2 de abril de 2018

Cheesecake con caramelo salado

Yo, nacida en el 93, soy de la generación de los "millenials".
Dícese de los que cabalgaron entre la transición de los años 80 y la modernidad tecnológica que llegó en el 2000, y por ello, comentan que crecimos con un móvil en la mano, y aunque yo no tuve mi primer teléfono hasta que llegué a la adolescencia, se podría decir que sí.

No nos abruma la tecnología y por ello la inmensa mayoría estamos en todas las redes sociales.
Empezamos desde bien pequeños, ya que crecimos escuchando música en el mp4, chateando con nuestros compañeros en el messenger mientras hacíamos las tareas con la excusa de que estábamos consultando la Wikipedia. Nos abrimos fotolog y tuenti y cuando adquirimos un alto estado de madurez nos pasamos a facebook, y más tarde llegó instagram, donde aún a día de hoy compartimos más selfies de los que debiéramos...
Somos así, y así somos, y no podemos remediarlo, además de que no queremos, ya que precisamente por eso somos una de las generaciones con menos prejuicios sociales. Y yo misma, en concreto, siempre he encontrado una gran diversión en las redes sociales,pero desde que tengo el blog de cocina y más conocimientos acerca de ellas, las defino siempre como algo más, como una gran herramienta de trabajo.

Y eso que soy una mínima parte de una pirámide, y que aunque jamás llegue a estar en la cúspide, me asombra mucho lo que éstas herramientas que muchos repudian pueden hacerte llegar a conseguir, hasta dónde han llegado personas que comenzaron como lo he hecho yo, compartiendo sus conocimientos, (en éste caso recetas) de manera no lucrativa.
Así comenzó Isabel, del blog - cafetería - escuela de cocina Aliter Dulcia a la que yo conocí por éstos mundos hace relativamente poco y se ha convertido en uno de mis referentes postriles, por ser la maga de las cheesecake. Aquí traigo una que me llamó especialmente la atención por eso de que va cubierta por un caramelo salado que le va como anillo al dedo.

¡Espero que os guste!






(10 porciones)
INGREDIENTES:


Para la tarta de queso:

- 80 g de mantequilla
- 1 Paquete de galletas doradas
- 1 Kg de queso ricotta
- 120 g de maizena
- 250 ml de nata 35%mg
- 200 g de azúcar glass
- 4 Huevos


Para el caramelo salado:

- 125 ml de nata 35%mg
- 90 g azúcar
- 35 g de mantequilla
- C/s de sal



PREPARACIÓN:

Para hacer la base de la tarta, disponemos la mantequilla en un cazo al fuego.
Ésta base no es indispensable, de hecho, la misma Isabel no la suele poner, pero a mi es una de las partes de las tartas de queso que más me gustan, así que la he incluido.

Sacamos las galletas del envase, las trituramos en el vaso del robot dándole pequeños toques y pasamos las migas obtenidas a un bol.

Agregamos la mantequilla derretida sobre el bol con las galletas trituradas.

Con ayuda de una lengua de cocina, mezclamos hasta que tenga la consistencia como de arena de mar, húmeda.

Disponemos en la base de un molde desmontable de 22 cm de diámetro nuestra mezcla de galletas y mantequilla. Aplanamos con ayuda de la base de una cuchara.
Hay que tener en cuenta, que cuanto más pequeño sea el molde, más alta nos quedará nuestra tarta.
Reservamos refrigerado.

Procedemos entonces a preparar nuestra cheesecake.
Separamos las claras de las yemas de los huevos. Disponemos las claras en el bol del robot y con ayuda del aplique de varilla, las montamos a punto de nieve.

En un recipiente aparte, disponemos las yemas.

 Le agregamos la maizena y mezclamos con ayuda de unas varillas de cocina.

A medida que vayamos mezclando, agregamos la nata, para que nos ayude.

Por último, agregamos el azúcar glass.

Para hacer ésta tarta es conveniente usar un queso suave pero con cuerpo, que resulte firme en nuestra tarta.
Puede ser un queso crema normal y corriente, mascarpone, un queso de cabra o un azul suave (Tengo que probarlo!) o con queso ricotta, como en mi caso.

Agregamos el queso y lo mezclamos con ayuda de unas varillas.

Para entonces, las claras ya estarán montadas.

Vertemos a pocos una mezcla sobre la otra, y con ayuda de una lengua de cocina, con movimientos envolventes evitando que las claras se bajen, mezclamos hasta formar una masa homogénea.

Vertemos en el molde sobre la base de galletas y con ayuda de una lengua de cocina, aplanamos y le damos forma de espiral en la superficie.

Metemos en el horno precalentado a 180ºC y cocinamos durante 1 hora aproximadamente.

Mientras tanto, procederemos a hacer el caramelo salado.
En un cazo antiadherente, agregamos el azúcar y lo ponemos al fuego.

 Removemos de vez en cuando, hasta formar un caramelo dorado.
Mientras calentamos la nata en el microondas.

Apartamos del fuego el cazo con el caramelo y agregamos la nata poco a poco, removiendo sin parar, teniendo sumo cuidado en no quemarnos.

Una vez se haya sofocado el volcán que se forma al mezclar los dos componentes, agregamos la mantequilla, que le aportará brillo.

Y por último agregamos la sal.
Echamos al gusto, empezamos por un pellizco que le aportará una chispa de sabor, y continuamos hasta que esté a nuestro gusto.
Llevamos de nuevo al fuego, y sin parar de remover, calentamos hasta que tenga el espesor que deseamos.
Vertemos en un bol y dejamos enfríar.

Pasado el tiempo, el aspecto de nuestra cheesecake será éste:

Sacamos del horno y dejamos que enfríe por completo sobre una rejilla, para que se aireé por arriba y por abajo.

 Abrimos el molde desmontable y retiramos.
No habrá ningún problema para desmoldar ya que éste tipo de tartas tras el reposo tienden a bajarse y despegarse de las paredes.

Revolvemos nuestro caramelo con ayuda de una cuchara, para retomar su consistencia líquida y napar la tarta.

Vertemos el caramelo directo al centro de la tarta, para que él mismo se extienda hacia los lados.

Servimos en la mesa.

Éste es el resultado de nuestra cheesecake con caramelo salado.

Unas bengalas en la parte central, ya que con ella celebré mi cumpleaños en familia hace unas semanas.

Y este es el interior de la tarta, super cremoso.
¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto  mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para poder ver lo bien que te ha quedado 😊.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-