31 de marzo de 2019

Guisantes salteados

Anda que no dí guerra yo de pequeña con los guisantes.
Me hartaba de ver como cada vez que nuestros abuelos nos traían una bolsa con verduras y hortalizas recién cogidas de la huerta, mi hermana se ponía morada hincándole el diente a todo sin reparos.
Las zanahorias o los guisantes tiernos recién sacados de la vaina, eran sus favoritos.
Yo me quedaba mirando para ella casi hasta escandalizada, eran dos de las cosas que más reparo me daba meter a la boca, y que no os quepa duda de que en cierta parte, también era por eso, jajaja.

Pero ya sabéis cómo va todo el tema, dicen que muchas de las objeciones de los niños con algún alimento, es por que ven a alguien de su entorno negándose a ésta comida.
Y por si alguien lo dudaba, era mi madre la que no podía ver los guisantes ni en pintura, me pase toda la vida viendo como los apartaba en los guisos y en las paellas, y yo, repitiendo sus acciones.

Y desde que me emancipé, casualidades de la vida, me encantan. Creo que son una de las comidas que más me prestan, a fácil y rápida no la gana nadie y el resultado es exquisito.

¡Espero que os guste!



Ésta es mi aportación para el reto:

El Reto #Asaltablogs es una divertida manera de conocer blogs ajenos, y tras hurgar  por todas sus recetas, cocinar una de ellas dándole nuestra propia versión.
Y de nuevo, dicho y hecho, con la de cosas maravillosas que tiene Maria del blog In my little kitchen tardé bien poquito en decidirme, una receta que me encanta y que se adapta mucho a mi dieta: unos guisantes salteados que estaban buenísimos.





INGREDIENTES:

  • 150 g de guisantes
  • 1 Diente de ajo
  • 1 Huevo
  • 1 Paquete de jamón serrano en tacos
  • C/s de vinagre
  • Agua
  • Sal rosa del Himalaya
  • AOVE



PREPARACIÓN:

Llenamos un cazo con agua, ponemos al fuego y esperamos a que hierva.
Entonces, echamos los guisantes y cocemos durante 8 minutos aproximadamente.


Mientras tanto, en una sartén calentamos un chorro de AOVE, agregamos el ajo picado y doramos.
Podemos hacerlo también con ajos tiernos, cuando sea la temporada.

Una vez que ha cogido color, agregamos los guisantes, salteamos.

Agregamos entonces el jamón, bajamos el fuego y dejamos que se vaya haciendo poco a poco, salteando.

Mientras tanto, en el mismo cazo con el agua de la cocción de los guisantes, agregamos un chorro de vinagre, llevamos a ebullición, y en ese momento cascamos un huevo para escalfarlo.

Tras 2 minutos, sacamos el huevo, y desbarbamos, retirándole con ayuda de un cuchillo los trozos de claras sueltas que queden.
Emplatamos los guisantes con jamón y sobre estos, el huevo escalfado.

Salamos el huevo (únicamente, ya que los guisantes con el jamón ya tienen el toque salado) y echamos un chorro de AOVE por encima.
Listos para disfrutar de ellos.

Éste es el resultado final de nuestros guisantes salteados con huevo escalfado.

Abrimos el huevo y dejamos que la yema riegue los guisantes.

¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

20 comentarios:

  1. Que rico Andrea!!Este es un asalto en toda regla, de diez, me encanta.BS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como cada uno de ellos, todas las recetas de María son sensacionales! Besos

      Eliminar
  2. Pero que ricos los guisantes, mi madre los hacía riquisimos con ajitos tiernos, con jamón...tu receta me los ha recordado, que buenos.
    Buen asalto. Bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la receta original de María también llevaban ajitos tiernos, a mi me ha sido imposible encontrarlos a estas alturas, pero estoy segura de que pronto los volveré a hacer tal cual en su receta.
      Muchas gracias, besos

      Eliminar
  3. Que ricos los guisantes, yo los preparo mucho en casa y con el huevo están riquísimos. Buena elección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, el huevito así a medio hacer le da otro toque que para mi ya se ha convertido en fundamental! jejeje
      Besos

      Eliminar
  4. Las verduras no son mi pasión pero de vez en cuando me preparo un buen plato de guisantes como los tuyos. Lo que no he probado es con huevo y no pienso tardar mucho en hacerlo. ¡Un lujo!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi también es la primera vez... Porque con el huevo cocido no cuentan, haciéndolo así es un puntazo!
      Muchos besos

      Eliminar
  5. espetaculares y el huevo te ha quedado perfecto. Muy buen asalto, besos

    ResponderEliminar
  6. A mi me pasaba lo mismo con los guisantes, ahora los tolero fenomenal pero de pequeña era asquerosa jajaja, empecé a comerlos así porque era la única manera de que me gustaran y quise compartirlo en el blog. ¡¡Mil gracias por tu asalto!!
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja menos mal que con los años pasan los daños y nos volvemos un poco menos repugnantes, jajajaja.
      Me han encantado, ésta y otras muchas recetas de tu cocina, estaba difícil quedarse sólo con una receta, pero por supuesto una sanota que es la que más se aproxima al tipo de cocina que intento seguir en éstos momentos.
      Besos

      Eliminar
  7. con lo que me gustan a mi las legumbres, y con ese huevo que dice cómeme, que pintaza por favor!!
    me encanta tu asalto!!
    un beso

    ResponderEliminar
  8. Jajaja!! A mí me pasó lo mismo. Mi madre los apartaba y yo también, pero a mi marido le encantan y un día los probé y mira, no están tan malos. Jajaja! Vamos, no es que me vaya a comer un plato entero pero están buenos. De todas formas, eso de apartarlos del arroz ya no lo puedo evitar, y siempre los aparto, no sé por qué. Ese planazo de guisantes sí que me lo comía. Me encanta. Será porque no me gustan rebujados con otras cosas? Va a ser eso porque así me los comía toditos. Un asalto estupendo!! Besitos, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y mira no están tan malos... ¿No te da la sensación de que somos simples como el mecanismo de una rueda? jajaja Mi madre los apartaba, y yo también. Crecí los probé y me gustaron... Si es que somos de lo que no hay!!! jajaja
      Yo ahora ya los como en todos los sitios, en arroz, en guisos, solos... Una vez que al fin me gustaron, me gustaron de cualquier manera, aunque eso si, tienen que ser cocidos por mi, los que están en conserva me echan un poco para atrás. Besos

      Eliminar
  9. A mi hijo le encantan, pero con el huevo estrellado, aunque ayo los prefiero así!! Muy ricos!!Bs.

    ResponderEliminar
  10. Me encantan los guisantes en todas sus versiones, de este modo salteados y con su huevo me pierden. Me encanta tu propuesta, sencilla nutritiva y deliciosa .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, y es que además se ajusta muy mucho al tipo de cocina que intento hacer en casa para cada día, así que me venía de perlas.
      Muchas gracias! Besos

      Eliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo