22 de abril de 2019

Petit-Suisse de fresa

Primerita vez que hago éstos típicos yogures de la infancia en casa.
Pero me temo que no será la última, por que están buenísimos y son súper fáciles de hacer.
Además sé que ésta receta la van a aprovechar muy mucho mi hermana y mi cuñada, para darles la merienda a Omar y Lucía, mis sobrinos.

Es que las fresas son una de las frutas que más les gusta a los niños.
Lo sé por que yo también he sido pequeña, y recuerdo las comidas en casa de mi abuela cuando nos decía que era obligatorio tomar al menos una pieza de fruta después de comer, y yo cogía una uva.
Nunca colaba, eso sí.
Pero el día que había fresas... ¡Ese día no había parada con la fruta! jajaja

Éstos yogures son uno de los míticos que nunca faltaron en casa a la hora de la merienda, recuerdo que nos encantaban, quizás fuera el sabor a fresa, quizás el sabor a queso, no lo sé.
Pero tampoco sé decir por qué hace que no como uno... años. Y caseros menos.
Como siempre, la opción de prepararlos en casa es acertada, sabiendo exactamente qué es lo que echas y adaptándolo a tu gusto.

¡Espero que os guste!


Mi receta un mes más para:

En el reto Color y Sabor de Temporada seleccionamos mediante votación una fruta o fruto seco y una verdura, o semilla, de temporada, que está en su época de recolección y es el mejor momento para cosumirlas, ya que se aprovechan al 100% sus cualidades organolépticas.
Además es cuando más fáciles son de encontrar los productos y salen mas económicos. 
Entonces todos los participantes elegimos entre una de ellas, y hacemos una receta dulce o salada.

En esta ocasión me ha tocado a mi elegir uno de los productos: Las fresas. Y dejar a mis compañeros decidir entre otras cuantas proposiciones, de las cuales han elegido las espinacas.

Yo siendo fiel a mi elección, me he quedado con las fresas haciendo una receta a la que le tenía muchas ganas.





(4 Uds)
INGREDIENTES:

  • 175 g de fresas
  • 50 ml de leche
  • 1 Sobre de cuajada
  • 50 g de azúcar
  • 250 ml de nata de montar
  • 175 g de queso mascarpone



PREPARACIÓN:

Ponemos las fresas previamente limpias y sin el tallo, en la batidora de vaso.


En un recipiente mezclamos la leche junto con el sobre de cuajada.
Diluimos un poco.

Vertemos la mezcla de la cuajada y la leche sobre las fresas.
Trituramos hasta que las fresas sean prácticamente impalpables.

En un cazo disponemos el azúcar.

Agregamos la nata.

Y el queso mascarpone.
Ponemos al fuego suave removiendo para que no se pegue.

 Echamos la mezcla de las fresas que teníamos en la batidora.

Removemos manteniendo al fuego hasta que rompa a hervir de nuevo.

Vertemos en los vasos para yogur que tenemos preparados.

Dejamos templar antes de meter en la nevera.
Refrigeramos durante 12 horas antes de su consumición.

Pasado el tiempo sacamos de la nevera.

 Éste es el resultado final de nuestros pettit suisse de fresa.

Preparado para el ataque.

 Ésta es la espectacular textura que tiene.

¡Qué aproveche!



Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

8 comentarios:

  1. Petit Suisse casero, es una receta perfecta. Muy buen reto, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto! Ideales para medias mañanas y meriendas!
      Muchas gracias! Besos

      Eliminar
  2. Se ven deliciosos estos yogures. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Te han quedado genial. A mis hijas les encantan. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Niños y adultos, son uno de los yogures con más seguidores! Besos

      Eliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo