16 de abril de 2017

Rosquillas de anís fritas

Éstas rosquillas son unos de los dulces más emblemáticos de España, las encontrarás allí donde vayas.
Bien es cierto, que al menos en mi ciudad es una de las preparaciones que más se suelen ver en cualquier establecimiento hostelero, y es que en cualquier local, te la sirven para acompañar un buen café.
Y más en una época como la que estamos, por que además de las torrijas, las monas, el mantecado de Avilés, los buñuelos... Éstas rosquillas son muy típicas de éstas fechas.
Existen muchas variantes de la receta, la que tenía mi abuela, un tanto incierta en cuanto a cantidades, le daba mucha importancia a los aromas, y sobre todo al anís, que a mi me gusta en su justa medida. Yo he hecho la que conozco desde hace poco tiempo, pero que me gusta como quedan en cuanto al resultado. Con una corteza crujiente pero muy tiernas y aireadas por dentro.
Aunque la receta no sea herencia familiar, comer estas rosquillas fritas caseras es hacer algo más que una elaboración dulce, es volver al pasado a las cocinas de nuestros antepasados, es inundar la mente de incontables recuerdos.
¡Espero que os guste!






(50 uds aprox.)
INGREDIENTES:

- 250 g de harina de trigo
- 80 g de azúcar
- 1/2 Sobre de levadura
- 2 Huevos
- 30 ml de leche
- C/s de ralladura de limón
- C/s de ralladura de lima
- 25 ml de anís dulce
- 20 ml de aceite de girasol
- Aceite de girasol para freír
- Azúcar para rebozar



PREPARACIÓN:

Disponemos en el bol del robot de cocina el azúcar.

Sobre ella, ponemos la ralladura del limón y la lima, que previamente habremos lavado.

Es momento entonces de añadir el aceite de girasol.

Y tras éste, la leche que debe ser entera.

Añadimos el último elemento líquido: el anís.
Es lo que más sabor le aportará, asi que añadimos dependiendo de lo que nos guste. A mi no es un sabor que me agrade especialmente, así que para la cantidad de masa que vamos a hacer, con 25 ml es más que suficiente.

Añadimos los huevos.

Y comenzamos a batir en el robot de cocina con la varilla mezcladora para que todos los ingredientes se integren.

Cuando esté bien batido, agregamos la levadura.

Y después, poco a poco, vamos añadiendo la harina.

 Amasamos todo junto hasta conseguir una masa manejable.
Una vez tenga la consistencia que buscamos, dejamos reposar en un sitio sin corrientes, tapado con un paño limpio durante 1 hora como mínimo, cuanto más reposemos la masa, más esponjosas quedarán las rosquillas.

Entonces disponemos la masa en una superficie enharinada

Cogemos pequeñas porciones y con las palmas de la mano, frotándolas hacia delante y atrás extendemos nuestra masa dándole forma de churro.

Cortamos éste churro en varios pequeños, que nos den para darle la vuelta alrededor de nuestros dedos.
Es importante no hacer éstos agujeros con un trozo de masa muy pequeño, ya que inmediatamente después de soltarlo, la masa tiende a juntarse, y en la fritura, al crecer, no nos quedará un agujero, por lo que serán bolas en vez de rosquillas.

En cuanto las vayamos teniendo, freímos nuestras rosquillas en una sartén con aceite de girasol muy caliente.

Tras dos minutos de fritura por un lado, le damos la vuelta para que se hagan hacia el otro.

Y dejamos unos dos minutos también por este lado, hasta que tengan éste mismo color dorado.

Entonces, sacamos hacia un recipiente con papel absorbente que atrape la mayor cantidad de grasa posible.

Repetimos el proceso hasta acabar con toda la masa.

Como veis, tras la fritura las rosquillas crecen formando una costra crujiente y quedando muy ligeras y a la vez pastosas por dentro.

 Entonces, vamos pasando las rosquillas por azúcar.

Para que queden bien rebozadas.

En mi caso, al ser para regalo, metemos nuestras rosquillas en un recipiente hermético, en el que podrán permanecer  durante una semana sin que se note ningún cambio en ellas.

Éste es el resultado final de nuestras rosquillas de anís fritas.

Para merienda o como dulce de sobremesa... En cuanto te despistes no quedará ni una.



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas, y la preparas, sube una foto a las redes sociales para poder ver lo bien que te ha quedado.
Etiquétame en Facebook, Twitter, Google + , Pinterest, o Instagram, bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo.

2 comentarios:

  1. Es uno de los dulce que más me gustan, te han quedado de lujo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gustan mucho, mañana las tengo para desayunar... :)
      Besos

      Eliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-