9 de abril de 2018

Judías verdes templadas

Cuando era pequeña cada semana durante la primavera y verano mi abuelo nos llevaba a casa una bolsa entera llena de judías verdes planas recién cogidas de su huerta.
En ese mismo momento nos tocaba ponernos a limpiarlas, retirándole los dos extremos y cortándolas en pequeñas porciones con las manos, chasqueándolas al "estilo madre".
Cómo os podéis imaginar, teníamos que congelar para guardar para el resto del año, aunque aún así tomábamos judías verdes estofadas para comer durante muchas veces, de hecho muchas más veces de las que nos hubiera gustado.

Y asi al igual que me pasó con las alubias, acabé por aborrecerlas, y al final he descubierto la única manera en las que me las tomo con gusto, asi me encantan.
Bien es cierto que siempre las hago con las judías redondas y no con las planas, pero al menos para mí el sabor entre ellas es practicamente el mismo.

Al empezar a vivir con mi chico, el fue el que hizo por primera vez ésta ensalada, que se toma con las verduras calientes y aliñado con pimentón, lo que para mí resulta riquísimo.
pero que os guste!






(2 pax)
INGREDIENTES:

- 280 g de judías verdes redondas
- 100 g de patata
- 1 Cda de pimentón dulce
- AOVE
- Vinagre
- Sal



PREPARACIÓN:

Limpiamos bajo el grifo las judías verdes redondas.
En ocasiones las utilizo de las de la sección de congelados, que vienen previamente blanqueadas y cortadas.

Con ayuda de una tijera, cortamos los dos extremos de las judías, retirándoles así las zonas más duras.

Lavamos pelamos y chascamos las patatas poniéndolas en una cazuela con agua.

Ponemos al fuego hasta que empiece a hervir.

Entonces, agregamos las judías verdes troceadas, cortando de raíz la cocción.
Esperamos a que vuelva a llegar al punto de ebullición.

Entonces, cocemos durante 25 minutos, a temperatura media, manteniendo el hervor.
En el caso de utilizar judías verdes congeladas, que ya vienen previamente blanqueadas y necesitan menos tiempo de cocción, hervimos las patatas solas durante 18 minutos, y en los últimos 7 minutos, agregamos las judías verdes, para que se hagan el tiempo justo y mantengan la textura.

Una vez pasado el tiempo, con ayuda de una espumadera, sacamos las verduras en una fuente de presentación.

Salamos.

Y espolvoreamos el pimentón, que puede ser dulce o picante, al gusto.

Agregamos AOVE al gusto, yo dos cucharadas.

Y por último agregamos el vinagre.

De esta manera las verduras estarán calientes, y aliñadas como si de una ensalada se tratase, además el toque de pimentón le va fenomenal.

Éste es el resultado de nuestras judías verdes templadas.

Una manera diferente de tomarlas.

¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto  mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para poder ver lo bien que te ha quedado 😊.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-