30 de septiembre de 2022

Pollo al ajillo {Cremoso}

 A mí me gusta empezar las cosas por el principio, como ya os he dicho en más de una ocasión. Pero como de vez en cuando las reglas están para saltárselas, hoy no voy a empezar por ahí, hoy no me voy a remontar a la receta origen como siempre voy haciendo, hoy me voy directa al destino y a una receta menos convencional.


Y es que desde que tenemos la airfryer el pollo al ajillo clásico es de lo más fácil y rápido de hacer, pero hoy nos apetecía disfrutarlo mojando bien de pan, y con unos cuantos ingredientes que tenía por la nevera me he inventado una salsita cremosa que nos ha hemos chupado los dedos.


Un pollo al ajillo cremoso que se prepara muy rápidamente, con la que vas a quedar de lo más saciado y sobre todo con muy buen sabor de boca.



¡Espero que os guste!




Con ésta receta participo un mes más en: 

En el reto tus recetas, dónde hacemos un plato usando como norma principal, un ingrediente elegido a votación que haya pasado por un proceso de elaboración y envasado, como los vinos de la Tierra de los que en España hay más de un millar de vinos reconocidos con la Denominación de Origen.
Yo he cocinado mi receta con un buen chorro de vino blanco Valjunco, uno de los mejores vinos albarín D.O. Tierra de León. 
Podéis ver con que vinos han cocinado mis compañeras en Reto tus recetas: Vinos de la tierra.






(2 Pax)
INGREDIENTES:
  • 40 g de mantequilla
  • 4 Contramuslos de pollo
  • 4 Dientes de ajo
  • 50 g de tiras de bacon
  • 100 ml de vino blanco Valjunco D.O. Tierra de León
  • 200 ml de nata líquida para cocinar
  • 1 Lata pequeña de champiñones
  • AOVE
  • Sal
  • Especias y hierbas aromáticas: C/s de mezcla pimientas molidas, C/s de hierbas provenzales, perejil al gusto



PREPARACIÓN:

En una sartén al fuego disponemos la mantequilla a temperatura baja hasta que esta se derrita sin humear.

 En ese momento agregamos un chorro de AOVE.

Subimos un poco la temperatura de la sartén y agregamos el pollo.

Doramos por cada lado, y salpimentamos al gusto.

Aparte, en un mortero machacamos los ajos.

 Los agregamos a la sartén y dejamos que se vayan dorando en la misma grasa con los jugos del pollo.

Añadimos también el bacon en tiras y dejamos que tome color.

Agregamos el vino blanco que echaremos al mismo mortero donde hemos machacado los ajos para retirar todos los jugos que hayan podido quedar impregnados en él.

Dejamos que hierba un par de minutos de manera que el alcohol se evapore.

Entonces, agregamos la nata.

Mezclamos meneando la cazuela para que la salsa se aúne.
Añadimos un puñado de perejil fresco y dejamos cocinar durante 10 minutos.

Pasado el tiempo, por último, añadimos los champiñones.
Cocinamos con la tapa puesta de manera que el pollo se vaya cocinando al vapor en sus propios jugos durante aproximadamente 20 minutos.

Pasado el tiempo, destapamos y a fuego fuerte dejamos que se reduzca la salsa.

Servimos y acompañamos con un poco de puré de patata.

Éste es el resultado final de nuestro pollo al ajillo cremoso.

Y así de tierno se ve en su interior.
¡Qué aproveche!



Una nueva experiencia para comer el clásico pollo al ajillo. Si te gusta esta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para así poder ver lo bien que te ha quedado 😊

2 comentarios:

  1. Este guiso es para mojar pan y no parar. Madre que rico debe estar!!! Gracias por tu receta, muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Esta receta es de las mías, me encanta el pollo con sabooorrr.
    Felicidades por el reto.
    Besos.

    ResponderEliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo