10 de abril de 2014

Caballa en salsa verde

Lo malo que tiene León, es que no hay mar, y por consiguiente no hay lonjas. Aquí nos llegan los pescados frescos a nuestros supermercados, pero no es lo mismo en precio y calidad que si pudiéramos ir a recogerlos directamente de la red a la cesta. Es algo que siempre me ha gustado, y cada vez que vamos a algún lugar con lonjas hacemos; traernos género fresco fresco a casa.
Es una pena, pero no podemos subir al mar y cargar todos los fines de semana, así que nos conformaremos con lo que encontramos por aquí. Estamos en temporada de la caballa, y el otro día conseguí un par hermoso por un precio muy asequible. 
Hay que aprovechar ya que es cuando tienen todas sus propiedades al 100%. Es un pescado azul muy consumido ya que es rico en ácidos grasos Omega3 y con muchísimos beneficios para la salud. Además es un pescado que admite un montón de variantes a la hora de cocinarla: al horno, en escabeche, haciendo conservas caseras en aceite... O como he hecho yo, guisadas.
¡Espero que os guste!




(2 pax)
INGREDIENTES:

- 2 Caballas frescas
- 1/4 Cebolla
- 1/2 Puerro
- 2 Dientes de ajo
- Perejil
- 6 Mejillones
- Guisantes
- Harina
- Brandy
- Caldo de pescado
- 2 Huevos




PREPARACIÓN:

En una cazuela con aceite de oliva caliente, echamos la cebolla picada muy fina y dejamos unos minutos.

Cuando la cebolla haya tomado algo de color, agregamos el puerro cortado en cuartos, y después en tiras pequeñas.

La caballa es una especie de pez de los azules, denominados grasos. Tiene un cuerpo muy delgado que puede llegar a medir hasta 45cm,  de color azul oscuro con rayas negras y la panza blanca. Se da en el Océano Atlántico y en el Mar Mediterráneo y es objeto de una fuerte pesca debido a su apetecible carne.

A la hora de comprarlo, yo pedí que me lo limpiaran y abrieran a la mitad, dejando las bolsas de tonos rosáceos anaranjados que contienen las huevas que tan apreciadas son. Son deliciosas y sólo se encuentran en temporada un mes, después del desove se vacían y ya no se encuentran.
Se pueden elaborar muchas recetas con ellas, todas suculentas y exquisitas, aprovechando éste producto al máximo ya que se suele encontrar a 18€/kg.
Yo separo las huevas para preparar otra receta que ya os mostraré otro día.

Limpiamos del todo las caballas deshaciéndonos de la espina central, las colas y las cabezas, que guardaremos para hacer un buen fumet de pescado. 
Ya sabéis que si puedo yo no tiro nada. Ese caldo para un arrocito o una sopa de marisco viene que ni pintado.
Con éstas caballas limpias, les damos unos cortes de manera que de cada una saquemos cuatro o cinco amplias rodajas.

Mientras hemos limpiado las caballas, la cebolla y el puerro se han pochado.
Agregamos una cucharada de harina, y comenzamos a remover para formar una especie de roux, ligándola bien durante unos minutos para que la harina se tueste y pierda el sabor a puro.

Después agregamos un chorrito de brandy y removemos hasta que evapore el alcohol.

Después poco a poco, vamos agregando el caldo de pescado y ligamos hasta formar una salsa espesa.

Hacemos un majado con los ajos y el perejil.

Agregamos el anterior majado a la cazuela.

Agregamos los guisantes y dejamos que hierva durante unos siete minutos aproximadamente.

Mientras tanto, ponemos a cocer los dos huevos.

Agregamos la caballa previamente sazonada.
Agregamos también los mejillones

Agregamos los huevos pelados y cortados en cuartos a la cazuela, y dejamos a fuego lento con la tapa puesta para que se haga antes y con todo su sabor, hasta que el pescado esté hecho y pierda por completo esa tonalidad rosa.

Servimos bien caliente.

Éste es el resultado final de nuestras caballas guisadas.

Jugoso y suave, riquísimas.
¡Qué aproveche!

8 comentarios:

  1. La caballa es mi pescado favorito! Es la "prima barata" del atún y tiene un sabor riquísimo! Por no hablar de sus muchas cualidades... La has cocinado muy rica! Me encanta esa salsita...

    http://micocinitadejuguete.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gusta un montón! Y además ahora está a buen precio y fresquisima, mejor que nunca!
      Gracias preciosa!!
      Besos

      Eliminar
  2. Me gusta mucho aunque la única pega que le pongo es la espina, que con estos tiquismiquis que tengo en casa tengo que ponerme como si estuviera depilando a alguien jajaja. Me comería un buen platito porque yo soy mas de pescado que de carne.
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja A mi las espinas también me incordian un montón.. Yo me compré una pinza de despinar pescado, y yo creo que aunque sólo sea por usarla, me encanta estar allí quitando espinas!
      Muchas gracias! Besos

      Eliminar
  3. Que rica esa salsita, tremenda pinta!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Una manera diferente de cocinar la caballa, interesante no lo había visto nunca así.
    Tendré que probarlo.

    ResponderEliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-