22 de febrero de 2018

Magdalenas de limón y leche condensada

Hacía un montón que no publicaba éste tipo de preparaciones tan sencillas y tan ricas para desayunos y meriendas.

En éste caso, vamos a preparar unas magdalenas de limón y leche condensada, en las que la acidez del cítrico se verá contrarrestado con el dulzor de la leche condensada.

Tengo que empezar por el principio: Adoro la leche condensada. Me encanta y podría comérmela a cucharadas a pesar de que sea una explosión tal como meter 10 terrones de azúcar en la boca. 
Ya sabéis que prácticamente todo lo que está bueno, engorda. Y es que, ¿Por que no sabe la lechuga a chocolate? Sería ideal! jaja 
Y por eso mismo es por lo que prácticamente nunca, la tengo a mi disposición en casa, y cuando la compro es habiéndole asignado anteriormente los usos para que no me quede una sola gota de ella.

Ésta receta son una muy buena forma de aprovechar unos cuantos ml de leche condensada de manera que podamos disfrutar de su sabor a cada bocado a la hora del desayuno o en la merienda, acompañando un café, un té o lo que más nos guste. 
¡Probarlas y me contáis!

¡Espero que os guste!


Ésta es mi participación en el reto:

En el reto Color y sabor de temporada Pilar Monge es la encargada de seleccionar una fruta y una verdura de temporada, que es la qué está en su época de recolección y es su mejor época de consumo ya que se aprovechan al 100% sus cualidades organolépticas. Además es cuando más fáciles son de encontrar los productos, y salen más económicos.
Entonces, todos los participantes elegimos entre una de ellas, y hacemos una nueva receta dulce o salada.
Éste mes se nos dió a elegir:
- Fruta: Lima o limón
- Verdura/Especia/Legumbres: Borraja





(9 Uds)
INGREDIENTES:

- 1 Yogurth de lima limón con tropezones
- 2 Huevos
- 150 g de leche condensada
- 50 ml Aceite de oliva suave
- 200 g de harina
- 1 Sobre de levadura química
- C/s de ralladura de limón



PREPARACIÓN:

En un bol, disponemos el yogurth. Podremos usar cualquier tipo de yogurth de limón pero yo utilizo éste con tropezones de lima también, que me encanta.
Sobre él, incorporamos la leche condensada.

Agregamos los dos huevos.

Agregamos a pocos la levadura.

Y sobre ésta también la harina.

Mezclamos con la ayuda de una lengua de cocina, o en el robot de cocina.
Agregamos el aceite de oliva, que ha de ser suave para que no "se coma" el suave sabor del limón.

Agregamos la ralladura de limón, cantidad al gusto.

Yo en éste caso, voy a hacer mis magdalenas con forma de rosas en mis moldes de silicona, y le echo una pizca de azúcar granillo a cada molde para que dore un poco más la forma de la rosa en sí.
Por supuesto, podremos hacerlas en las cápsulas tradicionales.
Como habréis podido observar, no he echado azúcar a la masa, y es que a mi parecer, con el dulzor de la propia leche condensada, es más que suficiente.

Agregamos masa en los moldes, hasta llenar 3/4 de ellos.
Metemos en el horno precalentado a 180ºC y dejamos cocer hasta que estén hechas.

Aproximadamente 18 minutos después, así se ven las magdalenas.
Si lo veis necesario pinchamos la masa para comprobar que están hechas.

Damos la vuelta al molde y dejamos templar.
Desmoldamos.

Reservamos en una lugar sin corrientes de aire.

Éste es el resultado final de nuestras magdalenas rosas de limón y leche condensada.

Ideales para los desayunos.
¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas, y la preparas, sube una foto a las redes sociales para poder ver lo bien que te ha quedado.
Etiquétame en Facebook, Twitter, Google + , Pinterest, o Instagram, bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo.

13 comentarios:

  1. Muy buena pinta, si señora. Bs.

    ResponderEliminar
  2. La leche condensada la carga el diablo!!! Por más que intento no pecar, cada cierto tiempo aparece un bote pequeño en mi carro de la compra, ni yo me explico cómo.
    Qué delicia de magdalenas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jijiji Yo para evitar que no salten al carro, ni paso por ese pasillo... Ya se encarga mi chico de coger el la leche! jajaja
      Muchas gracias! Besote

      Eliminar
  3. Las voy a hacer SI o SI!!!!!

    Ptnts
    Glòria

    ResponderEliminar
  4. que ricas y floreadas, alguna vez he hecho unas parecidas y han encantado, yo no soy amiga de la leche condensada, la verdad que es un sabor muy dulce para mi, pero mi padre si que tenía siempre una lata de leche condensada en la nevera y de vez en cuando se comia una cucharada o se la ponía en un trocito de pan, buen reto, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi también es excesivamente dulce pero está taaaaaaaaaaaan buena! jaja
      Eso no es pecado, esos pequeños caprichitos no hacen daño!
      Un besote

      Eliminar
  5. Te han quedado unas magdalenas preciosas con ese molde de rosa. De sabor tienen que estar geniales proque se ven muy jugosas y esa pecadora leche condensada le da el toque espectacular al saborcillo del limón.

    ResponderEliminar
  6. Pues te han quedado para comerse una docena. Tiene una pinta deliciosa. felicidades

    ResponderEliminar
  7. Precioas florecillas de magdalenas, esponjosas y de limón con leche condensada Mmmmmmm de ensueño!!!
    un beso

    ResponderEliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-