5 de diciembre de 2015

Coulants simples

El maestro repostero Paco Torreblanca nació en Villena, Alicante en 1951.
Llego al mundo de la repostería de forma accidental. Sus abuelos eran panaderos, y su padre estudiaba arquitectura en Barcelona durante la Guerra Civil Española, y cómo republicano, al finalizar acabo apresado. En la cárcel conoció a Jean Millet, mejor obrero de Francia, donde envió a Paco con él cuando éste cumplió los 12 años.
Permaneció allí hasta que cumplió los 24, habiendo recibido formación de repostero suficiente para descubrir su pasión, así como todo un mundo de posibilidades creativas.
A su regreso a España en 1978, abrió en Elba la primera pastelería Totel, que luego abriría también sus puertas en otras ciudades como Alicante y Valencia.
Aquí descubrió algunos ingredientes típicos de la zona con los que no estaba habituado en Francia, como el aceite de oliva, la almendra Marcona del mediterráneo, los azúcares de caña y remolacha e infinidad de chocolates, que entre otros, se convirtieron en los pilares fundamentales de su repostería.
Poco a poco el trabajo de Paco empieza a cosechar éxitos.
En 1988 recibe el premio al mejor pastelero de España, y dos años más tarde, recibe el premio al mejor pastelero de Europa.
Los premios y logros en su obrador no cesan, pero es en el año 2004 cuando su nombre llegó a oídos  de todo el país al ser el encargado de hacer la tarta nupcial de los Príncipes de Asturias, ahora Reyes de España. Él mismo confiesa que aquel inmenso honor le hizo sentir una gran responsabilidad, y que no se relajó hasta que recibió una ovación unánime de todos los invitados al banquete.
Desde entonces, ha perdido la cuenta de las veces que ha realizado la tarta por encargos.
Además de su trabajo como repostero en su obrador, también se ha dedicado a la divulgación de la repostería a través de libros, siendo "La obra de Paco Torreblanca" el más conocido y premiado como mejor libro de postres del año 2005; en intervenciones en distintos congresos de alta cocina, y la apertura de la Escuela de Paco Torreblanca en 2013.
Además en éste año también saltó a las pequeñas pantallas en el programa "Deja sitio para el postre" en el que se premiaba al mejor pastelero amateur.
Todo ello a pesar de que la crisis le ha obligado a disolver la empresa Pastelería Totel en 2014.
Me encanta éste repostero, ya no sólo por sus aportaciones a la pastelería mundial, si no que ha demostrado ser un hombre de gran corazón, que hace magia de verdad con sus manos.
¡Espero que os guste!


Éstos coulants son mi sexta aportación al reto:

En éste reto se nos dice un chef conocido, ya sea internacional o nacional, y los participantes subimos una receta de él, o simplemente basada en él.
Éste mes tuve muy claro que no quería complicarme demasiado, ya que estamos en Diciembre, y por lo tanto las fiestas de Navidad están a la vuelta de la esquina.
Así que rápidamente, me fui a las recetas del que fue su programa de repostería, ya que como allí entraron personas que hacían postres de forma amateur , tenía que haber recetas básicas.
Allí me encontré con los coulants que hizo uno de los participantes en una prueba de expulsión... Y tras echarle un ojo a la receta, me decidí por usar la mía.
Como ya hemos comentado algunos participantes del reto, encontrar recetas de pastelería con la fórmula bien dada resulta bastante difícil... No sé si es por que quieres guardar el "copyright" de sus creaciones, o qué. Pero para asegurarme que salieran bien he hecho mi receta.
Fue uno de los postres que más éxito tuvo cuando los hicimos en la escuela de cocina, y de ahí éxito en mi casa, con mis amigos... Y es que mi receta se ha hecho popular entre mis comensales jejeje.
Éste mes además he compartido la receta con Leila del blog La nueva cocina de Leila, y después de ver su resultado creo que incluso ha mejorado el mío! ;)
Os animo a que veáis las recetas de éste mes de mis compañeros de reto en Cooking the chef.
¡Seguro que son geniales!





(6 Unidades)
INGREDIENTES:

- 3 Huevos
- 85 g de cobertura de chocolate negra
- 56´25 g de mantequilla
- 56´25 g de azúcar
- 47 g de harina
- 3 g de cacao en polvo
- Azúcar glass



PREPARACIÓN:

Antes de nada, deciros que he hecho la mitad de la fórmula original, como sabéis somos dos en casa, y no es plan de hacer postre para toda una semana, que no nos hace ninguna falta.
Disponemos la mantequilla y la cobertura en un cazo a fuego bajo, y dejamos que se derritan en conjunto, con cuidado de que no se queme.

En un bol disponemos el azúcar, la harina y el cacao previamente tamizados.

Mezclamos los sólidos y agregamos los huevos.

Con ayuda de las varillas de cocina, mezclamos el contenido.

Entonces, ya habrá pasado tiempo suficiente, y la mantequilla junto con la cobertura ya estará perfectamente derretida, sin ningún grumo y brillante.
Dejamos templar unos minutos.

Añadimos poco a poco la mezcla de la cobertura.

Mezclamos fuertemente con ayuda de unas varillas.

Hasta que esté todo bien integrado.

Entonces, engrasamos los moldes con mantequilla derretida.
Lo usual es hacer los coulants en unos moldes tipo flanera, de un tamaño un poco mayor.
Pero, si no se dispone de ellos, se pueden hacer en flaneras. Quedarán más pequeños, pero la forma será la indicada, siendo un tipo de magdalena. Pero también se pueden hacer en vasos o tazas, que deben ser buenos, para que aseguren su resistencia a los cambios de temperatura, ya que si no lo son, al sacarlos del horno, se romperán.

Después, sobre la grasa, echamos harina y movemos hasta que cubra todas las zonas del molde usado.
Es muy importante este paso, por que esta mezcla hace una pequeña costra que nos premitirá que la preparación no se pegue y se demolde con facilidad.

Sobre los moldes ya forrados, agregamos la masa de los coulants hasta llenar las 3/4 partes de los moldes.

Una vez estén todos llenos, tapamos con papel film y dejamos reposar en la nevera durante al menos un día.

Pasado el tiempo, la mezcla habrá tomado cuerpo.

Metemos en el horno previamente calentado a 225ºC y cocemos durante 8 minutos.

Inmediatamente después, pasamos un cuchillo por los laterales del molde, con cuidado de no pinchar el coulant, si no se desbordaría el interior.
Una vez esté suelto, emplatamos, y si lo deseamos, espolvoreamos azúcar glass.
Éste es el resultado final de nuestro coulant.

Con ayuda de un cuchillo abrimos el coulant.

Y ahora, sólo nos queda disfrutar de él.

Como veis, ha quedado en su punto perfecto. Cocido por los laterales y la base, y sin hacer en el interior, en la copa.
¡Qué aproveche!

Si pasamos de cocción el coulant, su aspecto es éste. Con apenas un minuto más quedará hecho por completo.
Si se desea se puede consumir sin desmoldar, aunque no es lo común. Es prácticamente lo que ahora las modas llaman mug-cake.

26 comentarios:

  1. Sí que te ha quedado bien, es su punto perfecto para meter la lengua en ese chocolate que se sale ummmm,. Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Han quedado fenomenal! Y nos hemos puesto las botas!
      Muchas gracias, guapa, besos

      Eliminar
  2. Que tendrán los coulants que son tan buenos tan adictivos y deliciosos!!! Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto... Yo creo que el culpable de todo es el chocolate, que siempre nos gusta, pero derretido, ya es lo más! Besos

      Eliminar
  3. Delicioso!!! Vamos que metía la cuchara ahora mismo en la pantalla :)
    Muchas gracias por participar
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es para menos, es que dan gula solo con verlos, jijiji
      Muchas de nadas, un placer. Besos

      Eliminar
  4. Que cosa mas exquisita!!!! mmmmmm!!!!!! Ricos de verdad. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. siiiiiii el truco está en el horno....que cosa más rica....me apunto tu propuesta, la pintaza es de caerte de espaldas!! un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si los haces, estaría muy contenta de que me dejaras una fotos del resultado en la fanpage de facebook!
      Graciassssss besos

      Eliminar
  6. Muy sabia has sido al hacer una receta tuya inspirada en Paco, todos hemos tenido problemillas con las dichosas recetas, tu colan delicioso.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que he echado un vistazo y las formulas tenían tela!!!! Además estando como esta, la Navidad a la vuelta de la esquina, como para hacer uno de esos postrazos!!!
      Muchas gracias, un besote

      Eliminar
  7. Sabes? Esta es una receta de mis múltiples pendientes. Creo que hacerla bien no ha de ser tan fácil y es todo un lujo ver como has saldo airosa de este reto
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, como todo, tiene su aquel. Pero si el horno va como tiene que ir esta chupado!!
      Pruebalos, que solo te lleva unos minutos, y la satisfacción es inmensa!!!! Jijiji besos

      Eliminar
  8. Este postre es delicioso, te ha quedado en su punto, lo que es la clave del asunto. Perfecto, felicidades.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por estas palabras guapa!!!!! Besotes

      Eliminar
  9. Nunca me he atrevido con este postre y mira que es fácil, pero chica eso de tener que hacerlo al momento para comerlo al momento como que no me cuadra nunca... uummm pinta deliciosa.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, ese es el único inconveniente que tiene... De todas maneras es que para conseguir la lengua de chocolate solo se puede hacer de esta manera!!!!
      Muchas gracias guapa! Besos

      Eliminar
  10. Como me gustan los coulants, ummm me chiflan....y estos tuyos están para comérselos!!!!
    Felicidades!!
    Un bst.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. A mi también me encantan. Se nota, no?
      Besos

      Eliminar
  11. Con lo chocolatera que soy, al ver tu receta he tenido que ir a por una servilleta para limpiarme la baba. Felicidades
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje pues vete por una cuchara y vente p'aca, que te espera un coulant!
      Besos

      Eliminar
  12. Una imagen dice más que mil palabras, así que ya sabes, perfectos.
    Bss

    ResponderEliminar
  13. No soy chocolatosa, pero esta delicia si me gusta, porción perfecta con sorpresa adentro que explota en tu boca.
    Sencillamente deliciosos!!!!

    Besos Andre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias guapísima!!!! Este postre hasta para los no chocolateros! A mi me pasa igual...otros ni fú ni FA, pero por mi coulant hago lo que seaaaaa!!!!
      Besotes

      Eliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-