5 de abril de 2020

Alubias con cecina y almejas

Los hermanos gemelos Javier y Sergio Torres nacieron en Barcelona hace ahora, 50 años.
Descubrieron su vocación en la cocina con apenas 8 años gracias a su abuela materna Catalina, con quién cocinaban muchas y variadas recetas en las que sacaban lo mejor de cada producto. Ella utilizaba la expresión "dos cielos" para referirse a sus pequeños nietos.
De ahí viene el nombre actual de su restaurante en Barcelona.

La formación de éstos dos, se forjó de manera individual en las mejores cocinas del mundo, en restaurantes de San Sebastián, Madrid, Francia o Suiza.
En 2002 se incorporan en figura de socios-chef en el Rodat de Javea, en la Costa Blanca, dónde unen sus carreras y multiplican de ésta manera su talento gastronómico. Estos hermanos representan la ilusión por la cocina, por el producto, por los ingredientes de temporada. Se ilusionan al llevar a la mesa la comida más auténtica, elaborada de una forma natural pero diferente.
En el año 2008 inauguran en la planta 24 del Barcelona Sky su restaurante "Dos cielos". Dos años más tarde, consiguen su primera Estrella Michelin.

A partir de ahí, abren el restaurante "Eñe" en Sao Paulo, Brasil, país con el que tienen un gran vínculo. Han creado un lugar único llamado Espacio Ilusión, que actúa como oficina/laboratorio y es donde prueban sus platos, además de escribir libros de recetas, y aparecer en diversos programas de televisión.


¡Espero que os guste!



Una receta para el tiempo de recuperación de chefs en:

En éste reto se nos dice un chef conocido, ya sea internacional o nacional, y los participantes subimos una receta de él, o simplemente basada en él.
Ahora estamos en un tiempo de transición en el que podemos elegir entre todos los chefs escogidos hasta ahora, y deleitarnos con sus recetas. 
Nos vamos al recopilatorio de Cooking the chef: Hermanos Torres. Noviembre de 2016, por aquel entonces, mi blog estaba en parón indefinido, debido al momento que estábamos pasando en casa con la enfermedad de mi madre. Muchas mañanas veíamos el programa y deleitábamos la vista con recetas como la de Arroz con carrillera de cerdo y setas. Con ésta seguro que también se nos hubiera hecho la boca agua.





(3 pax)
INGREDIENTES:
  • 300 g de alubias blancas de riñón
  • 80 g de cecina de León
  • 300 ml de caldo de verduras
  • 1/2 Cebolla
  • 15 Almejas
  • 2 Dientes de ajo
  • Especias y hierbas aromáticas: C/s de perejil fresco, un par de hebras de azafrán
  • 50 g de pan duro
  • AOVE
  • Sal y pimienta



PREPARACIÓN:

La noche antes, ponemos las alubias a remojo durante 8/12 horas en agua fría. Si son de vuestro agrado, podéis hacerlas con judiones, como en la receta original.
Las escurrimos y pasamos a la olla a presión junto con el caldo de verduras casero, hasta que las llegue a cubrir.


Una vez empiecen a hervir, tapamos y dejamos cocer a presión alta durante 20 minutos.

Dejamos las almejas sumergidas en agua para que suelten todas las impurezas.

Procedemos entonces a hacer la picada que aportará sabor y textura a la salsa.
En una sartén con AOVE, agregamos los dientes de ajo en láminas.

Mientras tanto, en el mortero machacamos el perejil junto con el azafrán, la sal y la pimienta.

Cuando los ajos hayan tomado color, agregamos el pan duro, desmigado.
Si lo deseáis podéis hacer éste paso con algún fruto seco como avellanas o almendras.

Dejamos que todo dore, y agregamos al mortero.

Picamos todo muy bien, y reservamos hasta su uso.

Agregamos parte del caldo de la cocción de las alubias sobre la picada del mortero, para que sea más fácil de trasvasar.

Picamos la cebolla en brunoise, y la pochamos con AOVE en la misma sartén que hemos usado previamente para hacer la picada.

Una vez que la cebolla haya dorado, agregamos la cecina cortada en tacos o láminas, apagamos el fuego, y salteamos con el calor residual.

Vertemos sobre las alubias, a fuego suave y meneamos para que se mezclen bien, hasta que rompa el hervor.

Entonces, agregamos las almejas.

E inmediatamente la picada.

Mezclamos todo con un par de meneos.

Y una vez rompa a hervir, bajamos el fuego al mínimo y dejamos cocinando todo el conjunto durante cinco minutos, para que se integren todos los sabores.
Si fuera necesario, agregamos agua para que queden más líquidas.

Pasado el tiempo, servimos, espolvoreando un poco de perejil a modo de decoración.

Éste es el resultado final de nuestras alubias con cecina y almejas.

Un platazo con un sabor muy peculiar, exquisito.

¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

2 comentarios:

  1. guau!! espectacular morena!, me encanta la mezcla de mar y montaña, es un plato perfecto, no se si encontraré ahora almejas, pero sin duda lo probaré en cuanto pueda, me ha encantado
    Besos, cuidate mucho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate, que me ha llamado la atención que dudes encontrar almejas, y no la cecina! No sabes lo que me alegro!
      La verdad que es un señor platazo, ya me contarás si os gusta!
      Un beso fuerte, cuídate tu también!

      Eliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo