25 de septiembre de 2017

Macedonia de invierno

Todos los días en el desayuno me preparo unas tostadas con mermelada casera, un buen tazón de café con leche, y desde hace tiempo siempre intento tomar alguna pieza de fruta.
Me levanto con tantísimo sueño, que aunque cargue bien el café, tardo en responder.
Así que bueno... Es tal la pereza que no me apetece comer fruta que tenga que pelar. 
El colmo de la vagancia diréis, no os voy a quitar la razón jajaja.
Así que cansada ya de mis excusas, hacer una rica macedonia de frutas es la solución ideal.
Esta es la receta de mi abuela, adaptada con algunos de los recursos utilizados en algún restaurante donde he estado trabajando como realzar el sabor con zumos y bebidas alcohólicas.
Ella nos la preparaba siempre cansada de decirnos tras cada comida que había que tomar una pieza de fruta obligatoriamente. Nosotras comiamos una uva, una cereza... ¡Santa paciencia la de las abuelas!

¡Espero que os guste!






INGREDIENTES:

- 2 Manzanas
- 2 Peras
- 1 Kiwi
- 1 Plátano
- 80 g de uvas
- 1 Lata de piña en su jugo
- 1 Cdita de zumo de limón
- 1 Cda de Cointreau
- 1 Vaso de zumo de naranja



PREPARACIÓN:

Limpiamos las frutas, pelando las peras, las manzanas y el kiwi  y le retiramos la cáscara al plátano.

Cortamos en mirepoix las peras y las manzanas, retirándoles los rabos y la zona de las granas interiores.

Vertemos en un tupper grande en el que podamos revolver todas las frutas, junto con el plátano y el kiwi cortado de igual manera.

Agregamos el zumo natural que trae la piña, ya que no se trata de un almíbar si no de sus propios jugos.

Cortamos las uvas a la mitad retirándoles las pepitas en la manera de lo posible. y para hacerlo perfecto, la piel.
Si se deasea, se puede cambiar las uvas por guindas.

Agregamos las uvas y las rodajas de piña cortadas en 8 cachitos.

Echamos el zumo de limón que le dará un toque y además actuará de conservante.

Y agregamos también la cda de cointreau, que le aportará un sabor especial.
Si queremos podemos agregar también limoncello, o chupito de moras, por ejemplo.

Agregamos el zumo de naranja recién exprimida, con pulpa.

Entonces revolvemos todo con ayuda de una cuchara.

Tapamos con la tapa hermética para que no entre ningún olor y refrigeramos hasta su consumición.

 Éste es el resultado final de nuestra macedonia de frutas de invierno.

Una manera perfecta de tomar frutas.
¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas, y la preparas, sube una foto a las redes sociales para poder ver lo bien que te ha quedado.
Etiquétame en Facebook, Twitter, Google + , Pinterest, o Instagram, bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-