20 de noviembre de 2018

Crostata

¿Quién no ve éste tipo de tartas y se le viene a la mente una abuela generosa con una tarta en la mano?
Es lo que tienen los recuerdos de nuestra infancia, los dibujos animados con los que crecimos. Y yo, realmente me he acordado de ellos enfriando ésta tarta en la repisa de la ventana igual que hacía la abuelita de los Looney Tunes, aunque yo no he temido que viniera algún gatito malo a comerla, jeje.

Una receta italiana de gran tradición, que pasa de generación a generación: La Crostata.
Se trata de una tarta de aspecto rudo, en la que no se cuidan mucho las imperfecciones de la masa brisa o quebrada, y es que sea como sea, va a quedar bonita.

Se puede hacer rellena de diferentes frutas, como manzana, grosellas, arándanos... Aunque de ésta manera nos vamos más a las "pies" americanas.
En Italia la nonna las rellena de requesón, crema o con mermelada de cerezas, que es la manera más usual.
 Es perfecta para regalar, por que llama muchísimo la atención., y de ésta manera vamos aprovechando esos botes de mermeladas a medio que quedan en el frigorífico, así que doble punto a favor.

¡Espero que os guste!


Ésta es mi aportación a:

Ésta vez el desafío corre de parte de Toñi del blog ¿Qué se cuece en mi cocina?, y de nuevo, nos vamos a las cocinas italianas, pero ésta vez con un tradicional pastel.
Podéis ver la gran recopilación que hemos hecho en Desafío en la cocina: Crostata.





INGREDIENTES:

- 300 g de harina de trigo
- 150 g de azúcar
- 100 g de mantequilla
- 1 Huevo
- 1 Yema de huevo
- 1 Cdita de levadura
- Sal
- C/s de mermelada de cereza
- C/s de azúcar glass



PREPARACIÓN:

Comenzamos disponiendo la harina en un bol.

Agregamos la pizca de sal, la levadura química y el azúcar.

Mezclamos un poquito los ingredientes secos y agregamos la mantequilla fría en trozos pequeños.

Comenzamos a mezlar, deshaciendo bien la mantequilla entre las manos, hasta que obtengamos una mezcla con textura de arena mojada.

Hacemos un hueco en mitad de los ingredientes y agregamos el huevo y la yema.

Amasar hasta que esté suave y homogéneo.
Formamos una bola y dejamos reposar la masa durante 30 minutos.

Extendemos sobre una superficie enharinada la mitad de la masa que hemos realizado, con ayuda de un rodillo hasta que tenga un grosor de 3 mm.
Colocamos sobre el molde que vayamos a usar, en mi caso uno antiadherente de 15 cm de diámetro.
Con ayuda de un cortapizzas, cortamos el exceso de masa de los laterales.

Formamos una bola de nuevo con los recortes de la masa, extendemos de nuevo y cortamos varias tiras a las que intentaremos darle el mismo grosor.

Con las puntas de un tenedor, pinchamos la masa, y después cubrimos con mermelada de cereza.
Yo he utilizado una casera que elaboré éste verano, siguiendo la misma elaboración que en la receta de Mermelada de melocotón.
Así conseguimos la receta más tradicional, pero la podemos rellenar con cualquier otro tipo de mermelada de fruta que nos guste.

Colocamos las tiras de acuerdo con el modo en el que se forma el enrejado.
Después con ayuda de un cortador hacemos circulos pequeños que pondremos a modo de borde sobre los recortes de las masas.

Metemos en el horno precalentado a 180ºC.
Ya que mi pastel ha sido pequeño, ha necesitado 20 minutos de cocción. Lo normal es que lleve un poco más de tiempo, hasta que la masa esté dorada.

Sacamos del horno y dejamos reposar durante 10 minutos en el molde.

Después desmoldamos y colocamos sobre el plato de presentación.

Yo he decidido decorar mi crostata con espolvoreándole un poquito de azúcar glass, aunque no es lo más normal.

Aquí se ve como queda la tarta desde su base una vez desmoldada.
El contraste del color de la masa con el azúcar espolvoreado queda especialmente bonito.

Éste es el resultado final de nuestra crostata.

Así se ve al corte, apetecible es poco ¿Verdad?

Una vez vaya pasando el tiempo, la humedad del propio relleno tomará el azúcar espolvoreado, haciendo que el enrejado sea más notable.
¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto  mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para poder ver lo bien que te ha quedado 😊.

14 comentarios:

  1. Tienes razón , es la clásica tarta que se ve en las pelis, enfriando en la repisa...jajaja pero yo prefiero que enfríe en mi cocina, que por aquí si que hay gatitos que se pasean por el patio...Muy rica la tuya. Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jijiji Entonces si, tu mantenla bien resguardada. Es cierto que esta tarta es tan típica de las peliculas y los dibujos!!!
      Besos

      Eliminar
  2. que buena ¡¡¡¡¡ y te ha quedado preciosa , ummm ñan ñan

    ResponderEliminar
  3. Se ve crujiente y deliciosa, yo no sé si la repetiré me pasaron cosas raras. Ba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que darle una segunda oportunidad Catina, además finalmente te quedó estupenda.

      Eliminar
  4. Te ha quedado preciosa, y seguro que está buenísima,
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena lo que más, que te voy a decir, si ya no queda nada!!! Besos

      Eliminar
  5. Que rica se ve, la mermelada de cerezas me encanta. Muy rica. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nosotros también!!! Y bien es cierto que en ésta tarta queda especialmente buena. Besos

      Eliminar

  6. Que repostera más divina eres.Vaya paso a paso más currado, desde luego no queda ninguna duda a la hora de hacerlo.
    Besitos cariñete

    ResponderEliminar
  7. Deliciosa crostata, la mermelada de cerezas me encanta. Un muac ;-)

    ResponderEliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-