5 de junio de 2020

Langostinos en tempura con mayonesa picante

Nobu Matsuhisa nació en Saitama, Japón el 10 de Marzo de 1949.
La suya es una historia de pasión por la materia prima, que arranca en su ciudad de origen.

De niño, al quedar huérfano de padre debido a un accidente de moto, y al poco de terminar la escuela descubrió su vocación, cuando su hermano mayor le llevó a almorzar a una modesta barra de sushi, donde el olor a vinagre, los gestos del cocinero con el cuchillo, y todo lo que observaba a su alrededor le pareció pura magia.
Así fue como decidió hacerse sushiman para poder ver todas las percepciones de los clientes desde el otro lado de la barra.

Lo reclutaron como aprendiz en una taberna del Mercado Shinjuku de Tokio, donde acompañaba cada madrugada a su maestro para aprender a seleccionar el género. Cuando surgió la oportunidad fué a trabajar a Perú y atraído por los raros pescados de aquellas costas, el ajo, el cilantro, las frutas exóticas, el AOVE... Descubrió un nuevo crisol de sabores. Abrió un restaurante junto a su socio en Lima, en el que acercaba la cocina japonesa al cliente autóctono, experimentando con todos esos nuevos ingredientes y creando combinaciones familiares.
Se trasladó a Alaska, a Los Ángeles donde abrió su propio restaurante en Beverly Hills dónde tuvo mucho éxito al llenarse de estrellas de cine. Robert de Niro le pidió abrir un restaurante en Nueva York. Poco a poco le siguieron ciudades como Londres, Qatar, Dubai o México entre otras.

Pronto fué nombrado como uno de los 10 mejores chefs del mundo, manteniendo intacta su visión de que la cocina es muy poco de creación y mucho de producto, manteniendo una eterna historia de amor con el pescado.


¡Espero que os guste!



Una receta para el tiempo de recuperación de chefs en:
En éste reto se nos dice un chef conocido, ya sea internacional o nacional, y los participantes subimos una receta de él, o simplemente basada en él.
Ahora estamos en un tiempo de transición en el que podemos elegir entre todos los chefs escogidos hasta ahora, y deleitarnos con sus recetas. 
Yo estoy aprovechado para hacer recetas los retos en los que no pude participar. En Noviembre de 2017 yo estaba a tope con una oportunidad laboral, y lidiando varios conflictos internos, asi que no participé.
Ahora me he decidido con la receta que escogió Patricia del blog Patty´s cake.
Podéis ver todas las recetas en: Cooking the chef: Nobu Matsuhisa.





(2 pax)
INGREDIENTES:


Para la tempura:
  • 1 Huevo M
  • 100 g de harina
  • 130 ml de cerveza fría


Para la salsa picante:
  • 1 Huevo M
  • 1 Cdita de vinagre de arroz
  • 100 ml de aceite de girasol
  • Sal y pimienta
  • Especias y hierbas aromáticas: C/s de perejil, 1 cda de ajo molido, 1/2 Cdita de cayena molida


  • 1/2 Kg de langostinos pelados 
  • Zumo de lima
  • Aceite para freír



PREPARACIÓN:

Comenzamos pelando los langostinos, dejando la parte de la cola. Reservamos las cáscaras y las cabezas para otras preparaciones.
En una fuente disponemos el huevo para hacer la tempura. 

Añadimos la harina.

Añadimos la cerveza a chorro fino, mientras mezclamos con ayuda de unas varillas para que no quede ningún grumo.

Vertemos los langostinos en la tempura, de manera que los cubra por completo.

Mientras tanto, comenzamos a hacer nuestra mayonesa picante. 
Lo usual es hacerla con salsa de ajos picante china, pero yo he adaptado sus propios ingredientes para elaborar la mayonesa picante desde cero.
Disponemos en el robot de cocina el huevo junto con las especias y hierbas aromáticas.

Echamos el vinagre de arroz.

Y ponemos en marcha, mientras que a su vez agregamos el aceite de girasol a hilo para que monte la mayonesa.

Una vez tengamos la mayonesa bien firme, la pasamos a un bol y refrigeramos hasta su uso.


Vertemos los langostinos en la tempura, removiendo para hacer que se integren bien por todas partes.

Mientras tanto, ponemos en una sartén abundante aceite de girasol para fritura, y cuando esté bien caliente, agregamos uno a uno los langostinos.

Freímos por ambos lados, durante un par de minutos, el tiempo justo para que los langostinos se cocinen por completo y adquieran un tono dorado y textura crujiente en su exterior.

A medida que se vayan haciendo, los pasamos a un recipiente con papel absorbente, para que adquiera el aceite sobrante.
Continuamos con la fritura del resto de los langostinos.

Entonces, disponemos los langostinos en un plato de presentación, bien acompañados con la mayonesa que hemos hecho anteriormente.

Llevamos de inmediato a la mesa para disfrutarlos aún bien calientes.
Éste es el resultado final de nuestros langostinos en tempura con mayonesa picante.

Comenzamos a mojar.
Un gustazo de receta, los langostinos bien crujientes, contrastando con el sabor de la mayonesa es sencillamente brutal.

¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo