15 de mayo de 2017

Estonian Kringle

Reposteras por Europa, destino: Estonia.



La gastronomía de Estonia, así como toda su cultura, ha sufrido una gran influencia por parte de otros pueblos como los bálticos o los germánicos.
Una de sus principales características es extremadamente simple y emplea a menudo productos alimenticios agrícolas, como por ejemplo repollo fermentado, carne de cerdo, patata, mucha leche y todos sus derivados, además de setas y frutas silvestres.






Señores pasajeros, aterrizamos en Estonia, y traigo a bordo éste tradicional Kringle.

El Kringle es a Estonia lo que el roscón de Reyes es a España.
Un dulce típico de las fiestas navideñas con forma de trenza que recuerda a un pretzel, y a unos Rollitos de canela en cuanto al sabor, es elaborado a partir de una masa de brioche, rellena de canela y frutos secos de manera tradicional, pero también puede rellenarse de frutas confitadas, con mermelada o crema de cacao.
¡Espero que os guste!





INGREDIENTES: 


Para la masa:

- 15 g de azúcar
- Piel de 1/4 de limón
- 60 ml de leche
-15 g de mantequilla
- 7´5 g de levadura de panadero en polvo
- 1 Yema de huevo
- 150 g de harina de fuerza
- C/s de sal


Para el relleno:

- 25 g de nantequilla
- 30 g de azúcar
- 1 Cda de canela molida
- C/s de nueces picadas


Para el graseado:

- 1 Clara de huevo
- C/s de azúcar glass



PREPARACIÓN:

Comenzamos preparando la masa.
En el vaso batidora, disponemos el azúcar junto con la piel de limón.

Trituramos hasta que quede un polvo de azúcar y limón.

Mientras, en un vaso disponemos la leche y la templamos en el microondas, durante 30 segundos.
Sacamos y agregamos la mantequilla para que se vaya derritiendo y la levadura en polvo para que se deslía.

Separamos la yema de la clara de un huevo.
Al polvo de azúcar y limón, le echamos la yema de huevo.
Reservamos la clara que nos servirá para hacer el glaseado.

Y sobre éste, agregamos la leche junto con la levadura y la mantequilla, trituramos hasta que forme un líquido uniforme.

En el bol del robot amasador, disponemos la harina junto con un pellizco de sal.

Agregamos la mezcla que previamente hemos triturado, y con la varilla de mezclar, amasamos durante unos minutos hasta conseguir una masa lisa y pegajosa.

Formamos una bola y dejamos en un lugar húmedo y sin corrientes durante 2 horas como mínimo para que la masa fermente.

Pasado el tiempo, la masa habrá doblado su volumen.
Masajeamos para que pierda el aire.

Sobre una superficie enharinada y con ayuda de un rodillo, extendemos al máximo dándole forma de rectángulo  nuestra masa.

Para el relleno, mezclamos el azúcar y la canela molida.

Cascamos las nueces necesarias, en mi caso 6.

Derretimos la mantequilla durante unos segundos en el microondas y untamos nuestra masa con ella.

Disponemos sobre toda ella la mezcla de azúcar y canela, y las nueces previamente partidas.

Enrollamos nuestra masa desde el lado más ancho.

Una vez tengamos hecho el rollito le damos un corte transversal, desde un extremo pero sin cortarlo para que quede unido y así poder darle la forma, hacia el otro.

Ponemos la masa de manera que el relleno quede hacia arriba, a la vista, y comenzamos a girar una masa sobre la otra, como si estuvieramos trenzando, hasta el final de la masa.
Pegamos un  extremo sobre otro formando un círculo.
Mi masa es tan pequeña que no formó un círculo, si no una bola. La forma original del Kringle es un rosco, una corona.

Metemos en el horno precalentado a 180ºC durante 20 minutos aproximadamente.
Tras éste tiempo, así se ve nuestro kringle.

Mezclamos la clara junto con el azúcar glass hasta que forme una glasa.

Y con ayuda de las mismas varillas, extendemos la glasa sobre la masa.

Éste es el resultado final de nuestro estonian Kringle.

Y así se ve la masa de cerca, super tierna y jugosa, riquísima.

¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas, y la preparas, sube una foto a las redes sociales para poder ver lo bien que te ha quedado.
Etiquétame en Facebook, Twitter, Google + , Pinterest, o Instagram, bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo.

10 comentarios:

  1. Me gusta mucho y ya me imaginé que lo haria mucha gente,es muy conocido y está buenisimo.besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es normal, con semejante pinta no es para menos, y lo mejor es que no defraudó! Besos

      Eliminar
  2. ¡oh! ¡Qué sorpresa! yo también lo he hecho, pero estoy encantada porque me gusto mucho. El tuyo tiene muy buena pinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje A nosotros también nos gustó.
      Muchos besos

      Eliminar
  3. me encanta ese toque de glaseado, tengo que probar, en casa nos encantó este postre, te ha quedado genial, encantada de pasar por aqui, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!
      El glaseado le da otro toque.
      Un beso

      Eliminar
  4. La receta triunfadora de esta edición, pero el hecho de que muchas de vosotras hayáis coincidido debe ser por algo no?? A mi desde luego me encanta!!
    Y el paso a paso que nos has preparado es estupendo.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!
      Si, si, estaba claro que iba a ser la más hecha, y como bien dices, por algo es, está buenísimo!
      Besos

      Eliminar
  5. Sí que ha triunfado sí, y no me extraña. Una pinta estupenda. Un besazo de Dulces HElens

    ResponderEliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-