18 de julio de 2020

Bacalhau à brás

Solamente he estado en una ocasión en el país vecino, y lo único que no probamos por aquel entonces, fué cualquiera de sus recetas de bacalao.
Estuvimos un fin de semana conociendo la ciudad de Oporto, nos hicimos 400 km para disfrutar de un concierto y el resto de los días fueron un tanto agridulces, no tuvimos una buena experiencia. 
Fué a la vuelta cuando nos percatamos de que habíamos obviado la parte de éste pescado en las cartas de los restaurantes donde fuimos.
Y aunque a mi me ha costado años, creo que he asimilado que sólo fué eso, una mala experiencia, y estoy preparada para volver y ponerle remedio.

Aunque mientras tanto, yo he decidido preparar la más famosa de las más de 1000 recetas que dicen tener los portugueses de éste pescado, tanta variedad que puedes comerlo de una forma distinta cada día, y nunca cansarte.
El bacalao dorado, o bacalhau à brás es el clásico entre los clásicos. Un revuelto que está realmente delicioso.

Yo he seguido la receta de Maribel, del blog Picoteando ideas para el #AsaltablogsImPrevisible, en el que como ya os he dicho, no hay piedad y podemos asaltar a cualquiera de nuestras compañeras tantas veces como queramos durante éste verano.

¡Espero que os guste!







INGREDIENTES:
  • 500 g de bacalao fresco
  • 1 Bolsa de patatas paja chips
  • 1 Cebolleta
  • C/s de olivas negras
  • 5 Huevos
  • AOVE
  • Especias y hierbas aromáticas: Ajo en polvo, Perejil
  • Sal y pimienta



PREPARACIÓN:

Cortamos la cebolleta a pluma, en juliana lo más fina posible.

Yo voy a usar bacalao fresco porque era el que tenía en casa, pero podemos usar migas de bacalao, y más concretamente, para seguir con la receta portuguesa al 100%, desalado del salazón que lo conserva la noche anterior, como la mayoría de éste pescado consumido en el país vecino.

En una sartén con un dedo de AOVE, freímos la cebolla.

Mientras tanto, si usáis un corte del pescado como yo, quitamos la piel, retiramos las espinas.

Vamos rasgando la carne hasta conseguir nuestras migas de bacalao.

Para entonces, nuestra cebolla se habrá enternecido transparentándose. Retiramos prácticamente todo el AOVE.

Llevamos al fuego y agregamos la cerne del bacalao.

Cocinamos un poco hasta que el bacalao comience a soltar todos sus jugos.

Añadimos entonces las patatas paja.
Por supuesto, se pueden hacer en casa, pero yo quería que se notara mucho el toque crujiente en la boca, y con las de bolsa se consigue a la perfección ese efecto.

Bajamos la temperatura al mínimo, añadimos los huevos y con ayuda de una paleta vamos mezclandolos.

Hasta que se cuajen con la textura que más nos guste. Para mi, no hace falta cuajar mucho los huevos para que no quede demasiado seco, es preferible que comiencen a soltar los jugos en el plato después.
Salpimentamos.

Disponemos en una fuente de presentación.

Decoramos con las olivas negras.

Y espolvoreamos un poquito de ajo en polvo y perejil al gusto. Llevamos de inmediato a la mesa. 
Éste es el resultado final de nuestro bacalhau à brás.

Sensacional.
¡Qué aproveche!



Una receta tradicional portuguesa que se ha ganado la fama a pulso, es una auténtica delicia.
Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo