25 de enero de 2016

Alitas de pollo en salsa búfalo

¿Alguien no ha oído hablar de las buffalo wings?
Son las típicas alitas que sirven el los restaurantes tex-mex o americanos, con un intenso sabor entre barbacoa y picante (súper-picante).
Lo que me gusta de éstas alitas, es que tienen dos texturas en la  misma porción. La primera, formada por una mezcla especiada le aporta una capa crujiente  que hace que la alita quede muy tierna por dentro ya que en la fritura no se le escapan sus propios jugos.
La segunda textura es la que se obtiene al empapar las alitas en la salsa. Ésto hace que al mezclarse la costra con la salsa, ésta se reblandezca formando un rebozado picante muy pringoso.
Ideales para una cena de picoteo, de esas en las que manda el comer con las propias manos, y pringarse bien pringado.
¡Espero que os guste!






(2 pax)
INGREDIENTES:

- 10 Alitas de pollo
- 1/2 Taza de harina
- 1 cdita de ajo en polvo
- C/s pimienta negra
- 1/4 cdita de cayena molida
- 1/2 cdita de pimentón
- Sal
- 50 ml de salsa picante
- 75 g mantequilla
- Salsa barbacoa al gusto
- Aceite para freir.



PREPARACIÓN:

Separamos las alas en dos partes, los muslitos y el resto del ala.
Salamos.

En un bol disponemos la harina, el pimentón, la pimienta cayena, la sal y la pimienta.

Mezclamos todo hasta que forme un polvo homogéneo, en el que todos los ingredientes estén bien repartidos.


Pasamos las alitas por ésta mezcla intentando que se cubran por todos los lados.
Enfilmamos el recipiente con las alitas dentro y metemos en la nevera durante una hora aproximadamente, para que el polvo se adhiera a la piel del pollo.

Para preparar la salsa búfalo, en un cazo disponemos la mantequilla, la salsa picante (Yo he agregado la tipo tabasco) y el ajo en polvo.
Ponemos a fuego suave para que se vaya derritiendo la mantequilla.

Una vez que la mantequilla se haya deshecho, cocinamos a fuego suave unos minutos, hasta que todos los ingredientes queden bien incorporados.

Entonces, agregamos la salsa barbacoa al gusto, mezclamos y  reservamos.

En una sartén con aceite al fuego caliente, disponemos las alitas.
Cocinamos unos minutos, hasta que doren.

Entonces les damos la vuelta y dejamos cocinar por el otro lado, durante unos minutos hasta que adquieran el mismo color.

Una vez que hayamos cocinado todas las alitas, las pasamos a un plato con papel absorvente para que atrape el aceite sobrante de la fritura.

 Como se ve, al freír en el aceite caliente y gracias a el rebozado que le dimos a las alitas, han formado una costra crujiente muy apetecible.

Servimos acompañadas de la salsa búfalo. Aunque tambien se pueden servir las alitas previamente empapadas con la salsa, aunque de esta forma no podremos controlar el picor.
Éste es el resultado final de nuestras alitas de pollo.

Mojamos en la salsa, y probamos, no sin antes servirnos un poco de agua por si nos pica demasiado.
¡Qué aproveche!

6 comentarios:

  1. Yo no estoy muy puesta en este tipo de comida, porque huyo de las grandes cadenas. Pero oye........para hacerlas en casa como que tienen que estar muy buenas.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son las típicas que salen siempre en la tv, que están pringadas de salsa roja!
      La verdad estaban buenísimas, a mi me gustaron, pero mi chico que le encanta el picante, estaba encantado.
      Muchas gracias, besotes

      Eliminar
  2. Me imagino el saborazo tan bueno que deben tener y es que hasta salivo!! jaja
    Un besote guapa^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues deja de imaginar y pruebalas, que salivar no es bueno! :P jijiji
      Gracias! Besos

      Eliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-