10 de junio de 2017

Conejo con cigalas

El verano ya está aquí, y con él las vacaciones y la indecisión de donde ir a disfrutarlas. 
¿Por qué hay que elegir? Y lo más importante para mi, que seguramente me quede sin ellas... ¿Con qué me puedo conformar? jejeje
Pues señores, ésto es una buena alternativa.
Si como yo, en vacaciones te espera la misma ciudad, el mismo entorno, la misma casa en la que vives el resto del año, pero te adaptas a la situación y tratas de disfrutarla al máximo, por que sí, no habrá playas de aguas paradisíacas, o una buena ruta por la un valle, pero los días de relax siguen ahí... Lo mejor es que te tomes un día como si fuera fiesta, y fusiones éstos dos paisajes en tu cocina, en un plato.
Yo así lo he hecho, como en otras muchas ocasiones, en las que he preparado garbanzos con langostinoscorona de puerros con langostinos o pollo con bogavante, por ejemplo. Pero en ésta ocasión me he decidido por ésta receta que viene de la mano de Neus del blog Cocinando con Neus, a la que le he dado mi propia versión. 
Un conejo con cigalas que da un resultado asombroso, de hecho, a mi, que no me gusta el conejo y en principio me iba a tomar mis 3 cigalas me encantó, y acabé repitiendo. 
El sabor es sencillamente espectacular, un plato digno de las mesas en fiesta.
¡Espero que os guste!


Ésta es mi aportación al reto:
En el reto de la Cocina Typical Spanish, el blog anfitrión nos dará un requisito ya sea un ingrediente, un plato, o una forma de preparación que tenemos que hacer.
En ésta época todos estamos planeando las vacaciones... ¿Escuchar las olas en la costa o acampar en la montaña? Para no quedar desconformes, un poco de cada. Nos toca fusionar ambos ambientes en un plato, nos toca marcarnos un tierra y mar, que podréis ver en  La cocina TS. #ArbolillosALaMarTS





(4 pax)
INGREDIENTES:

- 1 Conejo troceado
- 12 Cigalas
- 1 Cebolla
- 50 ml de tomate natural triturado
- 1 Cda de miel
- 500 ml de caldo de pescado
- 2 Dientes de ajo grandes
- 12 Almendras
- 1 Trozo de pan tostado
- 1 Rama de perejil
- Pimienta negra
- Sal
-AOVE



PREPARACIÓN:

Conseguimos unas cigalas hermosas, de buen tamaño.
En mi caso congeladas ya que frescas estaban a unos desorbitantes 40€/kg, disponemos en un plato y dejamos que descongelen a temperatura ambiente.

Entonces, en una cazuela con un buen chorro de AOVE, sofreímos las cigalas durante unos minutos meneándolas para que se doren por todos los lados.

Entonces, sacamos de la cazuela y reservamos en un plato para que suelten jugos.

En la misma cazuela, con el mismo aceite en el que hemos hecho las cigalas, agregamos el conejo, previamente cortado en trozos menudos, para que cada pieza adquiera mayor cantidad de caldo y por lo tanto quede bien jugoso.

Doramos el conejo por todos los lados a fuego fuerte para que se selle por fuera y todos sus jugos queden dentro en la cocción.
Sacamos y reservamos.

Entonces, agregamos de nuevo, sobre el mismo aceite en el que hemos hecho las cigalas y el conejo, la cebolla picada muy finamente y la sofreímos a fuego lento.
Hay que tener sumo cuidado en que ésta no se pegue en el fondo de la cazuela, para que el plato no obtenga un sabor amargo, ya que al ser el mismo aceite que hemos usado antes, está consumido y con jugos.

Una vez que la cebolla esté transparente y bien tiernita, agregamos el tomate triturado.

Y también la miel.
Sofreímos junto un minuto, removiendo para que impregnen toda la cebolla.

Entonces, agregamos el caldo de pescado.

Lo pasamos al vaso de la batidora, o en éste caso de la thermomix.
Trituramos un minuto  hasta que la salsa quede fina y ligada.

La disponemos de nuevo en la cazuela y al fuego, dejamos que llegue a ebullición.

Agregamos el conejo, y con la tapa semicolocada, cocemos durante 1 hora a fuego medio pero manteniendo la ebullición.

Mientras, doramos el pan en una sartén con un poquito de AOVE.
Lo disponemos en el vaso de la thermomix, (aunque sin problema lo podemos hacer en un mortero y en un vaso batidor) junto con el ajo, las almendras,el perejil y la pimienta negra molida.
Trituramos hasta formar un majado.

Pasado el tiempo, así se ve nuestro conejo.

Añadimos la picada y mezclamos.

Disponemos las cigalas colocadas sobre el conejo.
Tapamos de nuevo y dejamos cocinar junto durante 5 minutos, para que la salsa espese y las cigalas terminen de cocinarse por dentro.

Entonces, bañamos las cigalas con un poquito del caldo.
Apartamos del fuego.

E inmediatamente servimos en la mesa.
Éste es el resultado final de nuestro conejo con cigalas.

Servimos a cada comensal un par de trocitos de conejo y una cigalita. Un perfecto ejemplo de un plato mar y tierra.
¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas, y la preparas, sube una foto a las redes sociales para poder ver lo bien que te ha quedado.
Etiquétame en Facebook, Twitter, Google + , Pinterest, o Instagram, bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo.

6 comentarios:

  1. Bueno... bueno!!! Qué original!!!
    Bsss

    ResponderEliminar
  2. no habría pensado nunca en esta combinación. La verdad es que en mi casa no somos muy de conejo pero tú lo has elaborado de una forma muy apetitosa. mis felicitaciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias
      En la mía tampoco, pero eso de que el marisco arregla cualquier plato es totalmente cierto, en éste caso el conejo no puede estar más rico!
      Besos

      Eliminar
  3. Vaya plato! Unos ingredientes de primera para una receta estupenda! Besos!

    ResponderEliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-