priori a mi chico no le hacen gracia, pero después no quedan ni las migas. Hay que saber jugar con los ingredientes elegidos 😉.


Ya os contaba en la receta de la coca de trempó que cuando tuvo ocasión de probarla en Baleares no le entusiasmó, y yo conseguí que cambiara su percepción con la masa que preparé entonces, y hoy. Y aunque en esa ocasión le gustó, la receta que traigo hoy ha sido un éxito rotundo, y es que las sardinillas es una de sus debilidades así que ¡Imaginaros la cara de alegría cuando la vió!


Para mi esta es una de las recetas infalibles de cara al verano, a reuniones con amigos y cenas informales.



¡Espero que os guste!




Ésta es una receta para el reto:

En el reto Desafío en la cocina, se nos da un ingrediente o una receta y nosotros tenemos que hacer nuestra propia versión intercalando platos dulces y salados.
En esta ocasión vamos a preparar una receta que me encanta y de la cual tendremos un montón de muchas variedades en el recopilatorio Desafío en la cocina: Cocas saladas.





INGREDIENTES:
  • Masa para coca
  • 1/2 Cebolla
  • 1/2 Pimiento verde
  • C/s de tomates secos
  • 1 Lata de sardinillas en aceite
  • AOVE
  • Sal
  • Especias y hierbas aromáticas: C/s de comino en grano, C/s de tomillo



PREPARACIÓN:

Ponemos los tomates a remojo en agua.

Cortamos la cebolla y el pimiento en juliana.

Hacemos la masa igual que hicimos en la receta de la Coca de trempó, la estiramos en una lámina de horneado.

Colocamos por encima el pimiento y la cebolla, regamos con un poquito de AOVE.

Echamos las hierbas aromáticas y salamos al gusto.

En el horno precalentado a 220ºC, metemos nuestra coca y cocinamos durante 10 minutos.

Pasado el tiempo, agregamos los tomates secos y cocinamos durante 10 minutos más.

Para el toque final usaremos unas sardinillas en aceite.

Las escurrimos y disponemos encima de la masa.

Disponemos en el plato de presentación y llevamos a la mesa.

Éste es el resultado final de nuestra coca de sardinillas y verduras.

Una delicia. ¡Qué aproveche!



Una cena perfecta, sobre todo ahora que el verano se acerca. Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

Seguir con la receta

© Andreíta come de todo