7 de octubre de 2020

Escalopines al cabrales

 El confinamiento 2.0 ha comenzado en mi ciudad, y por más asimilado que lo teníamos ahora estamos en un mar de dudas, asimilando la que tenemos encima de nuevo y expectantes de saber que pasará... ¡Hay tanto en juego! 

Pero, por más vueltas que se le de, nunca hallaremos la respuesta, y como dice mi abuela en estos casos es mejor "andar y ver". Intentar estar distraído y mantener la mente ocupada en cosas que te llenan de verdad.


Así que yo me evado en mi trabajo y me refugio en mis ilusiones, que en este momento, por suerte, son muchas. Además de la cocina que me ayuda a distraerme como lo que más. De hecho ayer mismo me marqué este pedazo de plato típico asturiano para dar el pistoletazo de salida a estos quince días que se prevén caseros y recordarme que el mundo seguirá ahí fuera cuando todo pase.


Una auténtica tentación del paraíso que no puede tener mejor resultado que si lo preparas con carne de ternera xata roxa asturiana y un buen pedazo de queso Cabrales, que en casa nos fascina por su sabor fuerte, sabroso y ácido.



¡Espero que os guste!








(2 pax)
INGREDIENTES:
  • 300 g de filetes de tapa de ternera
  • C/s de harina
  • 2 Huevos
  • C/s de pan rallado
  • 1 Bote de pimientos del piquillo
  • 25 g de mantequilla
  • 80 g de queso Cabrales
  • 200 ml de nata para cocinar
  • 1 Cda de azúcar
  • Aceite de fritura
  • Sal y pimienta



PREPARACIÓN:

Comenzamos preparando la salsa de queso Cabrales.
En un cazo al fuego, ponemos la mantequilla y sin parar de remover, la derretimos.

Entonces, añadimos el queso desmigado.

Con ayuda de unas varillas mezclamos todo hasta que comience a deshacerse.

Una vez que no queden grumos, añadimos la nata para cocinar y mezclamos hasta formar una salsa homogénea.

Subimos el fuego y salpimentamos al gusto. También añadimos el azúcar que ayudará a contrarrestar la acidez de la salsa.

Una vez que comience a hervir, continuamos cocinando al fuego bajo con ebullición constante durante 20 minutos aproximadamente.

Entonces la salsa habrá espesado sin pegarse a los fondos de la tartera.
Apartamos del fuego y reservamos hasta su uso.

Entonces comenzamos a hacer nuestros escalopines, con unos filetes de tapa de ternera.
Salpimentamos al gusto.

Para formar su empanado característico comenzamos pasándolos por harina.

Después por huevo batido.

Y por último por pan rallado.

Los freímos en una sartén con abundante aceite de fritura, por ambos lados hasta que adquiera un tono dorado y una consistencia crujiente.

Entonces, pasamos los filetes por papel absorbente para que recoja todo el sobrante de grasa posible.

Y colocamos en el plato de presentación.

Napamos los filetes con la salsa de cabrales.

Y acompañamos con unos pocos de pimientos del piquillo.
Éste es el resultado final de nuestros escalopines al cabrales.

Una de las recetas asturianas por excelencia, llenas de sabor.

¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo