29 de junio de 2016

Peanut butter cream pie

Como ya os he contado en alguna ocasión, estoy haciendo un curso de repostería online de mano de la maravillosa Alma Cupcakes.
Pues bien, una de las riquísimas recetas que lo componen es ésta tarta de crema de mantequilla de cacahuete.
Estuve pensando en hacerla para el cumple de una amiga, pero que queréis que os diga, la crema de mantequilla me parece una de esas cosas que o te gustan, o lo odias.
Así que como íbamos a ser unos cuantos en la cena, deseché la idea ya que no podía arriesgarme a que me dejaran con el postre en el plato! Y la fui dejando, la fui dejando...
Hasta que invitamos a mis primos a casa, y cerciorarme de que ellos tras su viaje a New York habían  probado la mantequilla de cacahuete y les había gustado. Entonces me puse manos a la obra.
Y he de decir que fué todo un éxito. Primeramente empezando por mi, que soy la más exigente con los postres.
Me encantó. Gustó muchísimo. El toque de los pedacitos de la mantequilla de cacahuete en la composición de toda la tarta que es tan cremosa... Mmmmm
¡Deseando estoy de repetirla!
¡Espero que os guste!






(12 porciones)
INGREDIENTES:


Para la base de galletas:

- 200 g de galletas digestive
- 115 g de mantequilla
- 1 Cda de azúcar
- Una pizca de sal


Para el relleno:

- 375 g de nata para montar
- 250 g de queso de untar
- 100 g de azúcar
- 250 g de mantequilla de cacahuete con trozos
- 1 Cdita de extracto de vainilla
- Una pizca de sal


Para decorar:


- 250 ml de nata para montar
- C/s de azúcar glass
- Caramelo líquido
- Chocolatinas



PREPARACIÓN:


Para la base:

Disponemos las galletas en el vaso de la batidora.
Trituramos a velocidad baja hasta obtener un polvo fino de galletas.

En una cazuela a fuego lento para que no humee, derretimos la mantequilla.

Disponemos la galleta triturada en un bol, junto con el azúcar y la pizca de sal.

Agregamos la mantequilla completamente derretida.

Con ayuda de una lengua de cocina mezclamos hasta que todo el polvo de las galletas quede impregnado de la mantequilla.

Disponemos la mezcla en un molde desmontable de 22 cm de diámetro.
Aplastamos con ayuda de los dedos, intentando que suba un poquito por las paredes del molde.
Metemos en el horno precalentado a 180ºC durante 12-15 minutos.


Para el relleno:

Disponemos la nata para montar junto con la pizca de sal en el bol del robot de cocina con el aplique montador.

Montamos hasta que la nata haga picos suaves.

Entonces disponemos la nata en un bol, y mantenemos en la nevera para que tome cuerpo.

En el mismo bol dónde hemos montado la nata (no hace falta lavarlo, por que todo será parte del relleno), disponemos el queso crema.

Batimos el queso hasta que esté blandito.
Agregamos el azúcar. Mezclamos.

Agregamos también la mantequilla de cacahuete, la sal y el extracto de vainilla.
Alma dice que lo mejor para ésta tarta es que la mantequilla de cacahuete sea fina, sin tropezones, yo he usado la que si que los tiene, para que se notaran un poquito más.

 Mezclamos todo hasta que esté cremoso.

Sacamos el bol de la batidora y agregamos poco a poco la nata montada que teníamos reservada en la nevera.
Mezclamos con ayuda de una lengua de cocina, con movimientos envolventes para que no se baje.

Una vez esté incorporada seguimos añadiendo el resto hasta tener una mezcla supercremosa, pero en mi caso, con pequeños tropezones de cacahuete.


Para la decoración:

Pasado el tiempo de cocción, sacamos del horno la base de galletas y dejamos enfríar por completo, si no en el momento que le pongas el relleno te lo derretirá.
Como véis, la base de galletas ha mermado tras la cocción, por eso os decía que la base debía subir un poquito por los bordes.
 

Cuando esté frío, disponemos el relleno de la crema de mantequilla de cacahuete sobre la galleta.

Con ayuda de una lengua de cocina, extendemos la crema de manera que cubra  toda la galleta, y quede pegado a las paredes del molde.

Disponemos la nata montada para la decoración en el robot de cocina, montamos.
Cuando las varillas comiencen a notarse en la nata, agregamos la cantidad necesaria de azúcar glass para que esté a nuestro gusto.

Una vez esté montada, vertemos la nata sobre la crema de mantequilla de cacahuete.

Extendemos dándole forma con una lengua de cocina.

Decoramos con el caramelo líquido.

Ponemos unas pocas de chocolatinas de chocolate sobre la superficie de la nata.

Mantenemos en la nevera y desmoldamos justo en el momento antes de servirla.
 Éste es el resultado final de nuestra tarta.

Exquisita.
¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas, y la preparas, sube una foto a las redes sociales para poder ver lo bien que te ha quedado.
Etiquétame en Facebook, Twitter, Google + , Pinterest, o Instagram, bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-