15 de marzo de 2019

Nachos mexicanos

Hay múltiples formas de hacer y de comer nachos.
Hoy, os traigo la que es mi favorita.

Ya sabéis que me chiflan éste tipo de preparaciones que admiten tantas variaciones como seas capaz de imaginar, aunque yo soy de las que siempre prefiero hacer la original, tantear lo que me gusta y lo que no, y a partir de ahí, ir cambiando cosas según mis propios gustos.

Pues dicho ésto, y contradiciendome de una manera asombrosa, los nachos es una de las recetas que más me gusta hacer en casa porque desde el principio la adapto a mi cocina.
Cuando nos apetecen nachos mexicanos, los hago así: Sin frijoles y sin vegetales cortados por encima, ya que éstos los pongo cuando los hago de otro modo...

Pero ¡Al grano! Los nachos son un plato muy socorrido ya que son muy fáciles y rápidos de hacer, y es que además están buenísimos, convirtiéndose en la estrella de la fiesta.
Ver las caras de tus comensales llevándose un totopo bien cargado de todo lo bueno es fascinante, debéis probarlo.

¡Espero que os guste!






(4 pax)
INGREDIENTES:


Para la carne barbacoa:
  • 250 g de carne picada mixta
  • 1 Cebolla
  • 1 Tomate
  • 1 Diente de ajo
  • 1 Cayena
  • 40 ml de tomate frito casero
  • 70 ml de salsa barbacoa
  • C/s de salsa tabasco
  • 1 Cda de pimentón picante
  • Sal
  • AOVE


Para la crema agria:
  • 120 ml de nata para montar
  • 10 ml de vinagre
  • 1 Cdita de sal


Para los nachos:
  • 200 g de nachos de maíz
  • C/s de guacamole
  • 1 Jalapeño
  • C/s de mezcla 4 quesos rallados
  • C/s Perejil



PREPARACIÓN:


Para la carne barbacoa:

En una sartén a fuego fuerte, agregamos el AOVE. Una vez que esté caliente, agregamos la cebolla, bajamos el fuego y cocinamos durante 10 minutos hasta que transparente.

Entonces, agregamos el triturado del tomate junto con el ajo.
Cocinamos durante 15 minutos, hasta que evapore.

Entonces, incorporamos la carne picada.

Y dejamos que se vaya cocinando poco a poco, a medida que le damos vueltas y ayudamos a que la carne se deshaga en pequeños trozos mientras se cocina.

Incorporamos el tomate frito, la salsa barbacoa y el tabasco. Mezclamos.

Agregamos la cucharadita de pimentón picante, revolvemos y apartamos del fuego.
Dejamos reposar hasta su uso.
En éste momento, podemos agregar si os apetece unos frijoles para dar el toque 100% mexicano. A mí no me gustan por lo que he decidido prescindir de ellos.


Para la crema agria:

Para hacer la sour cream ponemos en un bol la nata sin azucarar.
Ésta debe ser ideal para montar, ya que queremos que nos quede dura y firme en su presentación, ya que cuánto mayor sea su proporción de grasa, más espesa quedará la crema.

Agregamos el vinagre, o en su defecto, si lo preferís, zumo de limón.
Ésto hará que se formen unas bacterias productoras de ácido láctico, por lo que nuestra nata se "cortará", fermentará y obtendrá ese toque agrio que la caracteriza.
Dejamos reposar durante 30 minutos.

Una vez pasado el tiempo, agregamos la sal, y con ayuda de unas varillas mezclamos bien.
Adquirir una consistencia fuerte, no será difícil, ya que en éste proceso la nata habrá espesado por lo que no tendremos que darle a las varillas durante mucho rato.
Refrigeramos hasta su uso.


Para los nachos:

Disponemos los nachos en una fuente grande, colocando algunos de manera estratégica en el borde, para evitar posibles derrames.

En el medio de nuestros nachos agregamos una buena cantidad de carne barbacoa.

Y espolvoreamos queso rallado al gusto por encima.

Metemos en el horno en modo grill, precalentado a 200ºC.

Horneamos durante cinco minutos, hasta que el queso esté perfectamente fundido.
Entonce, sacamos.

Agregamos una bola de guacamole.

Y otra de nuestra crema agria.

Y repetimos hasta acabar con todo nuestro preparado.
Espolvoreamos un poco de perejil sobre el queso,  y cortamos nuestro jalapeño en rodajas, colocándolas de manera equitativa en cada lado de nuestra fuente de nachos, pudiendo agregar también unos trocitos de tomate.

Servimos y comemos inmediatamente.

De ésta manera, los nachos seguirán calentitos, crujientes, y el queso fundido se hará hilos hasta llegar a tu boca.
Éste es el resultado final de nuestros nachos mexicanos.

 Ideales para una cena de celebración entre amigos.

Así se ve el interior, brutal.
¡Qué aproveche!




Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo