11 de julio de 2018

Blondie

Hoy me apetecía traeros una receta dulce, de esas que están hechas con mucho mimo y que resultan una alegría para el paladar, de las que curan cualquier pena y animan aún más cualquier momento feliz.

Y os preguntaréis por qué. Pues bien, os lo contaré.
El 9 de Julio nació una personita que sin saberlo se encargará de volver a traer sonrisas y alegría a la familia.
¡Mi sobrino Omar ya está con nosotros y yo, siento que me va a estallar el corazón de felicidad!
Irremediablemente ya soy una tía chochona, de esas que necesitan un babero más que el propio bebé.

Y por ello, hoy me apetecía para merendar la versión más rubia del Brownie de chocolate, hecha con chocolate blanco.
Es una receta súper sencilla que no os llevará apenas tiempo, y el resultado es fantástico, digno de los más golosos.
Probad y veréis como sin saber ni como ni por qué, el plato se va quedando vacío.
¡Espero que os guste!






(15 porciones aprox.)
INGREDIENTES:

- 100 g de chocolate blanco para fundir
- 50 ml de nata
- 100 g de mantequilla a temperatura ambiente
- 80 g de azúcar
- 100 g de chocolate blanco
- 2 Huevos
- 75 g de harina
- C/s de nueces peladas



PREPARACIÓN:

Primeramente, precalentamos el horno a 180ºC.
Disponemos los primeros 100 g de chocolate blanco en un recipiente. Le agregamos la nata y le damos pequeños toques de 30 seg. en el microondas, hasta que derrita.

Lo vamos mezclando con ayuda de una lengua de cocina para ayudar a que se vaya integrando.

Mientras, en el bol del robot amasador con la varilla de mezclar, disponemos el azúcar junto con la mantequilla.

A marcha media, batimos hasta que se integren ambos ingredientes.

Entonces, agregamos la mezcla del chocolate derretido con la nata.

Integramos ambos ingredientes, a velocidad baja.

Añadimos los huevos uno a uno, sin parar el robot.

Una vez el primero esté integrado, agregamos el segundo y continuamos batiendo hasta crear una mezcla homogénea.

Agregamos la harina y batimos hasta que esté todo bien integrado.

Cortamos los 100 g de chocolate blanco restantes, en trocitos pequeños.

Lo agregamos a la masa.

Y si queremos agregamos un fruto seco al gusto, en mi caso, nueces.

Engrasamos el molde en el que los vayamos a hacer.

Y vertemos la mezcla, intentando equilibrarlo por todo el recipiente.

 Metemos en el horno y cocinamos durante 20-30 minutos.

Pasado el tiempo, sacamos del horno y dejamos reposar durante 10 minutos sobre una rejilla.

Pasado el tiempo procedemos a desmoldar.

Porcionamos el blondie y espolvoreamos azúcar glass por encima.

Éste es el resultado final.

Digno de una buena celebración como esta... ¡Bienvenido a nuestro mundo pollito!
¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto  mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para poder ver lo bien que te ha quedado 😊.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-