31 de agosto de 2015

Torta de azúcar

Si hay un dulce que me transporte a mi infancia, sin duda es éste.
Las tardes en casa de mi bisabuela, jugando con las gallinas, en el huerto... Y para reponer fuerzas, a la hora de la merienda siempre había la típica torta de azúcar de nuestra tierra.
Y es que para los que son de aquí y están lejos, esto es un manjar. 
Bien lo sé yo, que mi hermana no es para nada golosa, y desde que está fuera, se la hace la boca agua por un buen cacho.
Es un pan aplanado dándole forma circular como si de una pizza se tratase, con hoyos echos con los dedos en la superficie, regado con aceite y espolvoreado de azúcar. Vamos una delicia.
Elaborada desde hace muchos años por los campesinos, no se conocen bien sus orígenes, pero en la actualidad es una especialidad con gran tradición y elaborada por la mayoría de las panaderías de la provincia.
Yo lo como en la merienda, sola, pero a mi chico le gusta dejarlo de una noche para otra para que esté duro y empaparlo en leche. Ya sabéis que como todo es cuestión de gustos, y sea como fuere, en cuanto lo probéis os encantará.
¡Espero que os guste!






(2 Unidades)
INGREDIENTES:

- 500 g de harina
- 300 ml de agua
- 5 g de azúcar
- 10 g de sal
- 25 g de levadura de panadería
- Azúcar para el "relleno"
- Aceite de oliva al gusto


PREPARACIÓN:

En el bol del robot de cocina, ponemos el agua.
Por supuesto si no tenemos robot de cocina, podemos amasar manualmente.

Echamos la harina.

Añadimos la levadura de panadero.

Ponemos el gancho de amasar y comenzamos a mezclar.

Mezclamos hasta formar una masa homogénea, sin grumos.

Formamos una bola, y dejamos reposar durante 30 minutos.

Una vez haya pasado el tiempo, en una superficie enharinada, voleamos la masa para quitar el aire.
Con lo que ha crecido la masa, podríamos hacer dos tortas de tamaño normal (25cm de diámetro).

Dividimos la pieza en dos partes.

Con ayuda de un rodillo, amasamos una parte de las masas, dándole forma redonda, y dejándole un grosor de 2 cm, aproximadamente.
Con la otra mitad, podemos hacer otra torta o reservarla la otro día, como he hecho yo.

Colocamos la masa en la bandeja de horno con papel sulfurizado.

Con los dedos formamos hoyos, que no lleguen al final de la masa.

Vertemos aceite de oliva, a poder ser virgen extra, para que se note la calidad en el sabor del resultado final.

Con ayuda de un pincel de cocina, extendemos el aceite por toda la superficie de la masa.

Espolvoreamos azúcar por encima.

Metemos al horno precalentado a 200ºC durante unos 20 minutos.

Éste es el resultado final de nuestra torta de azúcar.
Dejamos reposar hasta que esté fría.

La superficie de la torta se tiene que ver un poco dorada.

Ummmmm me sabe a mi infancia
¡Qué aproveche!

10 comentarios:

  1. Uf que cosa más buena!! Yo esto me lo como con Nutella! jajajaja

    Bsikos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejeje Nunca lo he probado así, yo siempre natural... jejeje pero no pinta para nada mal!

      Eliminar
  2. Se ve muy bien.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  3. Estas tortas son muy parecidas a las que yo comía de pequeña. Aquí se hacen con aceite de oliva o con manteca y pueden ir o no rellenas de chocolate y además las de aceite pueden llevar frutos secos como las nueces o las almendras.

    De hecho hace unos meses publiqué las tortas de aceite en mi blog y me he acordado de ellas al ver la tuya ¡qué buena pinta tiene! ¡y qué de recuerdos me ha evocado!

    Al igual que tú yo las prefiero hechas del día, aunque conozco mucha gente que las deja endurecer, como tu chico, para mojarlas en la leche. A lo que yo pregunto ¿y si las mojan blanditas? ¿es que no están igual de buenas?

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las de manteca aqui también se ven, a veces, sobre todo ahora que van a ser las fiestas de San Froilán y en la ciudad hay un montón de puestos típicos artesanales de pan, bollos etc. Pero las demás variantes no las he visto nunca! Y yo creo que deberían, al menos, pensar en hacer las rellenas de chocolate! :P jajaja
      Me pasaré a verlas, Cuca por que me has dejado con la intriga.
      jajajaja Tendremos que llamar a Iker Jimenez para obtener la respuesta.
      Yo creo que son pequeñas manías... ya que a mi novio le gustan así hasta las magdalenas, y eso si que no es usual.
      Besotes!!!

      Eliminar
  4. jolines tocaya! menuda receta, mandame una para galiciaaa para desayunar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje para allí que va!!!! Besotes

      Eliminar
    2. Jejejeje para allí que va!!!! Besotes

      Eliminar
  5. Anónimo3/4/16 18:17

    Lo que no has echado en la masa es el azúcar y la sal y por supuesto yo tampoco ;)

    ResponderEliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-