8 de julio de 2015

Gnoochi al roquefort con crujiente de jamón

¡He empezado de nuevo a trabajar! El verano, para muchos, por no decir para la inmensa mayoría de la humanidad, jejeje es el tiempo para coger vacaciones.
Para mi, y para todos los que trabajamos en el sector de la hostelería es cuando llega la época de estar "a pijo sacao" que se dice en mi pueblo. Y yo, tan contenta, vaya.
La primera semana se me ha hecho un poco cuesta arriba, ya que estoy interna en un pueblecito, donde por no haber, no hay ni cobertura... Y yo que ya me estreso en mi pueblo pues aqui estando desconcetada socialmente pues imaginaros. He cogido con unas ganas terribles el blog (Viendo que en la última receta, estando interna casi casi no puedo publicarla por falta de conexión) así que este verano, no os vais a poder librar de mí.
En cuanto llegaron mis días libres aproveché para hacer ésta receta de la que tenía tantísimas ganas de repetir.
La ví en la tv en el programa de Karlos Arguiñano, y al poco tiempo la hicimos en la escuela de cocina. Después de probarla se me quitaron las ganas por un buen tiempo, por que no os voy a engañar, los gnoochi caseros están súper buenos pero dan bastante trabajo. 
Si habéis probado los gnoochi de compra (O ñoquis, españolizándolo) y os han gustado, os aseguro que los que hagáis con vuestras propias manos os encantarán. Aunque la forma no sea tan bonita, son mucho más jugosos y tiernos. Y jugando bien con el acompañamiento, como en este caso, no pasarán desapercibidos para nadie.
¡Qué aproveche!







(2 pax)
INGREDIENTES:


Para los gnoochi:

- 1/2 Kg de patatas
- 150 g de harina
- 2 Huevos
- Sal nuez moscada
- Pimienta recién molida


Para la salsa de queso roquefort:

- Mantequilla
- 20 g de queso curado
- 70 g de queso roquefort
- Vino blanco al gusto
- 200 ml de nata líquida
- Azúcar
- Perejil


Para el crujiente de jamón:

- Lonchas de jamón curado

- Agua
- Queso en polvo



PREPARACIÓN:


Para la salsa de queso roquefort:

Derretimos una nuez de mantequilla, a fuego suave para que no humee.
Después ponemos el queso curado y el roquefort.

A fuego suave dejamos que el queso se vayan derritiendo los quesos.
Agregamos el chorrito de vino blanco.

Echamos la nata líquida y dejamos al fuego.

Dejamos que la nata hierva.

Bajamos el fuego al mínimo, y agregamos una cucharadita de azúcar y un poco de sal, para contrarestar sabores.

Poco a poco dejamos que la salsa se reduzca (1 hora aproximadamente) y agregamos pimienta molida al gusto.

Pasado el tiempo, agregamos perejil picado al gusto para aportarle un poco de color a la salsa. Reservamos.


Para el crujiente de jamón:

Colocamos 4 finas lonchas de jamón curado entre papel sulfurizado.
Metemos al horno precalentado a 200ºC durante 5 minutos aproximadamente.

Hasta obtener un crujiente de jamón como éste.


Para los gnoochi:

En una cazuela ponemos las patatas limpias pero con la piel. Llenamos de agua hasta cubrir, y ponemos a cocer durante 25 minutos aproximadamente.

Una vez que las patatas estén tiernas, las pelamos y las ponemos en un bol.

Con un tenedor, picamos las patatas intentándo dejarlas lo más fina posible.

Cascamos el huevo y lo agregamos a la patata.

Echamos la harina, y nuez moscada al gusto.

Con la mano, mezclamos todo.

Trabajando hasta conseguir una masa homogénea que no se pegue en las manos.
Disponemos la mezcla en una manga pastelera con boquilla rizada y dejamos reposar para que tome cuerpo durante 15 minutos.

Una vez pasado el tiempo, disponemos al fuego una cacerola con agua.
Cuando el agua empiece a hervir, apretamos la manga y echamos churritos de 3 cm de largo más o menos.

Dejamos cocer cada tandada de gnoochi durante 3 minutos.

Después con ayuda de un escurridor, los reservamos.


Para los gnoochi al roquefort con crujiente de jamón:

En una sartén con un pequeño chorro de aceite de oliva, salteamos unas lonchas de jamón serrano troceadas finas.

Cuando hayan tomado color, echamos los gnoochi y salteamos.

Añadimos la salsa de queso.

Mezclamos al fuego hasta que la salsa esté igualmente proporcionada por toda la preparación.

Servimos en un plato, colocando un crujiente de jamón encima, y espolvoreando un poco de queso en polvo.

Éste es el resultado final de nuestros gnoochis.

Y así es como se ven por dentro al comerlos. ¡Riquérrimos!
¡Qué aproveche!

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-