12 de junio de 2015

Empanada de morcilla y compota de manzana

Por fin, ¡fin de semana! 
No se si es por el cambio drástico del tiempo en esta semana, que hemos pasado de los 33º, a los 19, y además con muchísimas tormentas a las que les tengo tanto pavor, o por que éstos días se presentan moviditos... Pero ¡Qué ganas tenía de que llegara el fin de semana! Y lo que me ha cundido hasta que lo hemos tenido entre los dedos, jejeje.
Éste finde vamos a disfrutar de lo lindo, tenemos un gran evento familiar, y mañana después de mucho tiempo, estaremos todos los de casa juntos, que se pasan muchos meses y no hay manera de hacerlo posible.
Así que es tiempo de disfrutar...
Qué León es conocido por su gastronomía, es de todos conocido (Podeís ver un resumen que hice aquí). Pero una de las maravillas que últimamente está muy de moda en los obradores de la capital es la empanada de morcilla y compota de manzana.
Puede que al principio resulte chocante y no atraiga demasiado, pero os aseguro que una vez la probéis, cambiaréis de opinión. Es exquisita, con todas las letras.
Yo llevo haciéndola ya unos cuantos años, desde que hice las prácticas de cocina, y lo dábamos de tapa con la consumición... Y he de decir que haciamos unas 8 placas para cada día. Es que esta empanada, donde va triunfa!
¡Espero que os guste!



(12 raciones)
INGREDIENTES:

Para la compota de manzana:

- 1 kg de manzana reineta
- 7 cdas de azúcar
- Zumo de 2 limones


- Aceite de oliva
- 1 Morcilla leonesa
- 2 Placas de hojaldre
- 1 Huevo



PREPARACIÓN:

Hacemos la compota de manzana de la misma manera que en la receta de Tarta de manzana.
Pelamos las manzanas y las cortamos en gajos.

La disponemos en una cazuela y agregamos el chorro del zumo de limón.

Agregamos el azúcar.

Llevamos al fuego y dejamos cocer lentamente durante 30 minutos, hasta que la manzana esté tierna.
Es necesario remover de vez en cuando para que la manzana se desintegre y forme una pasta ligada.

Una vez pasado el tiempo, la compota estará lista.
Apartamos del fuego y dejamos que se enfríe.

Ésta es la morcilla leonesa, que junto con la cecina forma uno de los productos más representativos de la gastronomía de León.
Se trata de un producto típico de la matanza del cerdo, cuyos únicos ingredientes son la sangre del animal y cebolla, que se embute en la tripa.
Es por ésto la razón de su poca consistencia, aunque existen un montón de versiones, en las que se le añaden miga de pan, piñones, o un majado de ajo y pimentón, por ejemplo.
Se conservan en sitios frescos y se consumen cuanto antes para evitar que cojan un toque ácido.

Como es costumbre, se parte la tripa de la morcilla, y el contenido se vacía en la sartén.
No se podría hacer de otra forma, ya que al ser tan fresca, si se intentara cortar en rodajas, como la de Burgos, se desmoronaría.

Con un chorrito de aceite de oliva y a fuego medio, para que no se queme, dejamos que se haga removiendo para que sea uniforme.
Una vez esté hecha, tendrá éste aspecto, un poco más oscura que en cuanto se echa a la sartén.

Disponemos una de las placas de hojaldre sobre la bandeja del horno con el papel sulfurizado.
Después echamos la compota de manzana encima de la placa de hojaldre.

Con ayuda de una cuchara de madera esparcimos la compota, intentando dejarla lo más centrada posible, para que no se desborde.

Sobre ella disponemos la morcilla.

Y esparcimos sobre toda ella.

Colocamos encima la otra  placa de hojaldre.

Con ayuda de un tenedor, sellamos los bordes de la empanada.

Después clavamos la punta del tenedor en la parte de arriba de la empanada, para que ésta respire y el hojaldre no se eleve demasiado.

Batimos el huevo.

Y con ayuda de un pincel de cocina, pintamos la empanada.

Metemos al horno precalentado a 180ºC, y dejamos que la empanada se haga durante 30 minutos, hasta que el hojaldre esté hecho y tenga un magnífico tono dorado.

 Sacamos del horno, y dejamos que la empanada temple.
Éste es el resultado final de nuestra empanada de morcilla y compota de manzana.

Con ayuda de un cuchillo de sierra, cortamos la empanada.

Así es como se ve el relleno al corte.
Las numerosas capas del hojaldre, lo dulce de la manzana y el potente sabor de la morcilla... Mmmmm ¿No se os hace la boca agua?

 ¿Os apetece un trocito?
¡Qué aproveche!

5 comentarios:

  1. Buenisima combinación de sabores !! :)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto, a mi esta empanada me pirra!!!!
      Besos

      Eliminar
  2. Qué empanada mas buena!!! De morcilla nunca la he probado, pero seguro que está espectacular.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está buenísima, aunque lo mejor será que lo veas con tus propios ojos!!! ;)
      Besos guapa

      Eliminar
  3. Soy de León y la llevo haciendo mucho tiempo aunque yo la hacía con pasas y piñones, hace poco la probé en un bar en León con manzana y me gustó, la he hecho alguna vez y queda igual de buena pero ahora tengo una duda.
    Yo siempre he hecho la manzana en compota pero hoy me han dicho que la manzana se pone cruda. Que me recomiendas? Gracias.

    ResponderEliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-