25 de noviembre de 2022

Picantón relleno al horno

 Inevitablemente, nos guste o no, las Navidades están a la vuelta de la esquina, así que va siendo hora de ir cogiendo ideas para cocinar a nuestros invitados.


Y como no podía ser de otra manera, para este tipo de ocasiones tan especiales, no puede faltar un buen asado. 

En este caso un pollo picantón, que es pequeño de unos 600 g de peso, con una carne que resulta muy tierna y con un sabor suave que se realza con una farsa con la que se rellena y hace que adquiera un plus de sabor y jugosidad. 

En definitiva, todo un espectáculo.


Además al ser más pequeños, hace que los tiempos de cocinado disminuyan y en poco más de media hora tengas una comida que es un manjar, pudiendo atender mientras tanto a tus invitados, y con la certeza de que triunfarás, seguro.



¡Espero que os guste!




Con ésta receta participo en:

En el reto tus recetas, dónde hacemos un plato usando como norma principal, un ingrediente elegido a votación que haya pasado por un proceso de elaboración y envasado, como en éste caso pasa con el bacon ahumado, en el que se obtienen las piezas, se cortan, cuecen y enfrían, para después pasar por un proceso de ahumado si se requiere.
Podéis ver todas las recetas que hemos recopilado en Reto tus recetas: Bacon ahumado.




INGREDIENTES:
  • 1 Pollo picantón 
  • 75 g de bacon ahumado
  • 200 g de carne picada de ternera
  • 1/4 de cebolla
  • 15 g de uvas pasas
  • 15 g de avellanas
  • 1/2 Manzana royal gala
  • 20 ml de brandy
  • 1 Patata grande
  • C/s de pimientos del piquillo
  • AOVE
  • Sal
  • Especias y hierbas aromáticas: C/s de pimienta negra molida, tomillo al gusto, ajo molido al gusto


PREPARACIÓN:

Primeramente, cortamos el bacon ahumado para el relleno en dados de 1 x 1 cm aproximadamente.

Vamos disponiendo en un bol amplio en el que poder mezclar bien, los ingredientes del relleno.
El bacon ahumado, las avellanas previamente machacadas, la cebolla cortada en brunoise y las uvas pasas.

Añadimos también la manzana previamente pelada y cortada en brunoise, el tomillo, la sal y la pimienta.

Echamos el brandy.

Y añadimos la carne picada junto con el ajo molido.

Mezclamos muy bien de manera que todo esté bien repartido.

Empezamos a preparar el pollo picantón. Se denomina así a los pollos de no más de un mes de vida, que resultan muy tiernos y jugosos y no pesan más de 700g.
Con ayuda del soplete, quemamos las plumas que pueda tener.

Con cuidado, rellenamos desde el agujero inferior el pollo picantón.

En la bandeja apta para horno donde vayamos a cocinarlo, disponemos una patata en gajos lavada, pero con piel, que habremos cocinado al vapor en el microondas durante 5 minutos.

Sobre ella, disponemos el pollo previamente salado, y con un buen chorro de AOVE.

Lo atamos con ayuda de una cuerda de bridar tanto en la parte del pecho con las alas, como las patas.

Metemos al horno precalentado a 190ºC y cocinamos por la parte de abajo cara arriba, durante 15 minutos.

Pasado el tiempo, damos la vuelta al pollo y dejamos que se dore por la parte de arriba durante 25 minutos más.
Cinco minutos antes de sacar el pollo del horno, añadimos unos pimientos del piquillo que servirán de acompañamiento.

Sacamos del horno y servimos de inmediato.

Éste es el resultado final de nuestro picantón relleno al horno.

Trinchamos, partiéndolo por la mitad.

Súper jugoso y tierno.

¡Qué aproveche!



Un delicioso asado perfecto para las fechas que se aproximan. Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado.😊

Seguir con la receta

20 de noviembre de 2022

Empanada de bacalao y pasas

 Resulta que esta empanada es todo un clásico en la gastronomía gallega y yo me había resistido hasta ahora a probarla, por culpa de las dichosas uvas pasas, que para mi sorpresa, han resultado ser todo un acierto. 

Y es que la mezcla del bacalao ligeramente salado con el dulzor de las uvas pasas emborrachadas en un buen vino blanco Albariño, es completamente irresistible. Eso, junto con una buena masa hojaldrada, crujiente y finita la hace todo un manjar que no durará un asalto, os lo aseguro.


Además, lo bueno que tiene toda empanada es que es súper sencilla y rápida de hacer, así que si no la habéis probado nunca... No desaprovechéis la señal 😉.



¡Espero que os guste!




Con esta receta me estreno en el reto:

En el Homenaje Blog tratamos de dar visibilidad y movimiento a tantos y tantos blogs de cocina mediante pequeños homenajes recreando las recetas que han hecho sus creadores.
La primera afortunada es Juana del blog Juna en la cocina y a la cuál he copiado su receta de Hojaldre de bacalao y pasas sin mucho remilgo, y es que llevaba mucho tiempo queriendo hacer ésta receta y no me decidía ya que las uvas pasas no son mi fuerte. Pero fue una señal, y la verdad, me ha sorprendido mucho, y para bien. He de confesar que las uvas pasas le dan un no sé qué, que qué sé yo...
Podéis ver todas las recetas que hemos hecho el resto de participantes en HB: Juna en la cocina.





INGREDIENTES:
  • 2 Placas de hojaldre fresco redondas
  • 500 g de bacalao fresco al punto de sal 
  • 1 Cebolla
  • 1/4 de pimiento verde
  • 1/4 de pimiento rojo
  • 25 g de uvas pasas
  • 50 ml de vino blanco Albariño
  • C/s de colorante alimentario amarillo
  • 1 Clara de huevo
  • AOVE
  • Sal



PREPARACIÓN:

En la sartén al fuego con el AOVE caliente, agregamos los pimientos y la cebolla cortados en brunoise.

Dejamos cocinar hasta que dore, y entonces agregamos el bacalao sin piel en tacos, bajamos el fuego al mínimo y dejamos que se cocine.

Mientras tanto, ponemos las uvas pasas a rehidratar en el vino blanco.

Pasados aproximadamente 20 minutos, nuestro relleno está bien integrado. Vamos partiendo los tacos de bacalao con ayuda de una cuchara de madera, hasta conseguir las lascas del propio bacalao en tamaño pequeño.

Añadimos el colorante alimentario, en mi caso la mínima cantidad, para que le de un toque de color pero que no resalte demasiado.

Entonces, incorporamos las uvas pasas junto con el vino, subimos el fuego y dejamos que éste reduzca.
Entonces, apartamos del fuego.

En la bandeja del horno, disponemos sobre el papel sulfurizado la placa de hojaldre que hará la base de nuestra empanada.
Vertemos sobre ella el relleno.

Disponemos la otra placa de hojaldre sobre el relleno, plegamos los bordes, hacemos unos dibujos y cortes en la pate de arriba para que el hojaldre no crezca mucho y pintamos con la clara de huevo.

Metemos al horno a 200ºC y cocinamos durante 35 minutos aproximadamente.
Hasta que la empanada tenga éste tono dorado.

Pasado el tiempo, dejamos templar durante 10 minutos, y emplatamos.
Entonces, al gusto dejamos enfriar la empanada.

Éste es el resultado final de nuestra empanada de bacalao y pasas.

Y así se ve en el corte. Súper jugosa y con un sabor espectacular.

¡Qué aproveche!



Un clásico de la gastronomía gallega. Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado.😊

Seguir con la receta

10 de noviembre de 2022

Pollo georgiano

 Hoy viajamos a Georgia, aunque sea a través de la cocina con uno de sus platos. 

A mi me encanta hacer esto y probar recetas de otros países y regiones, y aprovecho los fines de semana para darme el gusto de preparar esas cosas que con la vorágine de los días no es posible, llevar a cabo la traducción de las recetas y conseguir los ingredientes óptimos lleva su tiempo.


El chakhokhbili o pollo georgiano es un guiso de pollo con tomate y hierbas frescas que resulta delicioso y es muy sencillo de hacer. Aunque realmente allí se hace con faisán debido a las tradiciones culinarias del país, lo más sencillo para nosotros es usar un pollo graso, de corral para tener el mejor de los resultados.


¡Espero que os guste!









(2 pax)
INGREDIENTES:
  • 2 Contramuslos de pollo
  • 40 g de mantequilla
  • 120 g de cebolla
  • 2 Dientes de ajo
  • 200 ml de tomate triturado
  • 1 Pastilla de caldo de carne casero
  • 25 ml de vino fino
  • 200 ml de agua
  • 4 Rodajas de limón
  • AOVE
  • Sal
  • Especias y hierbas aromáticas: C/s de pimienta negra, C/s de hierbas provenzales, un poco de cilantro, perejil fresco al gusto.



PREPARACIÓN:

En una sartén antiadherente, derretimos la mantequilla a fuego lento para que no humeé.

Ahí mismo, sellamos los contramuslos de pollo, previamente salpimentados, a fuego fuerte para que se tueste por fuera, y dentro queden todos los jugos.

Picamos la cebolla y los ajos en brunoise, y doramos con un chorro de AOVE.

Una vez que empiece a tomar color, añadimos el tomate junto con la pastilla de caldo de carne casera.
Cuando ésta se diluya, agregamos el agua y cocinamos todo durante 10 minutos aproximadamente hasta obtener una salsa espesa.
Rectificamos de sal, y añadimos un puñado de hierbas provenzales. Reservamos hasta su uso.

Una vez que el pollo se haya dorado, agregamos a la sartén el vino y dejamos al fuego para que el alcohol se evapore durante un par de minutos.

Retiramos el pollo a una fuente para horno.

Y añadimos los jugos del cocinado, formados por la mantequilla y el vino.

Añadimos también la salsa de tomate por encima.

Cubrimos la fuente con papel de aluminio, y cocinamos durante 20 minutos a 200ºC.

Mientras tanto, cortamos las rodajas de limón.

Pasado el tiempo, descubrimos el horno y metemos de nuevo durante 20 minutos a 200ºC, para que tome color.

Al salir, espolvoreamos el cilantro y el perejil fresco por encima y añadimos las rodajas de limón.

Servimos de inmediato.

Éste es el resultado final de nuestro pollo georgiano.

Servimos acompañado por un poco de bulgur o cuscús.
¡Qué aproveche!



Un guiso al horno de rechupete.
Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado.😊
Seguir con la receta

© Andreíta come de todo