3 de mayo de 2020

Caracolas de hojaldre

Primer domingo de mayo, marcado en rojo en el calendario, hoy es el día de la madre.
Un día especial de por sí, aunque este mucho más por la situación que estamos viviendo y que hace que valoremos aún más las palabras, los consejos y los abrazos de una madre al tenerlas en la distancia.

Ese vacío que muchos seguro que estáis sintiendo hoy al no poder darle un achuchón, es lo que yo siento desde hace cuatro años que no lo puedo celebrar con ella. Y en este día intento consolarme llevándole flores y recordándola a mi lado, como cada día pero inconscientemente, con más fuerza.
En ésta ocasión ni siquiera puedo seguir con mi pequeña tradición... Será una de las primeras cosas que haga cuando recuperemos la "normalidad". Eso e ir a darle un abrazo a mi padre.
Feliz día de la madre, aprovechad y disfrutadlas, la vida es corta y algunos ya no tenemos ese placer.

Aún así, he decidido endulzar este día con un dulce bocado. Un postre muy sencillo y rápido.


¡Espero que os guste!







(6 uds)
INGREDIENTES:
  • 1/2 Placa de hojaldre de mantequilla
  • 300 ml de crema pastelera
  • Azúcar glass



PREPARACIÓN:

Primeramente para darles esta forma, necesitaremos unos moldes cónicos de acero inoxidable.
Con ayuda del cortador de pizza, cortamos nuestra masa de hojaldre. Para esta preparación yo aconsejo empezar desde una de las esquinas hacia abajo, ampliando un poco el campo hasta acabar unos dos cm desplazados, dándole una forma de triángulo escaleno.


Entonces, comenzando desde la punta, comenzamos a enrollar el hojaldre sobre el molde cónico.
Una vez finalizado, giramos sobre si mismo para que la masa quede completamente pegada.
Colocamos en la bandeja de horno con papel sulfurizado y presionamos contra ella, preferiblemente dejando el último pliegue en la parte de abajo.

Metemos en el horno precalentado a 200ºC y dejamos que se hagan durante aproximadamente 10 minutos.

Sacamos del horno, dejamos templar un poquito, y en cuanto sea manejable, desmoldamos.
Es importante hacerlo ahora, ya que si se enfría nos constaría muchísimo y seguramente al forzarlo, acabaríamos rompiendo la masa.

Hacemos una crema pastelera de igual manera que hicimos para la tarta milhojas.
La colocamos en una manga pastelera con boquilla rizada del 12.

Y rellenamos nuestras caracolas.

 Las disponemos de manera intercalada en el plato de presentación.

Colocamos el azúcar glass en un colador, y espolvoreamos sobre nuestras caracolas de hojaldre.

Servimos.

Éste es el resultado final de nuestras caracolas de hojaldre.

Y así se ven a cada mordisco.

¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊


0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo