19 de marzo de 2018

Tarta decorada: Tendencia 2018

Desde principios de éste año, las redes sociales se han inundado de las tan vistosas y ricas tartas de letras y números cubiertas por innumerables toppings,  convirtiéndose así, en una tendencia del 2018.
Y yo, finalmente no he podido evitar sucumbir a ella.

La creadora de ésta tarta que ha revolucionado la pastelería es @Adikosh123 una jovencísima Israelí que formula una tarta que puede resumirse así: un sandwich de galleta rellena de crema, decorada con multitud de distintos toppings, como suelen ser los macarons, merengues, palomitas de colores, frutas, flores comestibles... Jugando de ésta manera con las formas de las tartas y los colores de sus componentes, para dar lugar a unas tartas excesivamente fotografiables, y es que no es sorpresa que hayan conseguido ésta fama, son increíblemente vistosas.

Por la red hay mil y una formas de hacerla, con base de bizcocho, de hojaldre, de galleta...
Yo he seguido al pie de la letra la receta  y las indicaciones de Luz Angela, que hace la tarta de la manera principal, y es que no creo que haya en la web un tutorial y unos consejos mejores que los que imparte ella, si estás decidido a formar parte del club de las tartas con formas de letras y números te va a ayudar un montón.

A mí no se me ha ocurrido mejor ocasión para estrenarme con ésta tarta, que la celebración del día del padre.
Anoche sentados todos juntos, por fin, después de unos meses, mis hermanos y yo celebramos el día del padre con el que recientemente se convertirá en abuelo, mi padre. Y es que por fin tenemos motivos para sonreir (O para llorar más, ¡Aunque ahora de alegría!) En unos meses le veremos la carita a Omar, y yo ya estoy ejerciendo de tía chochona, tejiendo a todo trapo cositas para mi sobri!
¡Feliz día del padre a todos!

¡Espero que os guste!






(16 porciones)
INGREDIENTES:


Para la pasta sablée:

-200 g de harina
- 70 g de mantequilla
- 70 g de azúcar
- 1 Pizca de sal
- 1 Huevo L


Para la crema diplomática:

- 500 ml de leche entera
- 1 Cdita de extracto de vainilla
- 100 g de yemas
- 120 g de azúcar
- 50 g de maizena
- 50 g de mantequilla
- 8 g de gelatina neutra
- 200 ml de nata 35%mg
- 40 g de azúcar glass


Para la decoración:

- Galletas oreo bañadas
- Kinder Bueno blanco
- Macarons de chocolate
- Cacao al gusto



PREPARACIÓN:


Para la masa:

Procederemos arenando la masa, agregando en el bol del robot de cocina la mantequilla fría en cubos sobre la harina y la sal.

Con el gancho de mezclar, mezclamos a velocidad baja hasta que ambos componentes combinen, manteniendo una textura arenosa.

Agregamos entonces el azúcar glass y el huevo.

Mezclamos hasta que esté homogéneo, primero en el robot con ayuda de una lengua de cocina para ayudar a que integre también lo que se queda en los bordes del bol...

...Y después manualmente, hasta formar una masa con tacto arenoso.

Es recomendable, tras haberla trabajado con las manos, enfilmar la masa y dejarla reposar en la nevera durante 1 hora antes de su uso, para ayudarla a que esté más firme y consistente y podamos trabajar con ella mejor.

Pasado el tiempo, cortamos la masa en dos porciones iguales, ya que queremos obtener dos placas de masa para nuestra tarta.

Con un rodillo en una superficie enharinada, estiramos la masa, hasta dejarla con un grosor de 4mm aproximadamente.
Si nos es más sencillo, trabajamos la masa entre dos papeles de horno.

Le damos la forma deseada siguiendo el contorno del modelo que querramos hacer. Éste tipo de tartas se han hecho conocidas con las formas de nº o letras, en mi caso lo he hecho con forma de corazón.
Enfriamos en la nevera durante 15 minutos, para que la masa no esté muy caliente tras haberla trabajado y se deforme en el horno.

Horneamos en el horno precalentado a 180ºC de 10 a 14 minutos.

Hasta que esté perfectamente hecha y obtenga el color deseado.
Dejamos enfriar sobre una rejilla.
Repetimos la misma operación con la cantidad restante de la masa para obtener la otra forma de corazón.


Para la crema diplomática:

Primeramente disponemos la gelatina cola de pescado en un bol con agua fría, y mantenemos ahí durante 15 minutos aproximadamente.

Mientras tanto, continuamos con la preparación de la crema.
La crema diplomática está dividida en dos partes: Crema pastelera y nata montada unidas.
Empezamos elaborando la crema pastelera: Disponemos el azúcar y las yemas de huevo en el bol del robot de cocina.

Con la varilla de batir, blanqueamos las yemas, hasta que hayan cambiado de color y triplicado su volumen.

Mientras, ponemos en un cazo la leche junto con la vainilla. Lo llevamos al fuego.

 Agregamos la maizena sobre las yemas blanqueadas y la integramos bien a velocidad media.

Una vez que la leche llegue a ebullición retiramos del fuego...

...Y agregamos la mitad al bol del robot en marcha, con la mezcla.
Integramos bien.

Llevamos esta mezcla resultante a la cazuela con la mitad de la leche.
Y calentamos en el fuego a temperatura media-baja.

Removemos enérgicamente con las varillas durante dos minutos.

Hasta que la crema pastelera se solidifique.

Retiramos del fuego y agregamos la mantequilla en cubos junto con la gelatina hidratada previamente escurrida.

Varillamos  hasta que la crema tenga una textura firme, pero fina y brillante.

Dejamos enfríar, removiendo de vez en cuando para que no se forme una costra en la superficie.

 Disponemos la nata en un bol para el robot, junto con el azúcar glass.

Montamos con ayuda del aplique de montar.

 Entonces, cuando la crema esté fría y la nata montada, procedemos a mezclar ambas cremas, añadiendo poco a poco la nata sobre la crema pastelera.

Mezclamos integrándola con movimientos envolventes de arriba a abajo con una varilla, hasta que no quede ninguna veta de nata.

Vertemos inmediatamente en una manga pastelera con una boquilla lisa del nº12.
Ésta crema hay que usarla justamente después de mezclar ambas partes.


Para el relleno:

Ahora que ya tenemos todos los componentes de nuestra tarta listos, comenzamos con el montaje: Disponemos nuestra primera base sobre una bandeja o caja, pegada con unos pequeños puntos de la crema.
Entonces, comenzamos a hacer pequeños puntos sobre nuestra galleta, de manera que la cubramos.

Según el grosor que le demos necesitaremos dar dos o varias filas de puntos de crema, en mi caso fueron dos.

Una vez cubierta la primera galleta, disponemos la segunda sobre la crema.

Y la rellenamos con el mismo patrón, haciendo dos filas de puntos de crema por encima.

De ésta manera nuestra tarta se verá así.


Para la decoración:

Con ayuda de un colador, espolvoreamos cacao en algunos lugares de la tarta.

Hasta que quede así.

Y comenzamos a jugar con los demás dulces decorativos.
Disponemos los macarons.

Después las barritas de Kinder Bueno cortadas en porciones.

Y por último las galletas oreo bañadas cortadas en cuartos.

En mi caso, la masa sobrante me dio para hacer éstas pequeñas galletas con la palabra papá que sirvieron como una decoración más.

 Lo mejor es formar la tarta unas horas antes de su consumición, para dar tiempo a la crema a ablandar un poco la galleta.

Éste es el resultado final de nuestra tarta tendencia 2018.

A la hora de probarla es sensacional, la crema está buenísima y la galleta resulta muy rica, con una textura fantástica entre crujiente pero blandita, y con todos los toppings...

Estoy segura de que no será la única tarta de este estilo que haga, además se pueden hacer con un montón de variedades, jugando con los toppings.
¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto  mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para poder ver lo bien que te ha quedado 😊.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-