7 de enero de 2016

Galletas de jengibre. Tarta tren.

Como siempre desde que están mis primitos, yo me encargo de la tarta de celebración de sus cumpleaños.
Nuestro Agus ya es todo un hombrecito, cuatro añitos ya, si parece que fué ayer cuando fuimos a conocerlo al hospital, y aquí está hoy, muy bueno y cariñoso y a la vez loco y juguetón, poniendonos a prueba la paciencia y la cordura a cada minuto que pasa!
Éste año, teníamos decidida la parta desde hacía un par de meses. 
El niño se ha tirado medio verano jugando con un circuito eléctrico de tren, y entre eso y ver a "Thomas y sus amigos" la temática estaba clara.
Pero tanto tiempo, me ha dado de si para pensar, y meterle algún que otro detalle... Y cuando digo detalle, digo una parte vital y vistosa de la tarta, ¡Una casita de jengibre!
Llevaba mucho tiempo pensando en hacer éste tipo de galletas navideñas, y Mar, una compi de desafío las hizo con sus niños y me dio muchos buenos consejos con ellas.
En definitiva, la tarta en sí es súper fácil de hacer, tan solo hay que tener un poco de maña y un cuanto de paciencia... y el resultado es, como podéis ver, sensacional.
Si a nosotros nos gusta, ¡¡¡Imaginároslo desde los ojos de un niño!!!
En la fiesta de cumpleaños tuvimos que encender la vela unas cuantas veces para que todos los amiguitos del niño también las apagaran, colocarle bengalas...
Y en cuanto cantamos el cumpleaños feliz, lo nunca visto: Los niños se pusieron al ataque, rompiendo la tarta con las manos y comiéndola a dos carrillos jijijiji
¡Fué sencillamente genial!
¡Espero que os guste!






INGREDIENTES:


Galletas de jengibre:

- 225g de harina de trigo
- 1/2 Cdita de jengibre molido
- 1/2 Cdita canela
- 1/2 Cdita de nuez moscada
- 1 Cdita de bicarbonato sódico
- 1/4 de cdita de sal
- 67.5 g de mantequilla
- 92.5 g de azúcar glass
- 1/2 Huevo m
- 2 Cdas de melaza o miel de caña
- Glasa


Tarta tren:

- Un Brownie de chocolate
- C/s leche condensada
- 5 Huesitos
- 1 Caja filipinos blancos
- 1 Caja filipinos negros
- Lacasitos
- Conguitos blancos y negros
- 1 Caja de mikados
- Nubes de azúcar rosas y azules
- Bastones de caramelo navideños



PREPARACIÓN:


Para las galletas de jengibre:

Tamizamos la harina y la pesamos ya directamente sobre el bol del robot de cocina.

Agregamos el jengibre.

También la canela.

Y la nuez moscada, aunque también la podemos sustituir, si disponemos de él, por clavo molido.

Añadimos el bicarbonato.

Y por último la sal.

En otro bol para el robot, disponemos el azúcar, agregamos la mantequilla en pomada.

A velocidad baja, dejamos que todo se junte y forme una pasta.

Una vez que esté todo bien unido, agregamos el huevo batido.

Y también agregamos la melaza.

Dejamos que se unan todos los ingredientes.

Incorporamos la mezcla de los ingredientes secos que habíamos juntado antes.

Amasamos en el robot de cocina durante unos minutos a velocidad media, hasta que esté todo bien incorporado.

Sacamos la masa del bol, y con ayuda de las manos lo apelmazamos y le damos forma cilíndrica.
Lo enrollamos en papel film, y refrigeramos en la nevera durante un par de horas.

Mientras enfría, en un papel de cocina dibujamos  y recortamos los planos para nuestra casita de jengibre.

 Pasado el tiempo, en una superficie enharinada y con ayuda de un rodillo, laminamos la masa de las galletas hasta que tenga un grosor de 5 mm aproximadamente.

 Colocamos los planos encima y cortamos con ayuda de un cuchillo.
Vamos juntando los recortes y laminando hasta acabar con todos los planos.

 En una bandeja de horno con papel sulfurizado, disponemos los planos de las galletas.
Refrigeramos de nuevo durante 1 hora aproximadamente.

Precalentamos el horno a 180ºC.
Pasado el tiempo, metemos la bandeja del horno con los planos de las galletas en la parte media del horno.
Dejamos cocer durante 10-12 minutos.

Pasado el tiempo, las sacamos del horno y dejamos templar durante una hora.

Hacemos la glasa de igual manera que en la receta de Galletas decoradas con glasa.
Disponemos 250 g de preparado de glasa y agregamos 30 ml de agua.

Mezclamos hasta que tenga la consistencia que queremos.
Si lo deseamos, agregamos el colorante alimenticio que queramos, pasamos la mezcla a un biberón de cocina y ya estamos listos para usarlos.

Con la glasa decoramos algunas de las galletas de jengibre.
En éste caso los "gingerbread mens".

Podemos decorar también con algún topping ya que la glasa actuará de pegamento.

 Decoramos todos los detalles, y unimos las piezas para formar la cas, la chimenea etc.


Para la tarta tren:

Realizamos un Brownie de chocolate, y con ayuda de un cuchillo de sierra, cortamos para darle la forma que necesitemos para hacer el tren.

Las piezas que vayan sobre otras piezas de brownie, como es el caso de la cabina del tren, la pegamos con leche condensada.
 

Después la colocamos encima de la primera pieza, la leche condensada actuará de pegamento.

Sobre el plato de presentación desmigamos un poco de los laterales del brownie que estará más hecho y por lo tanto más seco, así que se desmigará mejor.

Partimos los huesitos a la mitad horizontalmente. Con ellos haremos los raíles de la vía del trenecito.
Encima de ellos, colocaremos los trozos de brownie que formarán el tren y sus vagones.

 Para los vagones, cortamos los trozos de bownie del mismo tamaño que la cabina del tren, hacemos un cuadrado dentro, con suficiente borde para que no se rompa, y vaciamos con ayuda de una cucharilla de postre.

Vamos colocando sobre los huesitos los vagones.
Como véis el último no está hueco.

Y es que le vamos a hacer otra decoración, con nubes de azúcar.
Hacemos unos cuantos agujeros con ayuda de un palillo y le clavamos en éstos unos mikados.

Colocamos también mikados hincados en los laterales del brownie, pegando con los huesitos, que harán de eje de las ruedas. Y enlazando los vagones, unos pedacitos de huesitos.

 Con la glasa vamos pegando los detalles, colocamos las ruedas del tren intercalando los filipinos blancos y negros, rellenamos un vagón con lacasitos, el otro con conguitos, y el último, entre los mikados, las nubes de azúcar.
Disponemos la casita de jengibre en el medio del plato de presentación.

Finalizamos pegando los detalles como la puerta de la casa, los hombres de galleta de jengibre, el cartelito del pueblo...

Éste es el resultado final de la maravillosa tarta tren.

Encendemos las bengalas, la vela de los cuatro añitos que cumple mi primin, y a disfrutarla.
Felicidades Agus, Anreíta te adora!!!
¡Qué aproveche!

8 comentarios:

  1. Te quedó preciosa!!! y menudo trabajo tiene.Eres una artista!!!
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad trabajo es lo que menos... Salvo lo de pegar la casa de jengibre se hace todo bien rapidito!!
      Y bien merece la pena!!!
      Muchísimas gracias Alejandra, es que tu me tienes mucha estima!!!! :)
      Besos

      Eliminar
  2. te ha quedado preciosa !! seguro que Agus alucino con ella
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agus y sus amigos, las varitas eran para verlas. Además lo emplaté en una pizarra giratoria y se movía el tren!!!! Jijiji Bendita inocencia!
      Muchas gracias guapa. Besos

      Eliminar
  3. ¡Fantástica!, me daría pena comérmela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para eso está! A mi me hizo muchísima ilusión ver como los niños se volvían locos para coger un cachito! ejeje
      Gracias

      Eliminar
  4. Mi debilidad son los dulces... y este trabajo...no lo compartiría con nadie...jjj... Besines y que tengas un buen año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo encantada de que fuera mi primin y sus amigos los que de verdad disfrutaran de ella.
      Muchos besos, preciosa,buen año para tí también.

      Eliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-