5 de enero de 2016

Boeuf bourguignon

Julia Child nació en Pasadena (California) en el año 1912. 
Tras una infancia en la que practicaba un montón de deportes, y consiguió una licenciatura en historia, completó sus estudios universitarios, se mudó a la ciudad de Nueva York y se empleó como redactora publicitaria. Cuando regresó a California, se dedicó a trabajar en publicidad y hacer voluntariado en la liga juvenil de Pasadena.
Tras enterarse de que era demasiado alta para entrar en la armada americana, entró a formar parte de la OSS como asistente de investigación  de Inteligencia Secreta. Años más tarde se la reposicionó a Sri Lanka, allí conoció a su marido quién también trabajaba en la OSS.
Él fué quien introdujo a su esposa a la cocina fina debido a que había vivido en París como artista y poeta, y allí había afinado su paladar.
A partir de ahí quiso meterse de fondo en la cocina y comenzó sus estudios en Francia en la prestigiosa escuela de cocina Le Cordon Bleu, para después continuarla de manera privada con Max Bugnard. Se unió al Cercle des gourmettes, un grupo para féminas enamoradas de la cocina, donde conoció a Simone Beck, 
A partir de ahí dando clases de cocina a mujeres americanas con residencia en Francia, y empezo a ser conocida para muchos públicos.
En 1961 llegó el tan aclamado libro de cocina "El arte de la comida francesa" y saltó a la fama, tanto es así que  empezó a aparecer en la televisión, con el programa "The french Chef" que obtuvo un Emmy al mejor programa educativo. Ella atraía a las audiencias con su entusiasmo, su distintiva y silbadora voz y su despreocupada manera de enseñar. En las décadas de los setenta y ochenta, dispuso de unos cuantos programas de cocina tales como "Julia Chlid y compañía", "Julia Child y más compañía", "Cocinando con los masterchefs" y un largo etcétera, además de sacar a la venta algunas series de libros ilustrados y de recetas.
En definitiva una vida dedicada por y para la enseñanza de la cocina, llena de premios y doctorados debido precisamente a eso.
Murió en  Agosto de 2004 debido a una insuficiencia renal, dos días antes de sus 92 cumpleaños.
Su última cena fué sopa de cebolla francesa.
¡Espero que os guste!


Éste guiso es mi séptima aportación al reto:


En éste reto se nos dice un chef conocido, ya sea internacional o nacional, y los participantes subimos una receta de él, o simplemente basada en él.
La verdad, poco conocía yo  a la cocinera de éste mes, pero en cuanto se nos comunicó, e investigué me encantó. Ví algunos de sus programas que están subidos en la red, además de la preciosa película Julie & Julia y leer la máxima cantidad posible de recetas que pude e inmediatamente ví que además de gustarme mucho su carácter dicharachero, también me sentía identificada con su forma de trabajar y sentir la cocina, en fin, que a partir de ahora, y gracias al reto, Julia Child tendrá un huequito en éste blog.
Os animo a que veáis las recetas de éste mes de mis compañeros de reto en Cooking the chef, a cada cual mejor, no me cabe la más mínima duda.





(4 pax)
INGREDIENTES:

- 800 g de carne de ternera para guisar, en mi caso morcillo.
- 150 g de panceta ahumada
- Aceite de oliva
- 1 Cebolla
- 1 Zanahoria
- 2 Dientes de ajo pequeños
- Harina
- 1/2 Litro de caldo de carne casero
- 1 Cdita de tomate frito
- 3 Tazas de vino tinto
- 2 Hojas de laurel
- Mantequilla
- 6 Chalotas
- 200 g de champiñones
- Agua
- Tomillo al gusto
- Sal
- Pimienta



PREPARACIÓN:

Quitamos la corteza de la panceta, y cortamos todo por la mitad.

En agua hirviendo, escaldamos la panceta durante 10 minutos.

Pasado el tiempo, sacamos la panceta y la escurrimos en un papel de cocina para que pierda todo el líquido posible de la cocción.

Cortamos la panceta en pequeños daditos.
En una cazuela parissien, con un buen chorro de aceite de oliva, salteamos la panceta durante un par de minutos, hasta que adquiera color.
Os aconsejo taparlo mientras tanto, ya que al mezclarse la grasilla de la panceta con el aceite hirviendo, salta muchísimo.

Con una espumadera para retirar el máximo aceite posible, retiramos la panceta a una  fuente.

Cortamos la carne en trozos adecuados para guisar. 

En el mismo aceite en el que hemos dorado la panceta, sellamos la carne.

Una vez que haya cogido un poco de color por todos sus laterales, lo reservamos en la misma fuente que la panceta.

Precalentamos el horno a 230ºC.
Cortamos la cebolla en brunoise y en la parissien con el aceite en el que hemos dorado las carnes, le damos color a las hortalizas.
Empezamos con la cebolla.

Después agregamos la zanahoria en rodajas y el ajo en pequeñas láminas.

Una vez que se hayan dorado, agregamos la carne de buey y la panceta en la cazuela.

Salpimentamos.

Espolvoreamos la harina, con una o dos cucharitas colmadas nos valdrá, para que la carne adquiera una corteza, y además espese la salsa.

Revolvemos para que la harina cubra la carne, y cuando la cazuela empiece a sonar fuerte, como que se está pegando la carne retiramos la cazuela del fuego.

E inmediatamente, metemos la cazuela destapada en la parte media del horno y la dejamos durante 4-5 minutos.

Una vez que saquemos la carne del horno, le bajamos la temperatura a éste a 165ºC.
Añadimos en la cazuela de la carne el caldo de carne.

También añadimos el vino.

Y por último agregamos el tomate frito, las hojas de laurel y el tomillo al gusto.

En el fuego dejamos que hierva sin parar de revolver para que no se pegue en el fondo de la cazuela.

Tapamos la cazuela parissien con un trozo de papel de aluminio, y la metemos en la parte inferior del horno.
Regulamos la temperatura de manera que el caldo se mantenga en ebullición durante 2,5- 3 horas.

A medida que la carne se vaya haciendo, la sacamos y le damos unas vueltas con una cuchara de madera, para cerciorarnos de que no se está pegando al fondo de la cazuela.

La carne estará hecha cuando pueda pincharche y se deshilache con un tenedor.
Si se desea se puede consumir el mismo día, aunque como pasa en todos los guisos, sobre todo de carne, cuanto más tiempo estén reposando, de mayor calidad será.
Así pues, yo llegado este punto, dejé el guiso hasta el día siguiente, en la nevera, para retomar la receta al día siguiente.

Entonces, preparamos las cebollitas chalotas.
Las pelamos.

En una sartén antiadherente, derretimos la mantequilla a fuego lento con  cuidado de que no humee ya que adquiriría un sabor y un color nada atractivo para el resultado final.

Añadimos las cebollas y dejamos que tomen color durante 10 minutos, por todos los lados, teniendo cuidado de que no se rompan por ninguna parte, para que no se acaben deshaciendo tras la cocción.

Después las salamos y añadimos un vaso de agua.

Con la sartén tapada, dejamos cocer hasta que se consuma casi por completo el caldo, lo que nos puede llevar unos 30 minutos aproximadamente.

Pasado el tiempo, el resultado será así.

Mientras tanto, ponemos en una cazuela un poco de mantequilla, y la derretimos de igual manera que la anterior, con cuidado de que no se queme.

Agregamos los champiñones limpios, pelados, y cortados en cuartos.
Agitamos durante 5 minutos, hasta que los champiñones se doren y hayan enternecido.

Ponemos al fuego el guiso de carne, para darles el calentón antes de servirlo.
Le añadimos el caldo restante de la cocción de las chalotas.
Revolvemos hasta ligarlo.

Una vez esté todo mezclado y caliente, servimos en un plato de presentación.

Añadimos también unos pocos de los champiñones, y alguna chalota.

Éste es el resultado final de nuestro guiso boeuf bourguignon.

Un guiso super tierno, apetitoso, y con mucho sabor.

Así es como se ve la carne al romperla con el tenedor, tan tierna que se deshilacha.
¡Qué aproveche!

17 comentarios:

  1. Que rico y que bien y detallado lo has explicado! Ahora en invierno me gustan mucho este tipo de platos!
    Un besin!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!!!
      Sí, para el invierno no puede ser más reconfortante, además sienta de maravilla
      Besos

      Eliminar
  2. Este es mi estofado favorito... Pintaza que tiene!!!
    Muchas gracias por participar y por favor, disculpa el error al no incluírte en el recopilatorio. Estoy segura de que ha sido un fallo de blogger pero Abril lo mirará en cuanto llegue a su casa.
    besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa!!!!
      No pasa nada, menos mal que nos dimos cuenta y no me quede fuera del recopilatorio! Besos

      Eliminar
  3. wow receta muy detallada, enhorabuena por el reto! impressionante
    Boeuf bourguignon es un plato muy frances, lo comiamos mucho en casa de mi madre de pequeno y el tuyo parece super bien hecho y rico :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, es todo un halago viniendo de tu parte!!!
      Yo es la primera vez que lo hago pero sin duda no sera la ultima, es delicioso!!!!
      Besos

      Eliminar
  4. Un recetón de campeonato y un paso a paso genial, me encanta tu receta elegida.
    Me quedo x tu cocina si te parece bien.
    Un besazo y Feliz Año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!!
      Me parece estupendo, bienvenida a mi pequeño espacio de recetas!!!
      Besos

      Eliminar
    2. Feliz año para ti también!!!! ;)

      Eliminar
  5. Pongo el pan y un buen vino.... que rico debe de estar!!!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Riquisimo. Yo incluyo también un buen pan de leña de León.... Te espero!!!!
      Besos

      Eliminar
  6. He hecho esta receta varias veces, este año estoy esperando que haga más frío y me pongo de nuevo con ella. Pinta muy bien tu receta. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es la primera vez que la hacia pero me da que a partir de ahora la veré a menudo en mi mesa.... Que bueno, por favor!!!!!
      Besos

      Eliminar
  7. Yo no he intentado aún hacerla, pero la pinta que tiene es taaaan rica que me tengo que animar. Enhorabuena. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un poco laboriosa como ves, pero merece la pena cada minuto invertido en ésta receta! mmmmm
      Besazos

      Eliminar
  8. madre mia, ya se que voy tarde, pero vale la pena...y más vale tarde que nunca. Los estofados son mi plato favorito y este tiene una pinta extraordinaria. El paso a paso es perfecto y la verdad..me han entrado ganas de hacerlo mañana mismo.
    Gracias Andrea y perdona una vez más el enredo con tu participación.
    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien dices, más vale tarde que nunca, guapa.
      Pues yo que tu no retrasaba mucho lo de hacerlo, verás que es increible!
      Una vez más no pasa nada, un fallo lo tiene cualquiera! ;)
      Besos

      Eliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-