15 de mayo de 2019

Hamburguesa M30

No sé si pasará lo mismo en vuestras ciudades, pero aquí, cuando abre un nuevo local, nos volvemos locos y lo llenamos a cualquier hora del día.
No importa si es una cafetería con especialidad en dulces, si es un nuevo bar de copas o un restaurante. Agotamos las mesas rápidamente, nos invaden las ganas de ir a conocerlo.
Una vez pasado ese boom de la apertura, la suerte está echada.

El caso es que hace unos meses que ha llegado una conocida franquicia de hamburguesas a León.
Nosotros fuimos al poco de que abriera y disfrutamos de sus nachos y su variedad de hamburguesas, a cada cual más rica... ¡Y calórica! Incluso tienen una en la que los panes de la hamburguesa son un par de donuts. La idea me fascina y me aterra a la vez, jajaja.

Ésta fué la hamburguesa que yo pedí en su momento, y que he querido traer al blog porque es deliciosa.
Aunque como siempre, hecha en casa gana más! (Aún)

¡Espero que os guste!








(2 pax)
INGREDIENTES:


Para el pan de hamburguesa americano:

  • 60 g de harina normal
  • 100 ml de leche
  • 5 g de levadura de panadería en polvo
  • 1 Huevo
  • 15 g de azúcar
  • 60 ml de leche
  • 200 g de harina
  • 5 g de sal
  • 20 g de mantequilla
  • 1 Yema
  • C/s de agua
  • C/s de semillas de sésamo


Para el relleno:
  • 300 g de cebolla dulce
  • 1/4 de cdita de bicarbonato de sodio
  • 4 Carnes de hamburguesa de ternera
  • 2 Rodajas de queso de cabra
  • C/s de queso rallado
  • Sal
  • AOVE



PREPARACIÓN:


Para el pan americano:

Poner en el bol del robot amasador las primeras cantidades de harina, leche y levadura de panadería en polvo.


Con el gancho de amasar del robot de cocina, mezclamos hasta obtener una masa homogénea.

Entonces, tapamos con un paño de cocina húmedo en un lugar sin corrientes.
Dejamos levar durante 30 minutos.

Pasado el tiempo, agregamos el azúcar y el huevo, mezclamos.

Echamos a la masa la leche.

También la harina junto con la sal.
Comenzamos a mezclar.

Una vez que la masa sea firme y se despegue de las paredes, agregamos la mantequilla.
Mezclamos durante cinco minutos, hasta que la masa sea fina, elástica y no se pegue al tocar.

 En un bol previamente engrasado con AOVE, disponemos nuestra masa hecha una bola.
Reposamos durante dos horas tapada con un paño y en un lugar sin corrientes.

 Pasado el tiempo, la masa habrá crecido hasta doblar su volumen.

 Amasamos de nuevo nuestra masa.

Dividimos nuestra masa en bolas de 90 g aproximadamente, lo que viene a dar cuatro partes iguales.
Boleamos, y ponemos sobre una bandeja de horno con papel sulfurizado, con los pliegues en la parte de abajo de la bola.
Reposamos durante  hora en un lugar sin corrientes con un paño sobre ellas.

Mezclamos la yema de huevo junto con un poquito de agua. con ayuda de un pincel de cocina, pintamos la superficie de nuestros panes.
Espolvoreamos semillas de sésamo sobre cada uno de los panes.
Metemos en el horno precalentado a 180ºC y horneamos durante 20 minutos.

Hasta que adquieran un tono dorado


Para el relleno:

Comenzaremos haciendo la cebolla caramelizada.
Cortamos la cebolla en juliana fina, disponemos en un cazo con un buen chorro de AOVE, y un pellizco de sal.

Removemos muy bien para que cada cachito de cebolla se impregne de aceite.
Al fuego mínimo, la cebolla empezará a transparentarse a los cinco minutos aproximadamente.

Como truco, el bicarbonato de sodio hace una acción brutal, acelerando el proceso de la caramelización sin ningún tipo de azúcar o vinagre.

Tras un par de minutos, se hace una reacción en la que la cebolla suelta sus propios jugos y comienza a nadar en un líquido amarillento.

Reducimos la cebolla a fuego mínimo, removiendo de vez en cuando, hasta que comience a oscurecerse y mermar tanto la cebolla como el líquido, debido a la transformación de los azúcares en caramelo.

30 minutos más tarde, la cebolla estará perfectamente caramelizada y lista para su uso.

Disponemos la carne en una sartén, y las hacemos al gusto.
En el grill, disponemos las rodajas de rulo de cabra, que deberán ser de como mínimo 1 cm de grosor.

 Cerramos el grill y dejamos que dore.

Cortamos nuestros panes de hamburguesa horizontalmente, de manera que tengamos dos partes.
En la parte de abajo, echamos una cucharada de cebolla caramelizada. Como véis, queda prácticamente como una confitura.

Sobre la cebolla caramelizada, disponemos las carnes, entre las que hemos intercalado un poco de queso rallado.
Colocamos sobre ésta el rulo de queso de cabra y tapamos con la parte de arriba del pan.

Llevamos a la mesa junto con el kétchup, la mayones y la salsa sriracha.

Éste es el resultado final de nuestra hamburguesa M30.

Mordisco a mordisco....


 ¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊


0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo