20 de septiembre de 2016

Manitas de cerdo

León tiene una gran tradición con la casquería. 
Todos los restaurantes tienen en sus cartas platos de despojos, como las mollejas de pollo en salsa, las manitas de cerdo guisadas, la asadurilla de cordero, los filetes de hígado de ternera encebollado o la morcilla de Matachana que hacemos con la sangre sobrante de la matanza.
Como casi siempre, esta es una receta que tengo desde que hice las prácticas de cocina en un restaurante en mi ciudad, y es que yo en casa no suelo cocinar mucho estas cosas... 
Soy un poco escrupulosa más que con el sabor, en cuanto a las texturas.
Y eso que debería estar acostumbrada ya que como os digo aquí es típico, pero de la lista de todos los despojos yo apenas como cinco.
Pero las manitas de cerdo es algo que entra en esta lista, y que realmente me gustan.
Haciéndolas así con ésta salsa espesada con las propias gelatinas de las manitas quedan de muerte.
¡Espero que os guste!


Ésta es mi aportación al reto:

Ya estamos de nuevo al pie del cañón para seguir con nuestros retos mensuales en Desafío en la cocina.
Y para estrenar el nuevo curso, un desafío con el que siempre se había especulado y nadie se había atrevido a pedir, hasta que por supuesto, le tocó el turno a las hermanas Camilni. Y digo por supuesto, por que ya en el otro temido desafío de los Macarons.
Para mi, la verdad es que no es un reto temido, mi ciudad es la cuna de la casquería, y he tenido que cocinarla en muchas ocasiones, ya sea de una manera u otra. Pero independientemente de ésto, aquí también entra el gusto y los escrúpulos de cada persona, y en mi caso, eso es lo que me frena a cocinarla más a menudo.
Si queréis ver el resto de recetas de casquería, os animo a que lo hagáis en Desafío en la cocina. Casquería o Despojos.





(3 Uds)
INGREDIENTES:

- 3 Manitas de cerdo abiertas por la mitad
- 1 Ramita de romero
- 2 Hojas de laurel
- 1/2 Cebolla
- 2 Clavos de olor
- 2 L de agua aproximadamente
- C/s de aceite de oliva
- 3 Dientes de ajo
- 2 Guindillas
- Pimentón al gusto
- 1 Cda de tomate frito
- 80 g de guisantes
- Perejil al gusto



PREPARACIÓN:

Compramos las manitas de cero, y le pedimos al carnicero que nos las abra por la mitad.

Con ayuda de un soplete, quemamos los pelos e impurezas que puedan tener.

A continuación vamos a limpiar las manitas de cerdo.
Cubrimos con agua y agregamos un chorro de vinagre. Las dejamos durante aproximadamente 2 horas.
Pasado el tiempo, enjuagamos las manitas en el grifo, para retirarles toda la suciedad que aún les pueda quedar.
 

Disponemos las manitas en la olla a presión al fuego pero sin tapar, cubiertas por agua junto con la rama de romero, las hojas de laurel y la cebolla con los clavos hincados.

Una vez comience a hervir, cocemos durante 15 minutos desespumando para quitarle toda la suciedad.

Pasado ese tiempo, tapamos la olla y cocemos a presión baja durante 20 minutos (Tiempo por mi olla a presión).
Así se ven cuando estén cocidas.

Sacamos las manitas a un recipiente, reservamos.

En una cazuela parissien, calentamos un chorro de aceite de oliva.
Agregamos los dientes de ajo limpios y cortados en láminas, y las guindillas.

Una vez que los ajos se hayan dorado, agregamos el pimentón.
Yo he agregado una mezcla de pimentón dulce y pimentón picante.

Antes de que el sofrito comience a quemarse, añadimos el agua de la cocción de las manitas, pasándolo por un colador para que no caiga nada de los aromáticos que añadimos.

Añadimos en el caldo, una cucharada de tomate frito que le aportará un sabor más suave y color a la salsa.

Al fuego, dejamos que la salsa reduzca.

Cuando haya reducido un poquito, agregamos los guisantes y dejamos cocer durante 10 minutos más.

Después ponemos las manitas de cerdo en la tartera, y cocemos todo junto durante 5 minutos más, para que se integren todos los ingredientes.

Espolvoreamos perejil, y retiramos del fuego.
Dejamos reposar hasta que enfríe, y metemos tapado en la nevera.
Los platos de casquería elaborada, como son las manitas, los callos, las orejas, la lengua... Están mejor dejándolos reposar, de un día para otro.


Al día siguiente, justo antes de degustarlo, ponemos las manitas al fuego, hasta que calienten su interior.
Ya estarán listas.
Éste es el resultado final de nuestras manitas de cerdo.

Servimos, regando con una cucharada de salsa.

¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas, y la preparas, sube una foto a las redes sociales para poder ver lo bien que te ha quedado.
Etiquétame en Facebook, Twitter, Google + , Pinterest, o Instagram, bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo.

14 comentarios:

  1. No sabía yo que quedaba un plato tan rico con las manitas de cerdo.

    Azúcar y Orégano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que las manitas de cerdo da mucho de sí!
      Muchas gracias un beso

      Eliminar
  2. Fíjate que a mí me pasa lo mismo, no es el sabor sino la textura lo que me echa para atrás con la casquería... Tiene una pintaza, Andrea, tendré que echarle valor y probar esa ricura!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo tendré que armarme de valor y hacer tu plato también que tiene una pinta... Mmmmm
      Si es que somos unas tiquismiquis.... entre el olor, la textura, el sabor!!!! No hay quien nos satisfaga a todas!!!! Jijiji

      Eliminar
  3. Debo reconocer que nunca lo he probado pero yo para estas cosas soy muy así, para mi sería un reto complicado jaja, eso sí mi marido se lascomería encantado,eso sí el sin guisantes que les tiene fobía jajaja los guisantes para mi jaja,besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no soy mucho de guisantes y sin embargo en las manitas me gustan.
      En cuanto a la textura de las manitas no es tan marcada como para los callos o los sesos... puede que hasta te gusten!!! Solo hay que echarle valor.
      Muchas gracias besos

      Eliminar
  4. No puedo con ellas....la textura creo que no podria probarlas, pero pedazo receta para el reto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La textura de las manitas no es tan marcada como la de los callos o los sesos... yo soy muy escrupulosa para eso y las como sin problemas.
      Has de intentarlo!
      Muchas gracias besos

      Eliminar
  5. Que bien te ha quedado, a mi no me gustan pero tu plato lo probaría jeje Un beso,
    Aránzazu de El baúl de las delicias

    ResponderEliminar
  6. que bien te han quedado , se ven riqusimas , besitos

    ResponderEliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-