1 de septiembre de 2017

Helado de nocilla

Me fui sin avisar, pero ya estoy de vuelta!
Como sabéis, este año para mí ha sido especialmente duro y a día de hoy aún sigo buscando la manera de afrontarlo lo mejor posible.
Es por ello que llegado el verano, el buen tiempo, las reuniones con familiares y amigos, las vacaciones, el tiempo libre en pareja... Decidí que era momento de darme una tregua y permanecer ocupada solo para ello.
Obviamente llevar el blog es una una afición, y poco a poco se ha convertido en una pasión, pero también es verdad que requiere una serie de "sacrificios", y en este caso me apetecía dejarlo un poco de lado por un tiempo. Y pasado éste, volver con más ganas que nunca.
He de decir que ya llevo unas semanas con morriña de volver, de idear recetas y probarlas, y dejarlas plasmadas aquí, para si en alguna ocasión os apetece podáis recurrir a ellas.
Tengo en mente dejaros las recetas veraniegas que he hecho durante estos meses hasta que el otoño de comienzo, y entonces, empezar a dejarme llevar por lo que me apetezca.
Éste es el único helado que he hecho este año (cosas de no tener sitio en el congelador...) fue breve pero intenso, nos encantó.
¡Espero que os guste!






INGREDIENTES:

- 250 ml de leche
- 100 g de nocilla
- 200 ml de nata
- 1 Pizca de sal



PREPARACIÓN:

Para éste helado, podemos usar cualquier tipo de crema de chocolate, pero yo me he decidido por la nocilla, que con la parte blanca de leche, me vuelvo loca.
El helado variará en cuanto a sabor y color dependiendo de la nocilla que pongas, a mi que me gusta más la parte de leche, me quedará más suave y blanco que si le echo más cantidad de la parte de chocolate.

En un cazo, disponemos la leche junto con la nocilla.
A este helado no le echaremos azúcar ya que con el dulzor de la crema de chocolate y leche, es suficiente.
Vamos calentando, y mientras con ayuda de una lengua de cocina, revolvemos para que la nocilla no se pegue al fondo.
Agregamos la nata.

Mantenemos la temperatura y con ayuda de unas varillas, disolvemos la nocilla.

Sin parar de remover, dejamos cocer la preparación por un breve espacio de tiempo.
Entonces agregamos la sal, apartamos del fuego y dejamos enfriar.

Una vez esté frío lo echamos en el aplique de la heladera en marcha, que estará congelado.

Dejamos que la heladera a mínima velocidad mantequée el helado, durante aproximadamente 30 minutos.

Entonces vertemos el helado en un tupper y lo mantenemos en el congelador hasta su consumición.

entonces, con ayuda de un sacabolas hacemos una bola.

Y la disponemos sobre un cucurucho de helado.

Por último, como decoración golosa, echamos alguna viruta de chocolate sobre la bola de helado.
Éste es el resultado de nuestro helado de nocilla.

Y con él, iniciamos nuevo curso, nueva temporada en el blog. ¡Bienvenidos y gracias por estar aquí!
¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas, y la preparas, sube una foto a las redes sociales para poder ver lo bien que te ha quedado.
Etiquétame en Facebook, Twitter, Google + , Pinterest, o Instagram, bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-