26 de enero de 2018

Pan de canela

Desde hace dos años, he tenido la oportunidad de sumergirme en el mundo dulce de Alma´s cupcakes, de la que como ya he comentado en anteriores publicaciones me declaro fiel seguidora.
Adoro su forma de ser, en el ámbito personal, pero como profesional, para mi, es una pasada. Para mi, y para otros miles de personas que seguimos sus recetas al pie de la letra...

El caso es que, mis primos me regalaron su curso online, y le he sacado un montón de partido, podéis ser conscientes de ello con las recetas de la Peanut butter cream pieBanoffee pie, la Tarta de oreo, los Cross buns y los deliciosos Rollitos de canela que estoy deseando repetir. Aunque otras muchas están entre bastidores, esperando que les llegue el momento de mostrarse al exterior.

Éste pan de canela es el desayuno perfecto. Una  masa tipo brioche con una dulce crema en su interior que puede ser la motivación para salir de la cama y afrontar un nuevo día.
Se podría decir que es la versión en plum cake de los rollitos de canela, aunque tiene distintos toques en la masa, principalmente, y éste resulta más firme. 

Desde que lo probamos por primera vez, se ha convertido en un habitual en los desayunos de mi casa, nos encanta. Y con un acabado de glasa por encima ya es la perdición. ¿Que tendrá ese mejunje blanquecino cayendo formando chorretones que resulta tan apetitoso?

¡Espero que os guste!






(1 Ud)
INGREDIENTES:


Para la masa:

- 300 g de harina
- 300 g de harina de fuerza
- 7 g levadura fresca de panadería
- 250 ml de leche entera
- 75 g de mantequilla
- 75 g de azúcar blanco
- 1/2 cdita de sal
- 4 Huevos
- C/s de nata para montar


Para el relleno:

- 150 g de azúcar moreno
- 40 g de harina
- 120 g de mantequilla
- C/s de canela



PREPARACIÓN:


Para la masa:

Ponemos en el bol del robot de cocina, la mitad de los dos tipos de harina (300 g en tontal, 150 g de harina normal, y 150 g de harina de fuerza) y la levadura de panadero.
Mezclar y reservar.

En un cazo, calentamos la mantequilla hasta que derrita junto con la leche la sal y el azúcar, a temperatura baja, sin que llegue a hervir.

Disponemos la mezcla de harinas y la levadura en el robot de cocina, y con el gancho de mezclar a velocidad lenta, vamos mezclando a medida que agregamos los líquidos en un hilo fino pero constante.

Una vez esté mezclado, agregamos entonces la harina a pocos.

E inmediatamente después agregamos los huevos, uno a uno.
Batimos durante 5 minutos a velocidad media, hasta que la masa sea homogénea y elástica, no pegajosa.
Boleamos la masa y la cubrimos con un paño de cocina. Reposamos en un lugar álido y sin corrientes durante 2 horas, aproximadamente. Yo caliento un par de minutos el horno a 75ºC, lo apago y meto el bol cubierto con la puerta cerrada.


Para el relleno:

Disponemos en un bol todos los ingredientes secos para el relleno, la harina, la canela y el azúcar moreno.

Con ayuda de una cuchara, mezclamos.
Reservar hasta su uso.



Pasado el tiempo, el aspecto de nuestra masa será así:

Desgasificamos y boleamos en una superficie enharinada.

Estiramos con ayuda de un rodillo hasta dar con un cuadrado de 30 x 30 aproximadamente.

Derretimos la mantequilla que forma parte del relleno, y con ayuda de un pincel de cocina, pintamos toda la superficie de la masa.

Echamos el relleno sobre la masa engrasada, intentando que quede bien disperso por toda ella.

 Cortamos la masa en 6 tiras longitudinales.

Las enrollamos sobre si mismas.

Y las amontonamos sobre si mismas en un molde para plum cake engrasado y enharinado.
Reposamos de nuevo en un lugar cálido y sin corrientes durante 1 hora.

Tras ese tiempo, habrán doblado su volumen.
Precalentamos el horno a 190ºC.

Pintamos con nata para montar la superficie de nuestra masa, que le aportará color tras el horneado.

Metemos en el horno que estará a 190ºC de temperatura, y cocinamos durante 25 minutos aproximadamente.

Una vez que tenga éste color dorado, y al pinchar la masa con un palillo de comprobación, éste salga limpio, el pan estará listo.

Dejamos enfríar durante 30 minutos sin desmoldar, sobre un a rejilla.

Pasado el tiempo, desmoldamos y colocamos sobre el plato de presentación.
Como se puede observar en ésta foto, el relleno ha formado una suave crema en el interior de la masa.

Conservamos tapado con un paño.
Así se ve en el interior, una masa esponjosa y la dulce crema de canela formando vetas en su interior.

Éste es el resultado final de nuestro pan de canela.

Sencillamente delicioso.
¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas, y la preparas, sube una foto a las redes sociales para poder ver lo bien que te ha quedado.
Etiquétame en Facebook, Twitter, Google + , Pinterest, o Instagram, bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo.

4 comentarios:

  1. Qué delicia de pan, tiene que ser toda una delicia. Un abrazo y ¡Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una barbaridad! Eso sí, tomando esto es mejor no acercarse a la báscula!
      Buen finde para ti también, besos

      Eliminar
  2. A ver!!, a qué hora dices que es el desayuno?!, o si es para la merienda también me animo a ir!!!, jajaja...Si es que lo mío es el dulce, ya sabes...Besines!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A las nueve! Pero si, prefiero que vengas a la merienda, que si no me pillas con unos pelos!!! jeje! Animate a prepararlo! Te va a requetechiflar! Besos

      Eliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-