30 de octubre de 2020

Trigueros envueltos en jamón

 Estaréis de acuerdo conmigo en que el jamón tiene un poder, y es que todo lo que toca, lo mejora por mil.

Un filete de lomo de cerdo y jamón, se convierte en el flamenquín perfecto. Un filete de ternera y jamón, se convierte en un super cachopo, un huevo frito con jamón, se convierte en una sartenuca de huevos rotos que quitan el "sentío", una mezcla de verduras con jamón, hacen una espectacular menestra... Y así, prácticamente con todo.


Hay pocos ingredientes que sean tan versátiles y ricos como el jamón.

Un producto que tiene mucha historia en España, y quizás por ello dependiendo de la zona de producción, hay distintas denominaciones de origen, como son Guijuelo, Jabugo o Teruel, entre otras, y varias maneras de elaborarlo y categorizarlo, principalmente diferenciándolos entre Jamón Ibérico (del cerdo ibérico), o jamón serrano (del cerdo blanco).



¡Espero que os guste!





Con esta receta participo en:


En el reto tus recetas, dónde hacemos un plato usando como norma principal, un ingrediente elegido a votación que haya pasado por un proceso de elaboración y envasado, y en esta ocasión nos hemos venido arriba con un ingrediente muy español, el jamón.
Podéis ver la cantidad de variadas recetas que hemos preparado en el Reto tus recetas: Jamón serrano.





INGREDIENTES:
  • 1 Paquete de espárragos trigueros gruesos
  • 7 Lonchas de jamón serrano
  • AOVE



PREPARACIÓN:

Limpiamos los trigueros y cortamos cada una de las lonchas de jamón serrano en tres partes por el lado ancho de la loncha.

Envolvemos cada triguero con esas tres partes, de manera que cada espárrago esté cubierto con una loncha completa.

Empezando de arriba hacia abajo, y con la parte de la grasa hacia afuera, para que actúe como grasa a la hora de freírlos.

En una sartén antiadherente, echamos un chorro de AOVE, y cuando esté bien caliente agregamos los trigueros. Dejamos que se tuesten por todos lados, y entonces, bajamos el fuego a temperatura media, tapamos y cocinamos de manera que el vapor del cocinado se quede en el interior de la sartén y se haga con sus propios jugos y así los espárragos queden bien tiernos en su interior.

Pasado el tiempo, los espárragos han de quedar con esta tonalidad.

Servimos en un plato de presentación y llevamos de inmediato a la mesa.

Éste es el resultado final de nuestros trigueros envueltos en jamón.

La pinta es ideal, ¿Verdad?

¡Qué aproveche!



Un entrante magnífico con dos productos de categoría. Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

6 comentarios:

  1. Que cosa mas rica, el poder del jamón, con poco sale todo divino. Que no nos falte nunca.
    Felicidades por el reto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. De estos me comía yo unos cuantos, vamos que me los comería como pipas. Me encanta esta sencilla propuesta, felicidades Andrea. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Una receta que te abre el apetito , yo como Estela me comería unos cuantos de una sentada . Un beso

    ResponderEliminar
  4. Andrea que rico!!! Me los llevo a casa ahora mismo. Besos

    ResponderEliminar
  5. Ha sido ver tu receta y empezar a salivar, Deliciosa. Besos

    ResponderEliminar
  6. Qué buena esta receta, los espárragos con el jamón pero que cosa más rica.
    Besos

    ResponderEliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo